Árbitros fueron retenidos por aficionados de Ipala después del empate 1-1 contra Agua Blanca

Un nuevo capitulo negro en el futbol nacional se escribió este domingo al finalizar el partido entre Ipala y Agua Blanca en la Segunda División, la tripleta arbitral fue retenida por aficionados del equipo de Ipala denunciaron varias fuentes a Prensa Libre.

Esta es la tripleta arbitral del partido entre CSD Ipala y Agua Blanca. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla)
Esta es la tripleta arbitral del partido entre CSD Ipala y Agua Blanca. (Foto Prensa Libre: Captura de pantalla)

Según uno de los relatos “siempre que han ido allí los árbitros han sido amenazados y les han pegado”, además, les hacen “grabar audios y videos en donde supuestamente venden los partidos”.

“Los mismos directivos los agarran, les quiebran sus teléfonos. Es la forma en la que ellos justifican su agresión”, prosigue el relato de una de las fuentes cercanas a los hechos.

Los árbitros afectados son el central Édgar Alonso de Salamá, Luis Ramírez de Zacapa y Wálter Nájera, quienes estuvieron retenidos hasta las siete de la noche.

Fuerzas policiales de la cabecera departamental de Chiquimula acudieron al lugar para que pudieran salir y los escoltaron.

El encuentro, que corresponde a la quinta jornada de la Segunda División terminó 1-1.

CSD Ipala niega los hechos

 

Por la noche CSD Ipala publicó en su página de facebook una aclaración en donde niega que hayan existido problemas al finalizar el partido contra Agua Blanca.

“El Club Social y Deportivo Ipala, manifiesta que el partido entre nuestro Club y el Deportivo Agua Blanca finalizó sin ningún problema, reconocemos como anfitriones del buen trabajo del rival”.

Además, agregan que “luego de finalizado el encuentro surgieron varios comentarios sobre la tripleta arbitral en donde varias páginas han replicado que se les retuvo y agredió lo cual negamos rotunda y categóricamente“.

Por su parte Jorge Chinchilla de la Policía Nacional Civil, indicó que elementos de la PNC “escoltaron a los árbitros quienes fueron retenidos por un grupo de aficionados del equipo de Ipala”.