Aumenta uso de tarjeta de crédito

El uso de la tarjeta de crédito muestra, según las estadísticas de la Superintendencia de Bancos (SIB), un importante repunte en su utilización, mientras las solicitudes de créditos tradicionales registran disminución.

Los datos refieren que el consumo por tarjetas de crédito, a febrero del 2014, llegó a Q7 mil 568.3 millones, cantidad que representa 21% más que los Q6 mil 240.7 millones reportados al mismo período del 2013.

Contrario a este comportamiento, los créditos tradicionales solicitados para la compra de artículos para el hogar muestran una caída del 3%, y el saldo pasó de Q2 mil 978.5 millones hasta Q2 mil 890.9 millones.

En el caso de los créditos también tradicionales, pero destinados para prendas de uso personal, la leve caída es del 0.20% y el saldo se mantiene sobre los Q937.8 millones.

Motivo

“Las ofertas de los emisores de las tarjetas de crédito generan mucha mayor facilidad porque no tienen que pasar por un trámite por compra, como actualmente se hace para un crédito tradicional”, explica Olga Camey, docente del curso de Comportamiento del Consumidor, del Departamento de Mercadotecnia de la Universidad Rafael Landívar (URL).

La facilidad de compra, sumado a la reducción de trámites, genera una mayor confianza del cliente a la hora de adquirir un artículo, dijo Camey.

En la actualidad, un usuario de tarjeta de crédito puede comprar cualquier producto para el hogar o vestuario y dividirlo hasta por 18 pagos conocidos frecuentemente como visacuotas, sin intereses adicionales al monto pactado.

Casos

La SIB registra que el número de créditos mediante el uso de tarjetas de crédito sumó a febrero de este año 890 mil 816, comparado con los 783 mil 239 del mismo período del año pasado, lo que significa un crecimiento del 13.7%.

Mientras los créditos de artículos para el hogar, solicitados a través de la banca, muestran una caída del 7.6%, y el último reporte a febrero es de 240 mil 639 solicitudes.

Los créditos de prendas para uso personal también cayeron 7.60% y sumaron 39 mil 948 casos hasta el más reciente reporte.

La morosidad en el caso de las tarjetas de crédito es del 3.93%, mientras que en los créditos tradicionales oscila entre 1.23% y 1.53%, según los datos de la SIB.

Violeta Hernández, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), advirtió de que un incremento de deudas para el consumo resulta riesgoso porque puede que no sea sostenible.

Según estudios de Asíes, ocho de cada 10 hogares del país están en una situación de sobreconsumo; es decir que consume más de lo que recibe.

La falta de dinero en efectivo obliga a muchos a recurrir a una deuda y la recomendación es organizar un presupuesto, agregó Hernández.

Para vehículos

El reporte de la SIB, actualizado a febrero del 2014, revela que hay 92 mil 42 casos de créditos tramitados en bancos  para obtener vehículos.

El saldo total de la deuda suma Q2 mil 969 millones.

Ese tipo de trámites creció  un 10% el último año.

890 mil  816 créditos se otorgaron a febrero con tarjetas.

21 Por ciento aumentó el saldo por uso de tarjeta.