Mítica camiseta de Diego Armando Maradona fue vendida por casi 9,3 millones de dólares, un récord absoluto

Se desconoce en manos de quien irá a parar una de las prendas más codiciadas en el historia del futbol mundial. Aparentemente, la que fue la camisola del astro argentino estará guardada en un país de Medio Oriente.

Publicado el

Diego Maradona pasará doblemente a la historia. Ya lo hizo aquel 22 de junio de 1986 cuando marcó los dos legendarios goles a Inglaterra en cuartos de final del Mundial de México, y ahora por los casi 9,3 millones de dólares pagados en una subasta por la camiseta que llevó aquel día. Un récord absoluto.

“Esta histórica camiseta es un recordatorio tangible del importante momento no solo para la historia del deporte, sino para la historia del siglo XX”, recuerda Sotheby’s, al anunciar que el mejor oferente, que según fuentes argentinas procedería de Oriente Medio, pagó 7.142.500 millones de libras, el equivalente a 9.284.536 millones de dólares.

Desde el pasado 20 de abril, cuando se abrió la venta en internet, la casa de remates, que exhibió en sus locales de Londres esta camiseta, se ha visto “inundada” por la excitación y el entusiasmo de “fans del deporte y coleccionistas”.

Hasta pocos minutos antes del cierre de la venta, este miércoles solo se había recibido una oferta de 4 millones de libras, unos 5,2 millones de dólares, pero en los últimos minutos se desató la locura por la camisola del entonces capitán de la selección argentina en aquel encuentro histórico, con el telón de fondo de revancha por la derrota sufrida por Argentina en la Guerra de las Malvinas ante Gran Bretaña en 1982.

Por el momento se desconoce el nombre del comprador de la “camiseta más codiciada que haya salido a subasta, y ahora ostenta el récord de objetos de este tipo”, según Sotheby’s.

¿LA CAMISOLA ORIGINAL? 

La venta ha tenido un regusto polémico, pues una parte de la familia de la leyenda del futbol argentino, fallecido el 25 de noviembre de 2020 a los 60 años, aseguró, pese a las garantías repetidas de Sotheby’s, que la camiseta rematada no era la que llevaba el capitán cuando pasó a la historia con sus dos goles, sino la que usó en el primer tiempo.
La camiseta ha permanecido durante 35 años en manos del centrocampista inglés Steve Hodge, que la intercambió con el astro argentino al término del encuentro, como recordó el propio Maradona en su autobiografía “Tocado por Dios”. El jugador inglés la prestó al museo de Manchester.

Estos cuartos de final en México, lleno de simbolismos cuatro años después de la guerra de las Malvinas entre Inglaterra y Argentina, entraron en la historia y contribuyeron a apuntalar la leyenda controvertida de Maradona. En el minuto 51, justó después de un despeje de Steve Hodge, el capitán argentino marcó con la mano -“La mano de dios” justificó el jugador- pero el gol fue validado por el árbitro.