Wálter Claverí: “No es la forma que un torneo jugado a la mitad dictamine descensos”

Las preocupaciones no desaparecen del pensamiento del estratega Wálter Enrique Claverí, quien se ha refugiado en su casa mientras se controla la pandemia del covid-19 en el país y se logra reactivar el futbol.

El entrenador guatemalteco Wálter Claverí dice que los dejen pelear por la permanencia. (Foto Prensa Libre: Luis López)
El entrenador guatemalteco Wálter Claverí dice que los dejen pelear por la permanencia. (Foto Prensa Libre: Luis López)

“Estoy preocupado”, son las primeras palabras de Claverí. “Si no se reanuda el futbol, será un gran problema para todos los que trabajamos en él”, dice con un tono de nostalgia y malestar.

Y no es para menos para el entrenador de Mixco, uno de los dos equipos de la Liga Nacional que parecen estar condenados a descender si no se vuelve a jugar el Clausura 2020, ya que la Federación Nacional de Futbol (Fedefut) puso como fecha límite el 23 de mayo; de lo contrario, bajarán sin opción a pelear los 27 puntos que quedaban pendientes de disputar.

“No es la forma que en un torneo jugado a la mitad se dictamine los descensos”, comenta. “Es injusto, pero estamos en un país sin derechos, aunque el futbol es un deporte, pero en cuanto a la justicia no se tiene”, lamenta.

Claverí dice que pueden haber formas de definir el descenso y el ascenso. Una de sus soluciones son series directas para pelear por el lugar en la Liga Nacional.

“Tampoco los de la primera tienen el derecho de ascender solo porque ganaron medio torneo”, consideró el entrenador guatemalteco.

Los equipos que podrían ocupar el lugar de Mixco y Siquinalá, si el torneo no se reanuda son Achuapa y Marquense, campeón y subcampeón del Apertura 2019.

“A dedo”

Claverí considera que las decisiones de la Fedefut no son las más correctas pues no toman en cuenta que todavía hay números en juego que podrían salvar a los mixqueños.

“Lo están haciendo a dedo, señalando nada más. Matemáticamente hay un montón de posibilidades de pelear. Por lo menos si se va a descender, que se haga peleando y no de esa manera”, indica.

“Pienso que es más una actitud mafiosa que una actitud correcta. No es lo más justo ni lo correcto”, lamentó el entrenador, quien considera que siempre hay otros intereses y que en la “Federación siempre hacen magia”, y que en este momento el perjudicado es Mixco.

“Lamentablemente las amistades y todo ese tipo de cosas influyen… ‘ascenderlos y ya estuvo, quién va a reclamar’”, dice.

Otra de las preocupaciones de Claverí es que no todos los futbolistas se cuidan como profesionales y que eso, al momento de volver, les perjudicará.

“A los jugadores se les dio un programa para que lo trabajaran para tres semanas. Cada uno trata de mantenerse, pero hay jóvenes que no hacen nada, aunque le digan a uno que sí. No todos son profesionales”, lamenta Claverí, quien dice que él en el futbol seguirá “mientras pueda”.