Cero arancel a cambio de más piezas de pollo

Como en toda negociación comercial, nadie pierde. A cambio de eliminar el arancel a la importación de cuadriles de pollo, Guatemala accedió a que Estados Unidos envíe un contingente de piezas de proceso de ese alimento.

Archivado en:

arancel al pollo
Más opciones de compra tendrán los consumidores de pollo, según el acuerdo entre Guatemala y Estados Unidos alcanzado la semana pasada.
Más opciones de compra tendrán los consumidores de pollo, según el acuerdo entre Guatemala y Estados Unidos alcanzado la semana pasada.

Con ese acuerdo, el consumidor guatemalteco tendrá otras opciones en el mercado, ya que podrá comprar cuadriles de pollo semi cocidos, con aderezos, empanizados o con otros ingredientes que se manufacturan en las plantas procesadoras de Estados Unidos.

La negociación fue anunciada el viernes pasado por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR).

“Se abrió un contingente —cuota— de mil toneladas métricas de cuadriles procesados. Fuera de esa cuota se pagará el 12.5% para su internación”, explicó Enrique Lacs, viceministro de Economía.

Lacs informó que este rubro no fue negociado en el tratado de libre comercio que Guatemala y Estados Unidos tienen desde el 2006, pero ante la solicitud de abrir ese mercado, a cambio de la eliminación, el país cedió.

María del Rosario de Falla, presidenta de la Asociación Nacional de Avicultores, aseguró que la industria nacional está preparada para afrontar el ingreso al país de este y otros productos derivados de la carne de pollo.

“En algún momento el comercio se abrirá y las importaciones llegarán a un acceso total”, aseguró.

En el acuerdo, señaló la experta, también se contempló el ingreso de jamones o salchichas procesados en EE. UU.

Procedimiento

Lacs Palomo confirmó que ayer el Ministerio de Economía de El Salvador firmó la eliminación de los aranceles del pollo a Guatemala y que esta semana el expediente será enviado a Honduras, para la ratificación.

La firma de los países signatarios del TLC con EE. UU. es un requisito para que cobre vigencia.

Lacs dijo que luego de obtener todas la firmas el acuerdo deberá publicarse en el Diario de Centro América, y esperan que la decisión se aplique en mayo próximo.

Una vez publicado el documento, la Superintendencia de Administración Tributaria, por medio de la Intendencia de Aduanas, no deberá aplicar aranceles por las importaciones de pollo.

“Lo que se hizo fue una aceleración para eliminar los aranceles acordados en el TLC, y este fue el mecanismo, con el aval de todos los países involucrados”, señaló Lacs.

El final de la desgravación para la libre importación de los cuadriles está programado para el 2023.

En promedio, Guatemala importa entre 60 mil y 70 mil toneladas métricas de cuadriles, y cada año las compras se incrementan en dos dígitos.

Según los análisis del Mineco, en una estructura de costos y volumen importado que hizo en el 2015, la libra de cuadril importado para ese año era de Q1.35, incluido el 12% del IVA.

En el 2014 el costo fue de Q1.75 y en 2013, de Q1.63.

Los cuadriles de EE. UU. son enviados porque los consumidores de ese país prefieren pechuga y alas. Las piezas —partes oscuras— son consideradas como desechos.