Carlos Ruiz: “Disfruté todo mi viaje”

La nostalgia ha comenzado a rondar por la mente del goleador histórico guatemalteco Carlos el Pescado Ruiz, quien ayer anunció su retiro definitivo, después de 23 años de carrera, en la que demostró un talento especial para vencer todas las adversidades.

Un grupo de aficionados le realizó una manta especial a Carlos Ruiz, en su último partido con la Bicolor, el año pasado, en el estadio Doroteo Guamuch Flores (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Un grupo de aficionados le realizó una manta especial a Carlos Ruiz, en su último partido con la Bicolor, el año pasado, en el estadio Doroteo Guamuch Flores (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Hoy lo único que se es que no volveré a ser futbolista profesional, pero para ser sincero; disfuté todo mi viaje”, indicó en su cuenta de Twitter el mejor anotador del mundo en clasificatorias mundialistas (39 goles).

El orgullo de la zona 21 informó anoche de su adiós definitivo de las canchas, en uno de sus predilectos recintos: el StubHub Center de Carson, California, Estados Unidos.

El único guatemalteco que ha disputado una Europa League le puso punto y final a su carrera cuando Los Ángeles Galaxy de la MLS le rendía un homenaje especial por su impecable trayectoria.

El máximo anotador de la Bicolor detuvo su cuenta goleadora en 284 tantos; el último lo consiguió con el FC Dalllas, su último equipo profesional.

Sobresaliente

¡Un día histórico para otro histórico! En plena festividad del 158 aniversario de la Independencia, Carlos Humberto Ruiz Gutiérrez nació en la ciudad capital, y con el transcurrir de los años demostró que por sus venas corría un talento especial que lo convirtió en uno de los mejores futbolistas del país.

Aunque la portería fue la primera en seducirlo en sus prometedores inicios, en los campos de la colonia Bellos Horizontes, zona 21, Ruiz  identificó a tiempo que lo suyo sería ser un auténtico depredador del área.

Su impecable olfato goleador lo llevó  rápido al futbol estadounidense, después de haber exhibido sus excelsas condiciones con Municipal, al que utilizó como su mejor trampolín.

El Galaxy de Los Ángeles fue el club que le abrió las puertas para darse a conocer como legionario, y a base de anotaciones evidenció que fue la mejor contratación que pudo haber hecho  en esa época el equipo angelino.

En su primera temporada, el Pescado anotó  24 veces en la campaña  regular y otras ocho en postemporada. Se erigió como Bota de Oro y gracias a una excelsa anotación suya, en tiempos extras contra Nueva Inglaterra el Galaxy conquistó su primer título en la MLS.

Quince años después, el club de sus amores, como él mismo le denominó, lo citó para que recibiera el cariño de la parcialidad y un sublime pergamino: el de leyenda de los angelinos.

El jugador más valioso del 2002 aceptó feliz  tan encomiable reconocimiento del club con el que militó durante cuatro temporadas y con el que marcó  61 veces.

CR20 disfrutó como la  primera vez su estancia en el StubHub Center, el lugar en el que siempre quiso permanecer.
Sus sonrisas fueron constantes y la afición lo redimió con sonoros aplausos, en medio de algunas y hermosas banderas azul y blanco.

 “Me siento grandioso de volver a estar aquí, junto  a grandes estrellas”, expresó radiante mientras confirmaba su retiro definitivo del balompié.