Coronavirus: Los riesgos de que los países centroamericanos respondan con bloqueos a la crisis del transporte de carga

Las medidas de restringir el ingreso de vehículos con mercancías hacia Costa Rica ponen en riesgo al comercio regional, el flujo de intercambio de bienes y otros países están implementando medidas reciprocas a transportistas costarricense.

La viceministra de Economía Edith Flores de Molina confirmó que hay un incremento en los costos para el traslado de mercancías hacia Costa Rica por las medidas que se implementaron al resto de países del CA-4. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La viceministra de Economía Edith Flores de Molina confirmó que hay un incremento en los costos para el traslado de mercancías hacia Costa Rica por las medidas que se implementaron al resto de países del CA-4. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Héctor Fajardo, directivo de la Cámara de Transportistas Centroamericano (Catransca), informó que no hay avances para buscar alternativas y solucionar la problemática que está afectando a las empresas de la región en el suministro de materias primas, productos terminados, productos alimenticios, entre otros.

“En la frontera entre Nicaragua y Costa Rica todo sigue igual, los vehículos están varados y los pilotos están decididos en continuar con su paralización”, explicó Fajardo.

Desde el pasado 18 mayo Costa Rica restringió la circulación del transporte de carga centroamericano en su territorio, argumentando la crisis sanitaria del covid-19, medida que fue unilateral y que ha generado una serie de consecuencias negativas, como la paralización del flujo comercial.

Golpe a la integración

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Binacionales de Guatemala (Ascabi), informó que esta situación es algo sin precedente que viola los acuerdos centroamericanos y que pone en riesgo la cadena de suministros.

“La situación pone en riesgo la estabilidad de toda la cadena productiva de Centroamérica por la posición de Costa Rica, que impacta a ellos y al resto de la región”, puntualizó.

Las mercancías que vienen desde Panamá hasta Guatemala y a la inversa, está afectando a varios sectores, “no solo está complicada la situación económica de la región en general este tipo de situaciones lo vienen a agravar más”, indicó el presidente Asocabi.

Los agremiados, según Carrasco reportan efectos en sectores como alimentos, industria manufacturera, y firmas multirregionales que cuentan con operaciones en los países de Centroamérica.

Postura de Guatemala

Por medio de un comunicado de prensa, el Ministerio de Economía (Mineco), manifestó la inviabilidad de las medidas para la entrega de las mercancías que propuso Costa Rica.

Las autoridades costarricenses proponen hacer la descarga de mercancías en depósitos aduaneros, con rutas fiscales controladas, por un período de permanencia de 72 horas, para entregar las cargas, pero que es inviable que se pueda embarcar nuevamente.

“Aunque la propuesta representa un costo adicional para las mercancías centroamericanas, Guatemala ha indicado que acepta temporalmente esas condiciones únicamente para que los transportistas puedan descargar la mercancía y regresen a sus países de origen”, señala el comunicado de prensa.

“Esto no es viable para poder sacar carga de Costa Rica y es un procedimiento que no tienen metodología”, aseveró Fajardo, al aclarar que esta posición solo liberaría los vehículos que están en la frontera, pero en adelante no permitir a los transportistas costarricenses cargar en otros países y probablemente en Guatemala.

Según Fajardo, la balanza comercial favorece más a Costa Rica que a Guatemala, es decir se le compra más de lo que se vende, y hay una fluidez de transporte terrestre de ese país.

Las exportaciones de Guatemala a Costa Rica en 2019 fueron US$428.6 millones y las importaciones US$691.1 millones, y según el directivo de Catransca hay muchas empresas que tienen presencia comercial en ambos países y que mueven grandes volúmenes de carga.

“Para los transportistas costarricenses los mercados más importantes son Guatemala y Panamá y se mueven mucha y si hay reciprocidad no podrían mover carga al país, pero siesper a descargar y por ahí estaría el planteamiento”, afirmó Fajardo.

Indicó que la posición de Honduras fue de medias reciprocas a los transportistas costarricenses, es que decir que otorgan un plazo de 72 horas de permanencia en su territorio.

