Correo de Guatemala finaliza operaciones

Después de 12 años de prestar servicios de manera continuada, la empresa Correo de Guatemala, concesionaria de los servicios postales del país, comenzó, ayer, de manera abrupta, el proceso de devolución de los bienes muebles e inmuebles al Estado de Guatemala, así como la indemnización de sus trabajadores.

Publicado el
Empleados salen de las oficinas centrales de El Correo, en la zona 12. (Foto Prensa Libre: Esbín García).
Empleados salen de las oficinas centrales de El Correo, en la zona 12. (Foto Prensa Libre: Esbín García).

Luisa Fernanda Carrascosa, gerente de Recursos Humanos de la empresa, informó que los 690 colaboradores a nivel nacional fueron notificados del cese de operaciones y que se acordó con ellos dos tipos de convenios de pago.

La primera opción sería un único pago inmediato del 60%. La alternativa era recibir el 100% distribuido en 12 pagos mensuales.


Correo de Guatemala aseguró que para garantizar la continuidad del servicio presentará un protocolo para que el Estado lo ponga en marcha, y que acompañará durante un mes a quienes asuman la operación.

Cancelación

Carrascosa explicó que desde mayo del 2014, cuando venció el contrato de concesión, se solicitó al Congreso la prórroga; sin embargo, esta no fue aprobada.


El 26 de abril último, el pleno del Congreso conoció la prórroga de concesión, pero fue improbada porque la mayoría de diputados votó en contra.

Iván Arévalo, presidente en funciones del Legislativo, explicó que la votación se pospuso en varias ocasiones debido a que no hubo discusión o cabildeo, porque “nadie le tomó interés”.

El diputado informó que debe ser el presidente Jimmy Morales quien deberá solicitar al pleno del Legislativo que conozca de nuevo el tema.

Aldo García, ministro de Comunicaciones, dijo que no tenía información oficial del cierre del servicio de El Correo y que pudo haber sido una decisión unilateral de la empresa, por lo que debía corroborar los datos.

El ministro agregó que la Dirección General de Correos y Telégrafos (DGCT) no tiene la capacidad en este momento de hacerse cargo del servicio de correo.

El presupuesto de la dirección es de Q50 millones anuales para funcionamiento y control e inspección del concesionario.

El funcionario aseguró que preparan las bases de licitación para concesionar el servicio de nuevo, labor que empezó hace un mes.


García dijo que para tener lista la licitación se requieren por lo menos dos meses, ya que se trata de un concurso de carácter internacional.

Agregó que no conocía el informe de la verificación que hizo la DGCT acerca del cierre de agencias, y se enteró que había sanciones porque no estaban cumpliendo con lo acordado en la concesión.

Óscar Navarro, abogado de la Asesoría Jurídica de la DGCT, expresó que la figura legal del contrato de concesión debería pasar por un proceso de revertimiento de bienes, por lo que no podrían dejar de prestar ese servicio, ya que repercute a nivel internacional por incumplir las normas jurídicas de la Unión Postal Universal.

Hasta la fecha, se desconoce qué acciones tomará la DGTC para asegurar el servicio postal.