El combustible que compran las importadoras se encareció 65% y el principal perjudicado ha sido el consumidor

Los consumidores guatemaltecos pagaron un excedente que supera los Q4 mil millones al comprar combustibles durante el primer cuatrimestre del año.

Publicado el
Factura petrolera en Guatemala
El costo por la importación de los derivados del petróleo creció 65% en el primer cuatrimestre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los jefes de hogar, amas de casa, trabajadores, profesionales, empresas y cualquier persona que tiene un vehículo, ha destinado más dinero este año para la compra gasolina, diésel y gas licuado de petróleo, lo que ha implicado un golpe para la economía guatemalteca en general.

En buena medida debido al constante incremento del barril de petróleo en el mercado internacional, el costo de la importación de sus derivados (factura petrolera) muestra un incremento del 65% de enero a abril del 2022 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Las perspectivas apuntan a que este año, la tendencia continuará, por lo que tal factura mostrará un alza nunca vista, lo que también se asocia a las implicaciones directas e indirectas del conflicto entre Rusia y Ucrania, así como otras circunstancias propias del mercado como la oferta y la demanda.

Rusia es un productor de petróleo a escala global y en la zona donde se desarrolla el conflicto es un lugar de tránsito internacional de cargueros, factores que estarían incidiendo en los precios internacionales, y por supuesto en los consumidores guatemaltecos, ya que es un país tomador de precios.

Más divisas al exterior

De enero a abril, el costo por la importación de los productos como gasolina super, regular, diésel, gas licuado de petróleo y bunker, fue de US$1 mil 604.7 millones (unos Q12 mil 350 millones), y equivale a un incremento del 65% en comparación con el mismo periodo del año pasado cuando sumó US$976.5 millones (Q7 mil 519 millones).

Lea además: Estos son los beneficios y riesgos que conlleva el alza de la tasa líder aprobada por la Junta Monetaria esta semana

La diferencia es de US$628.2 millones que significa, Q4 mil 831 millones de incremento en el costo de importación, según las cifras de la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

La lectura es muy marcada en el mercado interno en el sentido de que se está reflejando el comportamiento alcista del barril de petróleo a nivel global; es decir, no hay ahorro desde una perspectiva individual, hasta una escala macro o de país, dado que esta materia prima y sus productos refinados se importan para atender la demanda local.

La gasolina super, regular y el diésel tuvieron constantes ajustes de precios que los han llevado hasta Q44 por galón en el área metropolitana; y en la provincia -dependiendo el lugar- arriba de los Q46, como precios promedio.

 

Alzas por producto

Los cinco productos han registrado variaciones alcistas al compararlas con el 2021, aunque desde abril, para el diésel y la gasolina regular está vigente un subsidio estatal de Q5 y Q2.50 por galón.

Por ejemplo, en el diésel el aumento en el costo es del 88%, ya que se ha importado producto por US$663.2 millones y en 2021 fueron US$353.1 millones. O sea, US$310 millones más. Este es el carburante de mayor uso en el país, ya que se utiliza para el movimiento de personas y mercancías.

En gasolina súper la factura fue de US$312.5 millones, contra los US$269.7 millones del año anterior para una diferencia de US$42 millones (15.8%). Y en la regular hay una variación interesante, pues el costo de lo importado fue de US$373.3 millones (87% más), ya que en 2021 fue de US$199.5 millones.

Solo en abril, la importación totalizó US$120 millones precisamente cuando entró en vigor el apoyo temporal, y esa es la razón del “brinco” en las estadísticas del MEM.

Luego viene el gas propano, con un encarecimiento de 64%, con una factura de importación por US$200.2 millones, versus los US$121.7 millones del año pasado. O sea, US$78 millones más.

Finalmente, el bunker que es un combustible utilizado por varias industrias muestra la misma tendencia con un incremento del 85% y pasó de US$28 millones el año pasado a US$52 millones en el primer cuatrimestre.

Período muy atípico

Para Enrique Meléndez, director ejecutivo de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina (Ageg), este comportamiento tiene varias explicaciones, pero resaltan los precios de los derivados del petróleo, que han impactado más que durante la pandemia.

Y remarcó que lo atípico en este primer cuatrimestre es la sostenibilidad lineal de los precios, lo que no se había observado, por lo que es muy difícil hacer pronósticos ya que en el precio internacional incide una serie de factores y se tendría que ver el comportamiento, de manera que se espera cerrar el año con un incremento mayor.

Respecto al diésel, expresó que este combustible también presentó una relación atípica, pues no tuvo una correlación con el petróleo y fue un incremento mucho más alto que en años anteriores, como resultado de la demanda en el primer trimestre ya que Europa es un consumidor importante y al haber una restricción para Rusia, que le abastecía, empezó a adquirir embarques en la Costa del Golfo y causó una presión automática sobre los precios.

Pronósticos

Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) declaró el pasado jueves 26 de mayo, que se le está dando seguimiento a la evolución del precio del petróleo, dado que tiene gran importancia porque el país es un importador neto del insumo.

Comentó que, al 25 de mayo, el barril de crudo se ubicó US$110.33, y se muestra mucha volatilidad de enero a la fecha hasta alcanzar un máximo de US$123 hace mes y medio, pero que afortunadamente disminuyó hasta alrededor de US$100 pero luego nuevamente superó los US$110 (este viernes, el WTI cerró en más de US$115 por barril).

Lea además: Este año, el Ministerio de Energía y Minas ha recibido ampliaciones presupuestarias por más de Q1 mil millones, solo para financiar subsidios ¿Esos gastos son sostenibles?

En lo que va del año, según el funcionario de la banca central, el precio del petróleo lleva un incremento del 46.7%, respecto a diciembre del 2021, cuando en todo ese ejercicio creció 55%, pero si se suma lo que va del 2022, ya se estaría hablando de 100% de aumento, que obviamente se ve reflejado en el precio de las gasolinas, diésel y gas propano.

Volumen importado

Con relación al volumen importado por parte de las compañías proveedoras, el MEM también reporta movimiento alcista de 4.6%, pues en el primer cuatrimestre se importaron 14.5 millones de barriles de 42 galones, contra 13.8 millones del año previo.

El volumen importado de diésel es de 5.1 millones de barriles, (6.2%); regular, 3.2 millones (18%); súper, 2.7 millones (-20%); y glp, 2.7 millones (17.3%), según las estadísticas oficiales.