¿Cómo liderar la innovación en la empresa? 7 claves para lograrlo

Emprender la innovación en tu compañía requiere tanto de un líder como de un ambiente adecuado. Aquí te decimos cuáles son sus cualidades.

Existen varias condiciones que tiene que ofrecer la compañía para cumplir con el proceso de innovación. (Foto Prensa Libre: Unsplash)
Existen varias condiciones que tiene que ofrecer la compañía para cumplir con el proceso de innovación. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

Un líder es aquella persona capaz de alinear a una organización hacia el logro de un objetivo, de acuerdo con Antonio Núñez, senior partner especializado en liderazgo de Parangon Partners. Pero ¿cómo conducir un proceso tan complejo como la innovación?

Antonio viaja por el mundo en busca de talento para un cargo que requiere de mucha experiencia pero que no es fácil de encontrar: Chief Innovation Officer, o director general de innovación.

“El tipo de posiciones que ahora estamos atendiendo son posiciones que no existían hace 10 años, entonces es muy difícil que tengas en un nivel senior a un CIO”, aseguró.

Por ello, además de abrirse al mercado global en busca de talento, el cazador de líderes para la innovación en 8 países, entre ellos México, explica cuáles son las características de alguien idóneo para este puesto y las condiciones que tiene que ofrecer la compañía para cumplir con el proceso de innovación:

  1. Alto nivel técnico y con capacidades directivas. Según Núñez, es importante tener ascendencia sobre el equipo a dirigir, por lo que requiere conocimientos especializados en el área de la compañía, así como habilidades directivas. Una capacidad técnica importante sobre todo las posiciones que hacemos son posiciones senior un chef innovación Officer nivel técnico muy alto sobre todo para tener esa ascendencia sobre sus equipos. “Una serie de competencias directivas porque ya no se trata solamente de saber mucho de tecnología o de innovación, sino de dirigir equipos; ser muy bueno trabajando en equipo, los proyectos de innovación son muy transversales y afectan a toda la organización; ser personas muy resilientes, porque la gestión de la adversidad es muy fuerte, hay mucha resistencia al cambio”, comentó.
  2. Valores para trabajar en equipo. Cuestiones fundamentales como el respeto y la tolerancia, pero también nuevos valores que son necesarios en las organizaciones modernas, donde las estructuras son cada vez menos jerárquicas y horizontales. “(Se necesitan) personas que sepan trabajar en equipo, colaboradoras, que sepan priorizar un objetivo global dentro de la organización versus su objetivo personal o departamental”, comentó.
  3. Habilidades de comunicación. Para transmitir clara y eficazmente el objetivo a lograr al todo el equipo. En este rubro es muy importante que desarrolle 3 aptitudes: empatía, capacidad de escucha y de generar confianza. La primera permite conocer tanto a los clientes como a los empleados y decidir a su favor y con su perspectiva; la segunda ayuda a poner en el centro de los objetivos al cliente y a no decidir en solitario, sino con observaciones del equipo. Y lo tercero facilita la interacción en con un liderazgo menos vertical. “Es capacidad de influencia. Ya no se usa el ‘porque lo mando yo’, cada vez más se trata de influencia”, explicó.

En cuanto a las condiciones que hay que encontrar en la empresa, destacó que en una investigación realizada con 100 CEO de compañías de distintos tamaños y edades, detectaron los siguientes aspectos:

  1. La implicación del líder. Para el 85% de los participantes, el primer ejecutivo tiene  que involucrarse en el proceso.
  2. Tener una cultura corporativa que facilite la innovación, no castigar el error, una cultura que favorezca e incluso premie a sus empleados por innovar. Para ello, sugirió Núñez, se puede incluso instaurar algún mecanismo de reconocimiento público, como una compensación económica, un regalo como un viaje, o una distinción como la idea del mes.
  3. Armar un equipo adecuado para llevar la innovación. Desde el equipo transversal que se encargará del cambio hasta sumar a personas con perfil innovador al resto de la organización.
  4. Tener los procesos internos que faciliten la innovación. Para ello se requiere que la organización no esté dividida, que reciba incentivos por innovar y que reduzca las resistencias al cambio.

“Esa innovación ya de por sí es complicada, es romper el status quo de cómo venimos haciendo las cosas los últimos 15, 20 años, de cómo hemos venido ganando dinero y cómo lo estamos ganando en este momento en pro de tener una visión de futuro; este proyecto tiene que ser sostenible porque como sigamos haciendo las cosas como los últimos 20 años seguramente no vamos a pervivir”, sentenció.

* En alianza con Forbes México y Centroamérica, artículo de Forbes Staff.

Contenido relacionado:

> Bimbo, ¿cómo una empresa de tradición familiar conquista 4 continentes?
> Guatemala y otros países de Centroamérica invierten US$69 millones en proyectos industriales
> De Uber a Tesla, las empresas que valen miles de millones de dólares y registran pérdidas astronómicas

0