Coronavirus: Moody´s cambia perspectiva a Guatemala, pero mantiene nota de riesgo

En 2021, Moody’s espera que la economía se recupere y registra un crecimiento anual del 4%.

La agencia Moody´s destaca en su evaluación a Guatemala el aumento del déficit fiscal en 2020 asociado a la pandemia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La agencia Moody´s destaca en su evaluación a Guatemala el aumento del déficit fiscal en 2020 asociado a la pandemia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La agencia calificadora de riesgo país Moody´s emitió este martes 10 de noviembre el boletín para Guatemala luego de haber realizado una evaluación de país hace una semana.

El comunicado publicado este martes en Nueva York, señala: “Moody’s ha cambiado la perspectiva de Calificaciones del Gobierno de Guatemala a negativo de estable. Moody’s afirmó emisor Ba1 de Guatemala y calificaciones de bonos senior no garantizados”.

Los impulsores clave del cambio de perspectiva son:

  1. El impacto crediticio del deterioro relacionado con la pandemia en las métricas de la deuda, que se ve agravado por la base de ingresos limitada.
  2. La limitada capacidad de las autoridades para revertir el deterioro del perfil crediticio de Guatemala y lograr que el gobierno tenga métricas de deuda en línea con sus pares.

La afirmación de la calificación de Ba1 refleja el equilibrio entre el historial de conservadores de gestión y resistencia a los shocks internos y externos y las presiones crediticias derivadas de la baja tasa per cápita de ingresos e instituciones débiles, evidenciado por una baja efectividad general del gobierno y puntajes en el estado de derecho.

El boletín indica que el techo de bonos en moneda extranjera a largo plazo de Guatemala permanece sin cambios en Baa3.

El techo de depósitos en moneda extranjera permanece en Ba2, mientras que los límites máximos de bonos y depósitos en moneda local permanecen en Baa1.

El límite máximo de los bonos en moneda extranjera a corto plazo se mantiene en P-3, mientras que el límite máximo de los depósitos en moneda extranjera a corto plazo se mantiene sin cambios.

Lea más | Comerciantes esperan 250 mil usuarios en feria electrónica Cyber Days este mes

Aumentar ingresos fiscales

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa declaró: “tal y como se comentó en las reuniones de la Mesa de Calificación País a mediados de año, el aumento del déficit y que no se ha resuelto para el próximo año, iba a generar un efecto negativo ante las calificadoras.  Como país tenemos que ser capaces de aumentar los servicios sociales y la formación bruta de capital fijo, especialmente en infraestructura”.

Consideró que para ello hay que aumentar los ingresos fiscales del Estado o cambiar la forma en que se ejecutan los fondos públicos, para que se reduzca el déficit fiscal. “Ningún país puede ser sostenible si se sigue aumentando el déficit fiscal” dijo.

Aumento de deuda

En la parte de la justificación del cambio de perspectiva estable a negativa la agencia señala: “La pandemia de coronavirus ha provocado déficit fiscales más amplios y una recesión que, aunque moderada por regiones estándares, ha elevado las métricas de deuda pública. Moody’s estima que el déficit fiscal alcanzará el 5.6% del PIB de este año, como resultado tanto de un mayor gasto relacionado con la pandemia como de una menor entrada de ingresos en medio de una desaceleración económica, con un PIB que se contraerá un 2% este año”.

En 2021, Moody’s espera que la economía se recupere y registre un crecimiento anual del 4%, que está por encima de la tendencia histórica de crecimiento de Guatemala de 3.5%.

Lea más | Nueva prórroga: Guatemala cumplirá 3 años sin poder comprar placas metálicas

Aun así, el déficit fiscal se reducirá solo modestamente al 4,8% del PIB el próximo año, señala el comunicado.

Moody’s proyecta que los déficit fiscales más amplios impulsarán la deuda pública del 27% del PIB en 2019 al 32% en 2020 y 34% en 2021.

Dado el muy bajo nivel de ingresos de Guatemala, uno de los más bajos entre el universo de soberanos calificados, el aumento anticipado de la deuda pública y los pagos de intereses en relación con los ingresos harán que las métricas sean desfavorables con sus pares.

La carga de intereses del gobierno aumentará con pagos que representan el 17.4% de los ingresos en 2021, mucho más alto que la mediana del 12.8% para Ba1 y compañeros con calificación Ba2.

Carga fiscal

Los bajos ingresos del gobierno, una característica de larga data del perfil crediticio de Guatemala, restringen la flexibilidad fiscal.

Los ingresos del gobierno promediaron el 11.4% del PIB de 2016 a 2019, sustancialmente por debajo del promedio del 28.2% del PIB.

Moody’s espera que disminuya al 10.6% del PIB en 2020 y aumente solo modestamente a 10.9% del PIB en 2021.

Boletín menciona amenazas climáticas

Los riesgos ambientales son importantes para el perfil crediticio de Guatemala.

El perfil crediticio soberano de Guatemala está expuesto a los riesgos del cambio climático de sequías y huracanes recurrentes, que pueden agotar la producción agrícola y daña así las exportaciones guatemaltecas.

Los riesgos sociales también son materiales y se derivan de niveles de pobreza, desigualdad económica y exclusión social.

El impacto fiscal de la pandemia de coronavirus, que Moody’s considera un riesgo social, se traducirá en una mayor déficit fiscal y una mayor carga de la deuda.

Las consideraciones de gobernanza son riesgos crediticios materiales e incluyen cuestiones como el estado de derecho y el control de corrupción, que limitan la eficacia de las políticas y reduce la inversión y el crecimiento.

A pesar de estas limitaciones crediticias, el gobierno mantiene un sólido historial de formulación eficaz de políticas fiscales y monetarias.