Édgar Estrada: “No hay mañana para la Selección”

El exseleccionado guatemalteco, Édgar Eladio “el Gato” Estrada asegura que el partido de la Selección Nacional frente a Trinidad y Tobago es clave y que deben ganar, porque no hay otra opción.

Édgar Estrada es uno de los recordados seleccionados nacionales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Édgar Estrada es uno de los recordados seleccionados nacionales. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El exportero fue uno de los jugadores más importantes de la Bicolor durante las clasificatorias a los Mundiales deFrancia 1998 y Japón y Corea 2002, en las que defendió la portería guatemalteca y estuvo cerca de avanzar a la hexagonal final.

De acuerdo al exportero, el juego en Puerto España será muy complicado y los jugadores deben llegar preparados pues los locales tienen todo a favor, pues con un empate avanzan a la hexagonal final. “Los jugadores deben llegar positivos y buscar el resultado. Deben cuidarse del clima, de la afición y de todo lo que rodea”, aseguró.

Estrada es recordado por sus atajadas, liderazgo y su buena disposición táctica. El portero, nacido en la ciudad capital, se formó en las filas de Aurora FC desde 1987, equipo con el que logró un título en 1993, en ese entonces dirigido por el estratega guatemalteco Jorge “el Grillo” Roldán.

Luego de su buen desempeño con “los tigres”, Estrada fue fichado por Comunicaciones, plantel con el que estuvo de 1995 al 2001. Ese mismo año se va al equipo rival de los cremas, Municipal hasta el 2002. Un año después regresa a los albos, plantel con el que ganó cinco títulos, de ellos, cuatro consecutivos de liga, además de los dos vestido de rojo y los 11 galardones de Menos Vencido. 

| QUÉ LE DEPARA A LA SELECCIÓN |
El juego contra Trinidad y Tobago está cerca y la Selección Nacional debe darlo todo. Hoy Édgar "el Gato" Estrada analizará el juego eliminatorio. ¿Usted qué opina?

Posted by Tododeportes on lunes, 29 de agosto de 2016

Estrada se retiró en el 2008 con el deportivo Petapa y fue parte del cuerpo técnico de la Universidad de San Carlos, del estratega argentino Horacio Cordero.

Con la Bicolor jugó 80 partidos oficiales y permitió 25 en 20 encuentros de clasificación mundialista. De 1998 al 2002, con ella disputó tres copas Uncaf.
 
Su retiro con la Azul y Blanco se dio en el 31 de enero del 2003, que en ese entonces el entrenador era el uruguayo Julio César “el Pocho” Cortés.