Coronavirus: Nueva ruta marítima con México en el Pacífico deberá esperar

La emergencia sanitaria postergó la entrada en vigor de una ruta marítima de corta distancia entre México y Guatemala en el Pacífico, mientras que en el Atlántico se habilitará el próximo 5 de junio confirmaron directivos portuarios.

Guatemala y México implementarán el Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD) próximamente para el movimiento de mercancías por ambas costas.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Guatemala y México implementarán el Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD) próximamente para el movimiento de mercancías por ambas costas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Lo que sí es un hecho, según las autoridades de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) en Escuintla y la Empresa Nacional Portuaria Santo Tomás de Castilla en Izabal (Empornac) es que se contará con el funcionamiento del programa de Transporte Marítimo de Corta Distancia (TMCD) que se venía trabajando en los últimos cinco años.

Es decir, se movilizará un volumen de carga de corta distancia a puertos específicos en México en la EPQ y en la Empornac, con una frecuencia semanal, pero de acuerdo con la demanda se podría ampliar más adelante.

Los buques que se utilizarán para TMCD son de calado -profundidad- de ocho metros y una eslora de 138 para carga general, y tendrán bandera mexicana.

Con ambas operaciones se interconectará las dos costas de Guatemala con México.

Aplazo por la emergencia

David Berganza, gerente general de la EPQ informó que en conjunto con la Secretaria de Comunicaciones y Transporte (SCT) de México acordaron suspender la operación de la ruta que originalmente empezaría en mayo a causa de los efectos del covid-19.

La conexión es Puerto Chiapas-EPQ, para el transporte de cargas a granes sólido como cemento y hierro y cargas perecederas -fruta-, indicó el directivo durante el foro “lineamientos de políticas públicas para mejorar la competitividad del transporte marítimo de carga”, que organizó la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport).

“El objetivo comercial son todas aquellas cargas que se movilizan entre Guatemala y México por la frontera terrestre y esta ruta aportará notablemente la competitividad del intercambio comercial y mejorará los costos para los exportadores de ambos países”, enfatizó Berganza.

Por otro lado, se estarían generando cargas del Sur de México, que serían de productos perecederos para hacer transbordo en EPQ, para embarcarse a los puertos bases de Asia.

Dijo que este proyecto está listo para realizar su primer toque de prueba para la tercera semana de julio, y una vez que la línea naviera pueda finalizar el proceso de chartering -fletador- del buque que se utilizará con un servicio fijo semanal.

Guatemala fue el país de la región que más volumen de carga realizó en el 2019, con 27.9 millones de toneladas métricas, seguido de Costa Rica, 17.6 millones de tm; Honduras, 14.3 millones; El Salvador, 6.6 millones y Nicaragua, 4.4 millones de toneladas, según las estadísticas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En el Atlántico

Francis Pineda, presidente de la junta directiva de Empornac, confirmó que el 6 de junio empezará la operación de una ruta que cubrirá desde Santo Tomás a los puertos de Quintana Roo y Veracruz.

La idea es llevar carga de productos perecederos desde Guatemala para abastecer los diferentes lugares turísticos del Caribe mexicano y al retorno del buque se tomará carga de varios puertos de la Península de Yucatán.

“Nos confirmaron la prueba piloto y todo está listo para arrancar el 6 de junio”, precisó el directivo e indicó que será operado por la firma Flete Náuticos de México.

Pineda agregó que recientemente se suscribió un servicio de carga para atender 220 mil toneladas de granel sólido con producto que vendrá de Turquía que generará un ingreso anual de US$1.5 millones -Q11.5 millones- para la Empornac.

Impactos a la industria

En el foro se analizó los posibles impactos a la industria de carga marítima.

El asesor portuario Elieser Castellanos D´Bourg, expuso que a partir de junio se observará la afectación del volumen en el movimiento de carga en el sistema portuario por la emergencia sanitaria en Guatemala.

“Consideramos que los graneles sólidos y líquidos serán los menos afectados, y estamos enfocando una estrategia comercial portuaria en ambos puertos en la consolidación de servicios de graneles”, enfatizó.

A escala mundial, recordó que la industria marítima entró en una etapa de configuración de servicios, y se busca simplificar las atenciones, cancelar aquellos ineficientes, las líneas navieras están devolviendo sus flotas de buques y contenedores por la baja demanda de los servicios ante la caída drástica de la demanda.

Mencionó que el mercado de desguace o desarme de buques se incrementó 25% en el mundo.

“Estamos ingresando a un nuevo esquema de servicios marítimos en los próximos meses y los puertos guatemaltecos se tienen que preparar ante esta configuración que se verá reflejada en menos servicios”, puntualizó.

En ese sentido, Gabriel Corrales, director general de APM Terminals Quetzal en Escuintla, expuso en el foro que se debe ganar competitividad en Guatemala, con acciones como promover el transporte marítimo de carga en buques de mayor tamaño para aprovechar la economía de escala y disminuir el incremento del flete, y promover el viaje directo sin transbordos previos de la carga destinada para Guatemala para disminuir costos.

Antonio Asencio, de la Comisión Portuaria Nacional, confirmó que Guatemala fue el país de centroamericana que más volumen de carga realizó en el 2019, con 27.9 millones de toneladas métricas (TM), seguido de Costa Rica, 17.6 millones de tm; Honduras, 14.3 millones; El Salvador, 6.6 millones y Nicaragua, 4.4 millones de toneladas.

Reiteró que la previsión del movimiento de carga para 2020 estará en el rango de la proyección del crecimiento del PIB.