Raúl González vuelve a vestirse de corto

Raúl González Blanco, ex futbolista del Real Madrid y de la selección española, volvió hoy a vestirse de corto después de anunciar su retirada del fútbol y jugó, junto al holandés Patrick Kluivert, un partido de fútbol con los chicos que participan en la Liga Promises que se disputa en Miami.

Publicado el
Raúl González (izquierda) y el exjugador internacional del F.C. Barcelona, Patrick Kluivert (derecha), en el último día de competición de LaLiga Promises. (Foto Prensa Libre: EFE).
Raúl González (izquierda) y el exjugador internacional del F.C. Barcelona, Patrick Kluivert (derecha), en el último día de competición de LaLiga Promises. (Foto Prensa Libre: EFE).

Vestido con una camiseta roja que recordaba a la de la selección española y con el número siete en la espalda, Raúl formó parte del equipo de la Liga integrado por varios jugadores del torneo que se enfrentaron al combinado “World Team”, que contó con la ayuda de Patrik Kluivert.

Raúl volvió sentir el olor del césped bajo sus botas y disfrutó de una experiencia en la que fue uno de los protagonistas. Junto a su equipo, dirigió a una orquesta bien acompasada que ganó el partido 7-5.

El ex capitán del Real Madrid no marcó ningún gol pero dejó detalles, como su famosa “cuchara”, con la que deleitó al público presente en los campos de fútbol de Miami.

Al final, sus chicos se llevaron la victoria justo antes del inicio de la gran final que enfrenta a Barcelona y Valencia. Raúl volvió a calzarse unas botas de fútbol desde que el pasado 15 de noviembre jugase su último encuentro con el New York Cosmos, que aquel día ganó la final de la North American Soccer League (NASL) al Ottawa Fury.

Barcelona, campeón de la Liga Promises

El FC Barcelona conquistó este martes la XX edición de la Liga Promises de categoría sub-12 que se disputa en Miami tras remontar en la final al actual campeón, el Valencia, que llegaba al partido decisivo invicto y sin encajar ningún gol.

Los levantinos se adelantaron a los 24 segundos de partido por mediación de Cristian Valera, autor de los tres tantos de su equipo, aunque el Barcelona logró igualar el choque dos minutos después gracias a Mamadou.

Poco antes del descanso, el Valencia volvió a tomar la delantera en el marcador y a medio minuto del final de la primera parte Pol Serrat empataba de nuevo la final con un golazo.

En el segundo periodo, un doblete de Kourouma decantó la final del lado catalán y, aunque Cristian Valera puso emoción con su tercer gol en el minuto 34, el Valencia ya no pudo igualar el partido y cedió su trono al FC Barcelona.

En las semifinales del torneo de Miami, el equipo levantino había eliminado al Sevilla  (1-0) mientras que los azulgranas se deshicieron del Villarreal por 0-2.