CIV ha hecho transferencias por Q826 millones en 2020 (Covial y Caminos, los que más han solicitado)

El Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) ha efectuado 17 readecuaciones presupuestarias en el 2020 a la Dirección Técnica del Presupuesto, por Q826 millones.

La Dirección General de Caminos y Covial han solicitado readecuaciones presupuestarias al Ministerio de Finanzas para construcción y mantenimiento de la red vial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La Dirección General de Caminos y Covial han solicitado readecuaciones presupuestarias al Ministerio de Finanzas para construcción y mantenimiento de la red vial. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las   readecuaciones del gasto son consideradas normales y este año se incrementarán porque las unidades ejecutoras están trabajando con el techo del 2019.

Caminos destaca

De las 17 transferencias autorizadas por el Ministerio de Finanzas al CIV, las principales readecuaciones son para la Dirección General de Caminos (DGC) y Covial.

La última de la DGC se hizo el pasado 1 de octubre, por Q135 millones, y según el director de esa unidad, Fredy Chojolán, su firma fue falsificada para efectuar esa transferencia. Así lo denunció el 26 de este mes, durante una citación en el Congreso.

Los registros señalan que Covial hizo una transferencia por Q63.8 millones, el 30 de septiembre último. La DGC efectuó dos: el 28 de agosto, por Q74.6 millones, y por Q388 millones, el 27 de mayo.  El total de transferencias realizadas por Caminos es de Q597 millones.

Caminos y Covial son las unidades encargadas del diseño, construcción y mantenimiento de la red vial en el país.

Las transferencias corresponden a proyectos que se hicieron el año pasado, o podrían ser obras para este ejercicio, pago parcial, anticipos, pago por avances o pago final del trabajo.

Registros

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, expresó que se siguen los procedimientos con base en los requerimientos de los ministerios.

En este caso particular, el CIV es el que solicita las readecuaciones presupuestarias para el pago en las diferentes unidades ejecutoras.

En el expediente de los Q135 millones aprobados el 1 de octubre, para los cuales supuestamente se falsificó la firma de Chojolán, González Ricci aclaró que se trata de 181 páginas, con las firmas del ministro, viceministro y director de Caminos, en los cuales van detallados los 28 proyectos y hacia dónde se van a destinar esos recursos.

“No forzosamente quiere decir que ya se les pagó, y únicamente se les destina ese espacio presupuestario para los proyectos que vienen detallados dentro del expediente que envió el CIV”, afirmó.

Se intentó obtener la posición del director financiero del CIV, Freddy Giovanni Pinto Méndez, sobre el estatus de esas obras, y en su despacho informaron que respondería en los siguientes días.

Cargando

Auditoría

La Contraloría General de Cuentas (CGC) informó que se emitió un nombramiento con el cual la comisión de auditoría designada   trabaja en Caminos.

“Este nombramiento tiene un alcance que incluye las asignaciones y la ejecución en los programas determinados, y dentro de este alcance se incluyeron estas transferencias o modificaciones presupuestarias, las cuales deben realizarse en base a la Ley Orgánica del Presupuesto y a los requerimientos que determine el Ministerio de Finanzas”, se explicó.

La Contraloría   analiza las transferencias presupuestarias, para lo cual una delegación en la DGC audita el presupuesto de este ejercicio.

También se informó que para hacer las transferencias internas existe un manual de procedimientos.

Aumento

González Ricci confirmó que en lo que va del año se ha dado un incremento en las transferencias presupuestarias, lo cual tiene dos explicaciones.

El funcionario recordó que para el 2020 no se aprobó el plan de gasto y se está trabajando en la estructura presupuestaria con el 2019.

“Se hizo una copia exacta del 2019, pero hay renglones presupuestarios que no necesariamente siguen existiendo o fuentes de financiamiento que puedan haber ejecutado. El problema de no contar con un presupuesto aprobado es que se vuelven comunes las reasignaciones y el camino se tiene que ajustar en los ministerios o unidades ejecutoras”, expuso.

El otro efecto se refiere a la recaudación tributaria por el covid-19 —que experimentó una caída a Q6 mil 900 millones—, pues son los impuestos que financian renglones de presupuesto y que por no haber conseguido la meta no se cuenta con financiamiento y se busca otra fuente de ingreso.

González Ricci citó como ejemplo que, si una fuente de financiamiento de bonos del tesoro para un ministerio no se ejecuta, se solicita a Finanzas el traslado a un rubro distinto en otra cartera que tenía otra fuente ingresos.

Todos los expedientes de readecuaciones deben estar certificados por los ministerios solicitantes, para que el destino de los recursos se tenga claro. La ejecución corresponde a cada dependencia.

Rubros que más solicitan

Fondos para cumplimiento de compromisos salariales y otros rubros   para atender la emergencia por el covid-19 son las principales solicitudes que recibe el Minfin.

Las solicitudes de readecuación presupuestaria son internas y pretenden cubrir las necesidades de una dependencia con los espacios presupuestarios.

La última que se aprobó fue de Q14 millones, para el CIV, el 26 de octubre, y se solicitó para la autorización de una modificación a fin de financiar el aguinaldo, bono 14, complementos por antigüedad, calidad y bono vacacional para el personal del Insivumeh.