El nuevo estadio del Ejército será de primer nivel

El nuevo estadio del Ejército tendrá una nueva imagen, a partir del 2020, cuando la empresa Futeca construya el escenario de primer nivel para unos 12 mil asistentes.

El estadio del Ejército, declarado  no apto para realizar actividades, entre ellas las deportivas, por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), por tener una mala estructura con deficiencia para  las cargas de ocupación y mala señalización de rutas de evacuación, entre otras,  podría sufrir un cambio total, si la empresa Futeca construye un nuevo escenario.

El 22 de enero de este año, Futeca firmó el primero de dos contratos con el Instituto de Previsión Militar (IPM), por un arrendamiento de 52 años —dos años para hacer planos  y 50 para construir y usar el estadio y el centro comercial—.
 
El proyecto que costará US$100 millones, contempla cambiar la cancha de posición, techarlo,  gramilla sintética, así como una plaza comercial y un pequeño hotel de  unas 40 habitaciones. El terreno aledaño sería un centro comercial.


Sin embargo, el arrendamiento se encuentra en análisis por el traslado de los terrenos del Ministerio de la Defensa al IPM, en el 2012, según la Contraloría General de Cuentas.

De llegar a realizarse, el nuevo estadio del Ejército cumpliría con las exigencias de la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa), pues sería de primer nivel.

Javier Arzú, gerente de Futeca aseguró que todo se hizo correctamente, al presentar la mejor oferta frente a otras dos empresas interesadas.

Uno de los compromisos, según Arzú,   es que el estadio seguirá siendo la sede oficial del club Aurora FC,  y  mientras se realice la construcción podrán utilizar las canchas de Futeca Cayalá —juegos y entrenamientos—, así como otras instalaciones de los gimnasios y las academias deportivas.

Además indicó que el club de tenis será trasladado a otros terrenos, aún por determinarse.

“Hemos sido un grupo que apoya el deporte. No existió una buena comunicación con el club de tenis, pero ellos pueden estar seguros que tendrán en donde jugar”, explicó Arzú.

Desde enero, el IPM ha percibido US$10 mil mesuales por alquiler. En el 2017 la cuota subirá a US$21 mil y a partir del 2018 esta alcanzaría los US$35 mil, durante 50 años.

La construcción, que comenzaría en el 2018, estará a cargo de la empresa HKS que ha diseñado  ATT en Dallas, el nuevo estadio US Bank para los Vikingos de Minnesota y el proceso de diseño del nuevo escenario de NFL en Los Ángeles.

“Queremos hacer realidad nuestro lema, el  ‘ir a vivir la experiencia’, para tener un estadio de primer nivel”, aseguró Arzú.