Las empresas del sector de alimentos, industrias manufactureras y compañías multirregionales que cuentan con operaciones en los países de Centroamérica reportan impactos en sus cadenas de suministros, según directivos de Ascabi. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Prohíben declaración

La situación va más profunda y el Gobierno de Honduras confirmó este miércoles 27 de mayo que no permitirá que transportistas extranjeros con destino a Costa Rica realicen el trámite de Declaración Única Centroamericana de Tránsito (DUCA-T) en territorio nacional, es decir que aplica solo a las mercancías con régimen en tránsito.

La disposición de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras decretó a la Administración Aduanera hondureña que no permita el registro e inicio en Honduras de las DUCA-T, con destino a Costa Rica con códigos de transportistas diferentes al de Honduras (HN).

Por otro lado, instó además al Instituto Nacional de Migración que aplique el principio de correspondencia mutua a Costa Rica y restringa el ingreso de camioneros costarricenses al territorio hondureño, después de que el Gobierno costarricense hiciera lo propio el pasado 18 de mayo.

Intervención urgente

Carrasco dijo que debe haber acercamiento diplomático entre las diferentes autoridades para poder resolver estas diferencias entre los organismos centroamericanos y una intervención a un alto nivel.

Al respecto aseveró que solicitaron una reunión con la Secretaria de Integración Centroamericana (SICA) para atender la urgencia de resolver la problemática.

Ese organismo informó que inició una ruta de negociación y articulación con diferentes sectores para garantizar la fluidez del comercio en Centroamérica, así como salvaguardar la salud de los transportistas y de la ciudadanía; esto a raíz de las medidas impulsadas por cada país para contrarrestar la expansión de covid-19 y su impacto en la región.

El comunicado señala que los Consejos de Ministros de Salud (Comisca), de Integración Económica (Comieco), la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (Ocam) y Aduanas, en conjunto con la Secretaria de Integración Económica Centroamericana (Sieca) y el SICA, realizan los acercamientos claves para mejorar las medias regionales adoptadas en cuenta a los plazos máximos de permanencia de transporte de carga en los países miembros.

“Como resultado, el flujo comercial no se detuvo y se continuó con las operaciones del transporte de importación y exportación de mercancías, garantizando el abastecimiento de productos para la población en medio de la pandemia”, señala el boletín del SICA.

Plan piloto

Entre tanto, el Gobierno de Costa Rica informó este miércoles al resto de países centroamericanos que se unan a un plan piloto sanitario que ha echado a andar con Panamá para el transporte de carga que proteja la salud de los conductores y de la población de la región en medio de la pandemia del covid-19. La ministra Jiménez dijo que al menos 40 camiones han ingresado a Costa Rica desde la reapertura de la frontera con Panamá.

La ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Dyalá Jiménez, aseveró que su país ha aplicado restricciones a los transportistas extranjeros para prevenir una escalada de contagios del covid-19, lo que obliga a buscar soluciones “innovadoras” que garanticen el flujo comercial y la protección sanitaria.

Luego de nueve días de cierre, el martes pasado los transportistas de Panamá desbloquearon Paso Canoas, el principal puesto fronterizo con Costa Rica, luego de que el Gobierno panameño decidiera aplicar medidas recíprocas a los transportistas costarricenses, por ejemplo, descargar en almacenes fiscales y permanecer en suelo panameño 72 horas como máximo.

La ministra Jiménez dijo que al menos 40 camiones han ingresado a Costa Rica desde la reapertura de la frontera con Panamá.

Honduras también comenzó a aplicar una medida recíproca de 72 horas de estadía a los transportistas costarricenses que empezó este miércoles.

A ese respecto la ministra costarricense declaró que las medidas recíprocas son una oportunidad para “comenzar a probar planes pilotos que nos permitan el flujo comercial y convivir con la pandemia”.

El ministro costarricense de Salud, Daniel Salas, reconoció este miércoles que el nivel de contagio en Nicaragua es en la actualidad el “principal riesgo sanitario” para Costa Rica.

Con información de EFE

0