Desarrolladores inmobiliarios ofrecen más de 20 proyectos habitacionales con tasa de interés preferencial

Las familias interesadas en adquirir vivienda por medio de créditos con interés preferencial, pueden acudir a la primera feria de este tipo en el centro capitalino.

Publicado el
Varias personas asisten a la Inauguración de la primera feria para la vivienda social impulsada por Ministerio de Economía y que se lleva a cabo en el Parque Central.
(Fotografía. :Erick Ávila).
Varias personas asisten a la Inauguración de la primera feria para la vivienda social impulsada por Ministerio de Economía y que se lleva a cabo en el Parque Central. (Fotografía. :Erick Ávila).

Unos 22 proyectos inmobiliarios se exponen en la I Feria para la Vivienda Social “Transformando Sueños”, que se realiza en la Plaza Central de la capital guatemalteca, actividad que inició este viernes y durará hasta el domingo, con el objetivo de promover soluciones habitacionales que se enmarquen en la Ley de Interés Preferencial (LIP).

Adicionalmente, participan en la feria el Instituto de Fomento de la Hipoteca Asegurada (FHA), el Banco de Desarrollo Rural (Banrural) y el Banco de los Trabajadores) para ofrecer opciones de financiamiento, tanto para las personas como para los desarrolladores interesados en obtener capital para invertir en proyectos de este tipo.

La LIP permite el acceso a viviendas adecuadas a personas individuales o núcleos familiares que no tienen casa propia, mediante el beneficio de una tasa de interés preferencial de préstamos hipotecarios. Esto se logra a través del subsidio de un porcentaje de la tasa, que el Estado absorbe por medio de una acreditación tributaria a favor de las entidades financieras participantes.

Según la ley, durante los primeros 4 años del crédito, el Estado subsidia el 40% de la tasa de referencia; los siguientes tres años, el apoyo es del 30% de la tasa. La tasa preferencial logra bajar el monto de la cuota mensual, de manera que los beneficiarios tengan mayores posibilidades de pago.

Primer crédito

Paulina de Méndez, una ciudadana que llegó a la feria, se mostró entusiasmada ante la posibilidad de encontrar una opción de vivienda. “Vengo a este lugar para conseguir una casita y darle un hogar a mi familia. Llevo 14 años alquilando y creo que ya llegó el tiempo”, dijo.

Mientras tanto, Carol Martínez, gerente del Instituto de Fomento de la Hipoteca Asegurada (FHA), dijo que además de los 22 proyectos que participan en la primera edición de la feria de la vivienda social, hay otros 20 que están en trámites de licencias en la municipalidad capitalina.

De acuerdo con Martínez, el jueves último FHA entregó el primer crédito bajo el esquema de la LIP por Q271 mil y la cuota mensual se fijó en Q1 mil 300 que, según la ejecutiva, es menos de lo que hasta ahora, ese núcleo familiar pagaba de renta.

Beneficios

El presidente Alejandro Giammattei, quien participó en la inauguración de la feria, dijo que la ventaja de comprar vivienda bajo la LIP es el subsidio que se otorga por siete años, además de que el crédito estará cubierto por un seguro por pérdida de empleo o por fallecimiento. “Las personas pueden adquirir su casa de una manera fácil, pero, sobre todo, acceder a una vivienda digna”, indicó el mandatario. Ferias similares se llevarán a cabo en los principales centros urbanos del país.

El ministro de Economía, Janio Rosales, pambién destacó la importancia de esta actividad, ya que abre la oportunidad para los guatemaltecos que hoy no tienen una casa, “Para desarrollar muros de prosperidad, evitar la migración y propiciar una nueva huella económica en más de 10 subsectores productivos”, afirmó.

Según datos del sector de vivienda, en la actualidad, el 67% de la población no posee una casa, aparte de que más de 88 mil no cumplen con las condiciones mínimas habitables y al menos 1.2 millones de personas no cuentan con la disponibilidad de servicios básicos.

Se espera que la LIP atienda a este porcentaje de la población, que les permite adquirir una vivienda con un costo máximo de Q545 mil, lo que equivale a 170 salarios mínimos no agrícolas. La ley incluye como beneficiaria a la población en relación de dependencia o que trabaje por cuenta propia, lo que beneficia a personas que no pueden comprobar ingresos, incluidos los dueños de micros, pequeñas y medianas empresas.

Datos:

  • Se espera que la ley incentive la construcción de nuevos complejos habitacionales con más de Q165 mil viviendas en los próximos 10 años.
  • La construcción de vivienda generará alrededor de 75 mil empleos directos e indirectos en la siguiente década.