El mundo digital ya no será el mismo  

Lo primero que traerá el escándalo entre Facebook y Cambridge Analytica será regulaciones más estrictas.

Aduras penas estamos empezando a ver las primeras respuestas sobre el caso de Cambridge Analytica  y la filtración de datos de miles de usuarios de Facebook, la peor crisis que ha enfrentado la red social en sus 14 años de historia. 

Desde la perspectiva social ya hay movimientos que buscan que los usuarios migren hacia otras plataformas digitales.

Vemos el caso de Brian Acton, uno de los co-fundadores de WhatsApp e iniciador del movimiento #DeleteFacebook que ha adoptado seguidores sumamente influyentes como Elon Musk, quien inmediatamente luego de ser retado en Twitter eliminó las cuentas oficiales de Tesla y SpaceX. Musk, CEO y fundador de ambas compañías también publicó recientemente en su cuenta de Twitter que ninguna de sus empresas invertiría esfuerzos en la plataforma de Facebook y que la notoriedad de las mismas se ha logrado no gracias a estas plataformas sociales sino a la relevancia del trabajo que hacen.

Desde la perspectiva ciudadana también ya se han anunciado las primeras demandas colectivas donde la sociedad expresa su malestar y preocupación de la manipulación mediática de la que fueron víctimas.

A nivel de medios también se ha generado toda una cruzada por hacer notoria la situación. Evidentemente Facebook es una red social que despierta pasiones y las marcas lo saben. Desde el 2010, el impacto de los medios digitales empezó a generar una importante migración de presupuestos publicitarios para plataformas digitales donde la mayor parte de dichos presupuestos se destinaba específicamente a Google y Facebook.

Muchos medios ven esta situación como una oportunidad única para volver a equilibrar la distribución de publicidad y recuperarse en una carrera que por capacidades técnicas y tecnológicas, tenían todas las de perder.

A nivel de geopolítica y gobierno, existe evidencia de la participación de Cambridge Analytica para la ejecución de la campaña política de Trump, el brexit y algunos casos puntales en México.

Varios gobiernos de Latinoamérica están en proceso electoral. Es probable que en algunos casos los candidatos buscarán seguir modelos como los ejecutados por Cambridge Analytica para incrementar su probabilidad de éxito. Seguramente luego de todo este escándalo, deberán considerar otros modelos (o al menos tener otros proveedores) para evitar estar en medio de un huracán similar al que hoy vemos.

El caso no solo ha afectado a Facebook, sino también a todo el ecosistema digital. Parte de los equipos de seguridad de Twitter y Google han renunciado, la caída de las acciones en Nasdaq y Wall Street también evidencian el impacto. Las regulaciones en torno al manejo de la información serán más estrictas y en teoría todo esto será en beneficio del usuario. 

De acuerdo a como Facebook responda durante este año veremos el resurgimiento o caída de uno de los gigantes tecnológicos más grandes de la historia.

* jose@ilifebelt.com