Coronavirus: Variante delta e inflación pueden afectar recuperación en EE. UU. y así se ve desde Guatemala

Los focos de la variante delta de covid-19 que han aparecido en los últimos días vuelven a generar incertidumbre en el comportamiento de la economía de los Estados Unidos y su posible impacto en Guatemala.

Publicado el
Los nuevos casos de contagios en Estados Unidos se elevaron 47% entre la semana pasada y la anterior como resultado de la variante delta. (Foto Prensa Libre: EFE)
Los nuevos casos de contagios en Estados Unidos se elevaron 47% entre la semana pasada y la anterior como resultado de la variante delta. (Foto Prensa Libre: EFE)

En Estados Unidos algunas empresas empiezan a estudiar sus planes de vuelta a la normalidad, inclusive retrasando los programas implementados de regresar a las oficinas, así como la exigencia a los trabajadores que se vacunen.

Los nuevos casos de contagios se elevaron 47% entre la semana pasada y la anterior como resultado de la variante delta, que representa ya más del 83% del total.

Pese a que la economía estadounidense está en medio de una vigorosa recuperación y numerosos sectores operan con cierta normalidad.

Empresas en EE. UU. ajustan planes

La variante delta obliga a las empresas de EE.UU. a reconsiderar sus planes

El rápido avance de la variante delta de la covid-19 en EE.UU. está empezando a forzar a las empresas del país a reconsiderar sus planes de vuelta a la normalidad, llevando a algunas a retrasar ya el regreso a las oficinas y alimentado el debate sobre la posibilidad de exigir a los empleados que se vacunen.

La pasada semana Apple decidió posponer de septiembre a octubre la reincorporación de los trabajadores a sus puestos, otras grandes compañías han comenzado a exigir nuevamente el uso de mascarillas en sus instalaciones y muchas ciudades sopesan finalmente obligar a los empleados municipales a vacunarse.

Son por ahora las primeras consecuencias en el mundo empresarial del fuerte aumento de los contagios que se vive en Estados Unidos, donde los nuevos casos de coronavirus subieron un 47 % la semana pasada con respecto a la anterior como resultado de la variante delta, que representa ya más del 83 % del total.

Lea además: La fórmula para hacer más rentables los bienes inmuebles en Guatemala

Pese a que la economía estadounidense está en medio de una vigorosa recuperación y numerosos sectores operan con cierta normalidad, otros ámbitos como el de las profesiones de cuello blanco siguen muy lejos del funcionamiento prepandemia.

¿Cómo afectará a Guatemala?

Lizardo Sosa López, expresidente del Banguat, Luis Lara Grojec, presidente de la Asociación Bancaria de Guatemala (ABG) y Juan Pablo Carrasco presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham), respondieron que no existe una amenaza en este momento para la economía guatemalteca de lo que está ocurriendo en EE.UU.

“No habrá un efecto significativo para la economía en EE. UU, pero habrá efectos secundarios que no son observables, por ejemplo, si el 50% de trabajo en oficinas se traslada a la casa el peor problema sería para el sector inmobiliario, pero es un efecto a largo plazo”, afirmó Sosa López.

Carrasco subrayó que se mantiene una proyección de crecimiento económico estable para EE. UU., y es muy normal que ocurran fluctuaciones, pero existen los mecanismos de pesos y contrapesos que no van a tener una variación en el corto plazo a las previsiones y por lo tanto en Guatemala.

“La proyección del crecimiento de EE. UU., no va a cambiar por la variante delta al corto plazo, y sencillamente cuando hay fluctuaciones se interviene con los pesos y contrapesos”, precisó.

Lara Grojec dijo que en Guatemala se incrementó los contagios, pero la mortalidad no es la misma, y es menor por distintas razones, una que puede ser por la vacuna, la curva de aprendizaje por el sistema de salud y cada vez se está conociendo un poco más el manejo de la enfermedad lo que hace que la mortalidad baje.

“Ahora está la cepa delta, pero no sabemos cuál otra pueda venir, pero la economía se va a ir desarrollando mucho mejor”, aseveró.

Escenario local

Estados Unidos es el principal socio comercial de Guatemala, y para 2021 tendrá una proyección de crecimiento del 6%, y la estimación para el país entre 4 al 5% está asociada al desempeño de la recuperación del país del norte.

En el mapa de riesgos de la banca central que se presentó a finales de junio, el surgimiento de nuevas variantes del covid-19 y el atraso en las jornadas de vacunación generaría incertidumbre, así como la persistencia de los efectos asociados al virus dañaría el proceso de recuperación económica como uno de los riesgos a la baja para el crecimiento económico mundial.

Guatemala tiene una alta dependencia por el ingreso de divisas por remesas familiares, comercio exterior (exportaciones e importaciones), flujos de inversión y de capitales de Estados unidos a excepción del turismo que se mantiene deprimido por las restricciones.

La semana pasada el Fondo Monetario Internacional (FMI) expuso en un foro que la economía de Guatemala estaría creciendo 4.5%.

Otros efectos

Sobre los posibles efectos de la inflación en Estados Unidos y que pueda trasladarse en Guatemala, Lara Grojec afirmó que se hablado de una posible modificación de las tasas para el 2023, y será leve, sin mayor repercusión.

Por otro lado, Estados Unidos, cuenta con una capacidad productiva gigantesca, y conforme a la demanda de productos suba, ellos lo que pueden hacer es producir más, ya que con el covid-19 disminuyó la producción.

“Consideró que habrá inflación, pero estará muy controlada”, enfatizó el presidente de la ABG.

Le puede interesar: Por qué más guatemaltecos se jubilaron durante la pandemia (y la escalera de ascenso que estos activan)

Sosa López recordó que la inflación por efecto de la pandemia crecerá en todo el mundo, pero existen los mecanismos e instrumentos para poder controlarla como en Guatemala.

La Fed y la inflación

La Fed ha elevado sus previsiones de crecimiento económico para este año hasta el 7 %, lo que sería el mayor ritmo de expansión anual desde la década de 1980, pero preocupan cada vez más el aumento de contagios de coronavirus debido al avance de las variantes de covid-19 y el estancamiento en las vacunaciones.

Powell “podría usar la propagación de la variante delta como una excusa para retrasar aún más la (reducción en las compras de bonos) pendiente desde hace tiempo”, señaló el analista Ed Yardeni, de Yardeni Research, quien señaló los bajos tipos de la deuda como un revulsivo para la bolsa.

En la última semana, los contagios han subido casi un 47 % en EE.UU. y los ingresos hospitalarios por la enfermedad han aumentado el 32 %, mientras la vacunación sigue prácticamente estancada, con apenas el 57 % de los mayores de 12 años completamente vacunados, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los nuevos brotes de coronavirus se concentran en comunidades con bajos niveles de inmunización y de momento los últimos datos reflejan una mejora en el consumo de viajes y ocio, pero los expertos ven una potencial amenaza a esa tendencia positiva de cara al otoño.

* Con información de EFE y AFP