Las exigencias del Banco Mundial para dar crédito a Guatemala

Reestructurar la SAT, aprobar la ley del secreto bancario y aplicar medidas para la reducción de la desnutrición son las exigencias de la misión del Banco Mundial (BM) que evalúa la cartera de préstamos para Guatemala por un monto de US$752 millones —Q5 mil 752 millones—.

La seguridad institucional de la SAT fue readaptada ayer luego que vencieron los contratos con compañías privadas que prestan los servicios a la institución el pasado lunes.
La seguridad institucional de la SAT fue readaptada ayer luego que vencieron los contratos con compañías privadas que prestan los servicios a la institución el pasado lunes.

La misión, que comenzó el lunes una visita al país, estableció nuevas condiciones para hacer los desembolsos, luego que se revelara un nuevo escándalo de corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), por parte de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público, el pasado viernes.

“Existe preocupación por lo que está sucediendo en la SAT, por lo que fue una petición obligatoria de la misión”, refirió ayer Jairo Flores, presidente de la Comisión de Finanzas del Congreso.

El parlamentario indicó que los delegados mostraron la intención de hacer un desembolso de US$400 millones —Q3 mil millones— para apoyo presupuestario en octubre próximo, si se avanza en esos requerimientos.

“Ellos (BM) están mostrando flexibilidad, pero enfatizan sobre avances puntuales”, aseguró.

Más requerimientos

Flores indicó que otra petición es que se libere el secreto bancario por medio de una legislación, para que la SAT pueda tener acceso a información de los contribuyentes y cotejarla con sus reportes al fisco.

El objetivo sería elevar la recaudación tributaria.

Además habría que retomar los programas de asistencia social, luego que la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2014 revelara que la pobreza se incrementó en Guatemala, y ubicó este indicador en 59.3%.

Otras condiciones son el seguimiento del resarcimiento por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy y la aprobación de la ley de microfinanzas.

La misión estuvo dirigida por Manuela Francisco, encargada de préstamos del BM, Alberto Leyton, encargado de asuntos públicos, y Fernando Paredes, representante en funciones para el país.

Gestión

El Ministerio de Finanzas indicó que están en gestión US$752.2 millones y las operaciones siguen en estudio con el BM.

“Los montos y préstamos aún deberán ser pactados como resultado de las misiones”, se informó.

Para apoyo presupuestario serían US$300 millones y para el programa de préstamo de contingente para catástrofes naturales, US$150 millones.

Otros financiamientos irían al Programa de Nutrición y Salud, por US$150 millones, Programa de Apoyo Modernización de la SAT, por US$57.2 millones, apoyo a Economía, por US$50 millones, y al Programa de Infraestructura Urbana, por US$45 millones.