¿Cómo afectarán a Guatemala las tensiones por la guerra comercial y el petróleo?

El Banguat, por medio de su gerente general Oscar Monterroso, expuso su visión sobre cómo interactúa la economía guatemalteca con la coyuntura internacional, sobre todo la Guerra Comercial y los cambios en el precio del petróleo.

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos se han reducido y eso es positivo para la economía global, según Óscar Monterroso Sazo, gerente general del Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos se han reducido y eso es positivo para la economía global, según Óscar Monterroso Sazo, gerente general del Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La reducción de las tensiones comerciales mundiales entre China y Estados Unidos brinda un mensaje más favorable para el crecimiento economía mundial y que por el momento se descarta que se entre en una fase de recesión global.

Para el caso de Guatemala, se mantiene la expectativa de un crecimiento en el rango de 3.1% a 4.1% con un valor central del 3.6%, que sería mayor al crecimiento potencial de la economía que es de 3.5%, expuso Óscar Monterroso Sazo, gerente general del Banco de Guatemala (Banguat) en el IX Foro Económico Regional que organizó la Escuela Bancaria, adscrita a la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG).

Lea además: Empresas, negocios, industrias y profesionales tienen 3 años más para cumplir normativa ambiental

“Las perspectivas son favorables para el presente año en términos de crecimiento”, afirmó Monterroso. Recalcó que la proyección de crecimiento será mayor al 2.7% que se proyecta para Centroamérica.

Mercado de dólares estable

Monterroso aseguró que hay una cierta mejora con relación a precios de algunos productos, sobre todo agrícolas, como el café y el banano, que es “poco, pero hay”.

Aseguró que se espera un crecimiento en las exportaciones en volumen y valor y se proyecta que en 2019 cierren con un crecimiento del 2%.

Además, que se suscribió la primera fase del acuerdo entre China y Estados Unidos el pasado 15 de enero y eso genera menos tensiones comerciales observadas en el 2019 en el tema del acero y del hierro, por lo que el gerente calificó que se reducen las tensiones.

Por el lado de las remesas familiares, se proyecta una tasa de crecimiento del 11% y el crédito bancario al sector privado con un crecimiento del 6% al 9%, así como un comportamiento del tipo de cambio estable por los flujos.

“La oferta y demanda de dólares en Guatemala fue de US$42 mil millones en 2019 y de eso el Banguat solo participó en US$1 mil 500 millones”, expresó Monterroso. Indicó que el mercado de dólares en Guatemala.

No hay recesión

Monterroso recalcó que se observa un panorama internacional positivo, y dijo que, de acuerdo con informes de organismos financieros internacionales y agencias de calificación, no se está anticipando alguna recesión. Una recesión es cuando la economía registra dos caídas negativas consecutivas en el ciclo económico.

“En este momento, nadie está viendo una recesión. Repito, ningún ente internacional está viendo recesión”, afirmó el gerente y reiteró que tampoco se percibe una tasa negativa del PIB.

Los países que tendrán recesión, según Monterroso, serán Argentina y Nicaragua, pero en el resto del mundo no se verá ese comportamiento negativo.

Los pronósticos del Banguat señalan que el precio del barril de petróleo para este año se mantendrá en el rango de US$65 a US$68, que están dentro del rango. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

¿Qué pasará con el petróleo?

El gerente dijo, que, aunque a principio de año se registraron tensiones en el tema del barril de petróleo –sobre todo en el petróleo de Texas (WTI) de referencia para Guatemala por conflictos geopolíticos–, los escenarios para este año son de US$65 a US$68.

En 2019, el precio promedio de cierre fue de US$57.

“Con la información actual, los precios del petróleo se mantendrán y la oferta y la demanda del crudo se mantiene con un margen de inventarios”, expuso.

Aunque hubo una cuota de reducción marginal en el mercado internacional, provocó un ligero incremento en los pronósticos.

Motores de la economía

En el caso de Guatemala, Monterroso, expuso que los 17 sectores económicos tendrán un crecimiento positivo para 2020, pero destacarán las áreas de comercio, agricultura e industria.

“Todas las actividades productivas van a crecer y en el sector de explotación de minas y canteras estamos observando una mayor demanda de minerales no metálicos que son componentes de materias primas para el sector construcción”, aseguró el gerente.

Sin embargo, esta actividad no tiene un peso significativo en la economía, enfatizó.

Mientras que en el caso de petróleo se mantendrá muy establece con una producción de nueve mil barriles diarios.

El consumo privado en la economía será de 87%, un rubro que se mantiene en parte por las remesas familiares, y la situación migratoria no representa riesgo para la economía, comentó.

Acciones

El jueves 16 de enero se presentó la Política General de Gobierno (PGG) y en el pilar de Economía, Competitividad y Prosperidad, se contemplan acciones para incentivar la inversión, mejorar el clima de negocios y la generación de empleo.

Le puede interesar: Al menos dos de cada 10 guatemaltecos ganan por debajo de sus capacidades, según el INE

El objetivo es que la economía pueda llegar a una tasa de crecimiento del 5% para 2023.

En el pilar económico hay indicadores concretos, mediciones para mejorar la competitividad, facilidad de hacer negocios y lograr con ellos más oportunidades de trabajo, según el marco conceptual.

Contenido relacionado

> “Hacer consensos políticos”: La recomendación del FMI a Alejandro Giammattei

> Así pretende el Triángulo Norte dar golpes financieros al crimen organizado

> Secretaria de CEPAL: “Guatemala tiene todo para crecer con bienestar social”

 

 

 

0