Los pecados de Fabricio Benítez con Cobán Imperial ¿Terminó la era de la ‘Chapa’?

El entrenador guatemalteco Fabricio Benítez perdió por cuarta vez consecutiva la gran oportunidad de llegar a la gran final y dejó con un mal sabor de boca a los más de nueve mil aficionados que abarrotaron el estadio Verapaz.

El entrenador Fabricio Benítez luce desconsolado tras la eliminación de su equipo Cobán Imperial. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)
El entrenador Fabricio Benítez luce desconsolado tras la eliminación de su equipo Cobán Imperial. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Clasificar a la fase final cada torneo no es algo que muchos equipos puedan sentirse orgullosos, los que más lo hacían cuando tenían el control del futbol guatemalteco era Municipal y Comunicaciones, ahora han fallado en la última década, pero para Cobán Imperial ya se ha hecho costumbre, aunque sus finales han sido trágicos.

El entrenador guatemalteco Fabricio ‘la Chapa’ Benítez ha comentido muchos errores en su gestión que se han plasmado en el estilo de juego de su equipo y se han visto reflejados en el marcador. La eliminación la noche del domingo en el estadio Verapaz con todo a su favor es una muestra de que quizá su ciclo llegó a su fin y que la directiva cobanera deberá analizar mejor el futuro del plantel, que volvió a quedarse en las puertas y continuará con la sequía de 15 años sin coronarse.

Estos son algunos de los pecados de Fabricio Benítez que llevaron al equipo cobanero a la eliminación.

1.  La portería

Desde el torneo anterior Benítez ha tenido inconvenientes con sus porteros. Su distanciamiento con el ahora guardameta de Xelajú MC, Álvaro García, hizo que probara y que necesitara del uruguayo en la serie frente a Malacateco (acceso a semis) para salir adelante. Lo consiguió, pero frente a Guastatoya quedaron eliminados en una serie muy cerrada. La historia de Iván Pacheco y Luis Tatuaca fue una pesadilla en el Clausura 2019, para ambos jugadores, los alternaban de acuerdo al error, aunque al final apostó más por Pachecho, quien cometió varios errores durante todo el campeonato y terminó destruyendo la clasificación a la final con la jugada que significó el gol de Malacatán y la eliminación.

El portero Iván Pacheco falló de nuevo en el peor momento del torneo.

2. Sus cuatro semifinales fallidas

Dos contra Guastatoya (fueron bicampeones), una contra Antigua GFC (ganaron su tercer título) y ahora frente a Malacateco, son series que no ha podido descifrar el técnico Benítez. En el Apertura 2017 la serie terminó 1-1 ante los panzaverde, pero por haber terminado en la quinta posición quedaron eliminados. Los dos siguientes campeonatos contra los pechoamarillos, un gol de Omar Domínguez Palafox en el juego de ida definió el Clausura 2018, y en el Apertura 2018, la serie finalizó sin goles, y por terminar quintos, también quedaron fuera. ‘La Chapa’ en estos cuatro juegos de local solo ha ganado uno y no ha podido plantear los partidos para lograr el pase a la tan deseada final.

Benítez nunca supo descifrar contra Guastatoya las dos semifinales en el 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

3. El camerino

Dicen que para tener un buen equipo una de las cosas más importantes es tener bien el camerino, algo que quedó reflejado en el juego frente a ‘los Toros’ que no está bien. El conflicto entre el lateral Ángel Cabrera y el delantero brasileño Janderson Pereira explotó en el peor momento de la temporada, en el juego que se definía el pase a la final. Ambos jugadores nunca despertaron en el partido y perjudicaron al equipo. El distanciamiento del técnico con varios jugadores también fue fatal, como el haber dejado en la banca a Jonathan Charquero, quien era uno de los futbolistas que más desgastaba al rival, el incómodo, al que expuso en el duelo decisivo.

El conflicto entre Ángel Cabrera y Janderson Pereira explotó durante el partido decisivo del torneo. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

4. Aferrado a sus ideas

‘La Chapa’ Benítez es sin duda un técnico aferrado a sus ideas y le cuesta cambiar aunque todo lo tenga cuesta arriba. En el juego frente a Malacateco apostó por el lesionado Eduardo Soto y en cuatro minutos ya había “desperdiciado” un cambio. Ingresó a Byron Leal, quien nunca dio la talla. Ha apostado por Víctor Guay, uno de sus jugadores, pero no marca diferencia, su futbol es inconstante y ha pesado en los encuentros decisivos. A Benítez le cuesta replantear los partidos, con el marcador en contra no sabe qué hacer y por ello ha dejado escapar grandes oportunidades como lo hizo frente a Malacateco.

Cobán Imperial volvió a fallar en casa y dejó escapar quizá la mejor oportunidad de pelear por el título. Ahora deberá pensar la directiva qué pasará con el plantel para la temporada Apertura 2019 y Clausura 2020.

Contenido relacionado

> Manuel Sosa, la gran figura inesperada en el estadio Verapaz

> Aficionados de Cobán Imperial muestran su fidelidad

> Fabricio Benítez agradece a Dios por el título de Copa y le apunta a la Liga Nacional

2

Coralia Funes Hace 1 año

Yo creo que haya sido Benitez, mas creo que los jugadores no mentalizaron, pensaron que con el 2 a 2 ya estaba resuelta la serie y no la completaron en su cancha. Un entrenador puede dar indicaciones, tácticas, etc, pero no puede jugar dentro de la cancha, son los jugadores que tienen realizar lo indicado

Ronaldo Cuxum Hace 1 año

Entre tantas cosas…pero es la verdad…a veces duele pero de eso se aprende.