Los errores de Iván Franco Sopegno

El  argentino comienza a perder el encanto que lo llevó a convertirse en el técnico más exitoso de Comunicaciones, al conquistar cinco campeonatos. 

El técnico Iván Franco Sopegno ha realizado variantes en su escuadra y que están afectando al plantel, pese a que marcha en la segunda casilla del torneo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El técnico Iván Franco Sopegno ha realizado variantes en su escuadra y que están afectando al plantel, pese a que marcha en la segunda casilla del torneo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El rosarino, pese a tener en el segundo puesto a los cremas, ha puesto en evidencia sus fallos generando,  incluso, roces con los líderes del camerino.

Diálogo con su dirigencia

El estratega le ha dado demasiado protagonismo al también técnico Julio González, quien funge como director deportivo de Comunicaciones. Tal y como pasó en la Selección Nacional, a Sopegno le impusieron la presencia de González  para controlar todos sus movimientos.

Conformación del plantel

Sopegno falló en la confección de su equipo al contratar a jugadores irregulares en puestos claves y dejar ir a los que lo hacían bien. Javier Irazún no ha sido más que Juan Paredes ni Matías Giammalva que Joel Benítez. Gerson Tinoco tampoco ha pesado como lo hizo Agustín Herrera.

Camerino roto

Desde que decidió abandonar a la Bicolor, en diciembre del año pasado, los jugadores que manejan el camerino crema le dieron la espalda al rosarino. La salida del portero y capitán Juan José Paredes, así como el intento de rescindir el contrato de Jairo Arreola desgastaron al equipo.

Olvidó su esencia

El técnico olvidó  por completo la estirpe que lo dio a conocer en el futbol, que era  promover futbolistas talentosos de la cantera al equipo mayor —Jorge Aparicio, Kendel Herrarte y Carlos Mejía—. El torneo pasado solo sacó a Stheven Robles y en este a Richard Rodríguez.

Pelearse con el referente Contreras

Aunque  quiera ocultarlo, José Contreras fue el primer futbolista albo que le declaró cara a cara la guerra. El técnico ha intentado justificar las ausencias del capitán en los dos últimos juegos. Contra Mictlán dijo que fue por “rotación” y  con Suchitepéquez por no estar en “niveles óptimos”.

Modelo de juego predecible

El timonel sudamericano ya no sorprende a ninguno con sus monótonos planteamientos, los cuales necesitan  nuevas variantes para comenzar a dar mejores resultados. Su línea de tres defensores, acompañada de cinco mediocampistas y los dos delanteros es conocida por todos los rivales