Rafael Salguero recibió más de US$4 millones de la Fifa en seis años antes del FifaGate

El exdirigente deportivo guatemalteco Rafael Salguero era uno de los consentidos para la Fifa en su época de integrante del Comité Ejecutivo. En los últimos años previos al FifaGate recibió en sueldos y viáticos más de US$4 millones.

El dirigente guatemalteco Rafael Salguero mantenía una buena relación con el expresidente de la Fifa, Joseph Blatter. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El dirigente guatemalteco Rafael Salguero mantenía una buena relación con el expresidente de la Fifa, Joseph Blatter. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ser miembro del Comité Ejecutivo de la Fifa es el objetivo de muchos dirigentes deportivos que se acercan al futbol para poder estar cerca de los poderosos del deporte más importante. El guatemalteco Rafael Salguero lo logró después de mucho trabajo administrativo.

Su amistad con el expresidente, el suizo Joseph Blatter le permitió ser de la cúpula de esa organización poderosa que sufrió con el conocido FifaGate que descubrió como altos directivos de todo el mundo aprovechaban de su poder para recibir sobornos a cambio de votos para la elección de sedes de los últimos mundiales, así como para negociar los contratos de derechos televisivos.

El documento publicado el lunes por el fiscal federal de Brooklyn afirma que dos entonces dirigentes de la Fifa, el trinitense Jack Warner y el guatemalteco Rafael Salguero, habrían sido sobornados para favorecer la candidatura rusa, según la fiscalía de Brooklyn a cambio de importantes cantidades de dinero, en la elección que tuvo lugar a finales de 2010 para designar el país anfitrión de la Copa del Mundo del 2018.

De acuerdo a la investigación del periodista Ken Bensinger, reportero de Buzz Feed News y autor del libro ‘Tarjeta Roja’, Fifa le pagó a Rafael Salguero US$96 mil 361 por asistir al Mundial de Sudáfrica 2010 y los últimos seis años (antes del FifaGate en el 2015),  el exdirigente guatemalteco recibió $4 millones 147 mil 690, en viáticos y sueldo, por sus distintas presencias en mundiales y reuniones de las diferentes categorías a nivel mundial.

“Mientras representaba a la Concacaf en el Comité Ejecutivo de la Fifa, Salguero negociaba cientos de miles de dólares en sobornos y además generó ganancias ilícitas de US$40 mil  vendiendo entradas a los mundiales 2006, 2010 y 2014”, señala Bensinger en su investigación.

Ambos exdirigentes, ya condenados en otros casos relacionados con sus actividades en el futbol, fueron suspendidos por la Fifa en el 2015. Warner se refugia en Trinidad y Tobago, donde escapa a las acciones penales de la justicia estadounidense, que le ha juzgado ya en el plano civil, mientras que Salguero se libró de la cárcel por su “ayuda sustancial” al gobierno estadounidense que develó el escándalo FifaGate.

La fiscalía, encargada de la primera oleada de investigación del caso conocido como FifaGate, que desde el 2015 aborda las redes de corrupción en el seno de la gran organización del futbol mundial, no había mencionado hasta ahora directamente a Rusia.

Es también la primera vez que la justicia de un país afirma que las votaciones que designaron a Rusia y Qatar para albergar los Mundiales de 2018 y 2022, que tuvieron lugar a la vez, estuvieron acompañadas de irregularidades.