Coronavirus: Fábricas de confección de ropa operan al 70% de su capacidad

Siete de cada de diez empresas de confección de vestuario y textil retomaron actividades este jueves luego de haber gestionado los permisos para poder trabajar y cumplir con los protocolos que estableció el Ministerio de Economía (Mineco) por el coronavirus.

Publicado el
Personal del Mineco acudió este jueves a una verificación de una planta de ropa en Mixco y el cumplimiento de las medidas de seguridad industrial, con agentes de la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Personal del Mineco acudió este jueves a una verificación de una planta de ropa en Mixco y el cumplimiento de las medidas de seguridad industrial, con agentes de la Policía Nacional Civil. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Alejandro Ceballos, presidente de comisión de Vestuario y Textil (Vestex), informó que la mayoría de las plantas de confección en el área metropolitana reanudaron sus labores.

La asistencia de los operarios fue del 95% a las fábricas y falto el personal que reside en lugares más lejanos, que, por la restricción del transporte público, no pueden desplazarse a sus centros de trabajo.

Lea además: Coronavirus: Banguat garantiza que el papel moneda no se acabará

“Hay personas que viven en Cuilapa y otros en carretera a El Salvador, pero no lograron llegar a las plantas”, explicó Ceballos y dijo que, en el caso de las fábricas ubicadas en Villa Nueva, la mayoría acudió a sus labores y se normalizó la operación.

Por otro lado, algunas fábricas decidieron cerrar voluntariamente para evitar algún contagio, aunque están las facilidades para poder operar.

Medidas extremas

El presidente de Vestex, declaró que las acciones de cumplimiento y protocolo son estrictas y en algunas fábricas hay presencia de agentes de la Policía Nacional Civil.

“Se les está informando a los operarios qué es un estado de Calamidad y que conozcan en qué consiste el protocolo de seguridad, el uso de los desinfectantes, el uso de las mascarillas y si una persona padece algún síntoma se le ordena reposo en su casa con día de pago para que asista al IGSS para sus exámenes”, señaló el directivo.

Insistí que las medidas son necesarias para evitar el cierre de una fábrica, que tendría consecuencias más negativas, con los controles de temperaturas.

El personal del Mineco informó que verificó las instalaciones de una fábrica en Mixco para el cumplimiento de las normas.

Panorama desalentador

Sobre el giro de negocios y las medidas que adoptó Estados Unidos, Ceballos explicó que a futuro se observa un ambiente poco favorable.

“Algunos clientes anunciaron que los pedidos los estarían pagando a 90 días y eso podría poner en crisis al sector en Guatemala y otros podrían cancelar órdenes ya que cuentan con inventarios”, explicó el empresario.

Reiteró que para los siguientes seis meses el clima de negocios para la industria se percibe complicado en el escenario internacional.

Una de las soluciones es el comercio en internet y los consumidores de Estados Unidos, demandan las prendas por esas plataformas.

Le puede interesar: Caos en los call centers: Las dos razones por las que no pueden dejar de operar

En un escenario optimista es que las ventas de artículos registren una caída del 20%, pero uno pesimista que llegue al 50%.

“Se vienen tiempos difíciles para la economía”, recalcó el exportador.

En 2019 las exportaciones de artículos de vestuario alcanzaron los US$1 mil 400 millones.