Un emotivo abrazo en el reencuentro de Lionel Messi y Ronaldinho antes del partido del PSG contra Leipzig

Fue un abrazo sincero. Ronaldinho estaba como invitado en el Parque de los Príncipes. Vio a Leo Messi antes de que iniciara el juego contra el Leipzig y de inmediato ambos se buscaron para saludarse. Les salió un abrazo sincero a las dos leyendas del Barcelona, del futbol mundial.

Publicado el
Ronaldinho y Leo Messi se reencontraron. Esta vez fue en el Parque de los Príncipes durante el juego del PSG ante el Leipzig. Ambos jugaron en el Barcelona entre 2005 y 2008. Foto captura de pantalla.
Ronaldinho y Leo Messi se reencontraron. Esta vez fue en el Parque de los Príncipes durante el juego del PSG ante el Leipzig. Ambos jugaron en el Barcelona entre 2005 y 2008. Foto captura de pantalla.

El juego no pudo empezar de mejor forma para el argentino. En frente de él tenía al brasileño que le heredó el 10 en el Barcelona, y con quien empezó su camino exitoso en el futbol mundial.

Ronaldinho Gaucho fue invitado por el Paris Saint-Germain para estar en el palco y observar el juego ante el Leipzig. Al final, el reencuentro no solo tuvo un emotivo abrazo, sino que terminó con un dramático resultado de 3-2 que fue liderado por Leo Messi y Kylian Mbappé.

La Pulga marcó dos tantos, uno de penal al estilo Panenka, y el otro después de aprovechar un contragolpe que propició Mbappé que había ganado un balón perdido del rival.

“Un invitado de honor, un artista, un genio del fútbol. Nuestra leyenda, Ronaldinho, estará presente mañana en el Parques de los Príncipes durante el partido con el RB Leipzig”, escribió el PSG para anunciar la presencia del exfutbolista.

La invitación del PSG a Ronaldinho habría causado cierta polémica en Barcelona porque él trabaja de embajador para el cuadro ‘culé’, donde además cobra un sueldo fijo.

Su accionar lo ha llevado a ser criticado en más de una ocasión, como cuando felicitó a Messi por su partida de la institución.

El PSG fue el primer equipo del brasileño en su paso por el futbol europeo. Después de su debut en Gremio, arribó al cuadro parisino entre 2001 y 2003, cuando fue transferido al Barcelona.

El campeón del Mundo en el 2002 no pasó desapercibido por París de todas formas. Allí convirtió 17 goles en 55 partidos y brindó 15 asistencias.

No fue campeón ni batió récords, pero muchos de sus tantos fueron pinceladas de magia con sus característicos cambios de ritmo, gambetas, bicicletas y mucho más.

Al ver el caluroso abrazo trajo recuerdos de cuando el brasileño terminaba su ciclo en el Barcelona y Messi lo comenzaba. Pero mucho más porque Ronaldinho fue quien le dio la asistencia para su primer gol en la Liga ante el Albacete aquel 1 de mayo de 2005.