El país necesita innovación tecnológica para avanzar hacia el desarrollo, concluyen en el III Diálogo Empresarial

La cúpula empresarial de Guatemala, El Salvador y Honduras celebró el III Diálogo Empresarial 2022, “De la escasez a la abundancia. El reto de la innovación tecnológica en Centroamérica”.

Publicado el
Empresarios, ponentes y emprendedores de Guatemala, El Salvador y Honduras celebraron el III Diálogo Empresarial 2022, “De la escasez a la abundancia. El reto de la innovación tecnológica en Centroamérica”. (Foto Prensa Libre).
Empresarios, ponentes y emprendedores de Guatemala, El Salvador y Honduras celebraron el III Diálogo Empresarial 2022, “De la escasez a la abundancia. El reto de la innovación tecnológica en Centroamérica”. (Foto Prensa Libre).

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), de Guatemala; la Asociación Nacional de la Empresa Privada (Anep) de El Salvador; el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep); la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa); y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) se unieron para realizar el III Diálogo Empresarial, celebrado ayer.

“Por tercer año consecutivo procuramos incentivar a los sectores empresariales de nuestros países a tomar la iniciativa para desarrollar una región con visión renovada al futuro. El mundo que conocimos ya no existe, y estamos inmersos en una galopante revolución tecnológica que ha impulsado cambios acelerados en las cadenas de producción”, Agustín Martínez, presidente de la ANEP.

Hermann Girón, presidente del Cacif, añadió que “este Diálogo Empresarial nos da un momento para recapacitar sobre nuestros logros y hacer los planes que nos permitan seguir siendo ejemplo de resiliencia y desarrollo”.

En qué debe enfocarse Guatemala

El evento tuvo como conferencia magistral, “El Reto de la Innovación Tecnológica en Centroamérica”, a cargo del gurú en temas de innovación, Peter Diamandis, quien enfatizó que cuando se piensa en crear abundancia, la tecnología es la fuerza que puede tomar lo que esté escaso y convertirlo en algo abundante.

“De hecho, no hay nada escaso, es solo que no se la ha hecho útil todavía”, argumentó el pionero internacional en los campos de la innovación.

Al ser consultado sobre la agenda en la que debe avanzar Guatemala en la carrera de la innovación tecnológica, Diamandis dijo que lo primero es preguntarse como país, en qué enfocará su atención y en dónde se quiere estar. “No se trata de hacerlo todo, sino saber qué es lo que les hace ser los mejores en algo”, enfatizó.

El experto reiteró que tras estar claros como país en qué temas se quiere centrar la atención, se deben identificar a las personas, ya sean nacionales o extranjeras, para desarrollar la masa crítica que desarrolle las innovaciones, para lo cual, se requiere de una regulación e incentivos adecuados.

El experto también dijo que la innovación tecnológica no solo compete a las grandes empresas o industrias, sino también a las pequeñas y medianas, por lo que se deben aprovechar los cambios que experimentó el mundo en los últimos dos años, y las oportunidades que eso ofrece en materia de las cadenas de suministro, atracción de talentos y descentralización de servicios.

Avances y retos

Tras la ponencia principal, actores del sector empresarial participaron en un panel para abordar los avances del país en materia de innovación tecnológica y también los puntos en los que se necesita un esfuerzo para lograr una verdadera transformación.

Diana Roca, CEO de Go Mobile, dijo que la transformación de la industria de telecomunicaciones en los últimos 20 años ha sido decisiva para la innovación porque hoy, las empresas buscan comercializar sus productos y servicios a través de plataformas digitales, y los usuarios buscan principalmente a través de dispositivos móviles.

“Hay una aceptación del usuario de estas tecnologías, y es quien escoge y decide hacer todas sus gestiones a través de portales. Las empresas deben enfocar sus esfuerzos para migrar a plataformas digitales. El usuario lo está pidiendo”, indicó.

Juan Mini, fundador del Campus Tec, dijo que este centro de innovación y ecosistema tecnológico es uno de los más grandes desde el sur de México hasta el norte de Colombia. Alberga más de 150 empresas tecnológicas y otras 100 asociadas de manera externa, que ofrecen servicios y soluciones para industrias globales.

“¿Qué necesitamos?, la colaboración de todos. Por ejemplo, algo que tiene EE. UU. es la colaboración privada, gubernamental y de la academia. Y eso es esencial”, dijo Mini, en referencia a la necesidad de una mayor vinculación de todos los sectores, para permitir el desarrollo de una mayor industria de innovación.

Devadit Barahona, director de la Comisión Information Technology Outsourcing (ITO) de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), dijo que más del 20% de las exportaciones son de servicios, lo cual demuestra la capacidad y competitividad del sector a nivel mundial.

“Podemos producir soluciones y servicios para otros países. Por ejemplo, se necesitan dos o tres personas de India para igualar la producción de un guatemalteco. Nosotros exportamos oferta de valor en desarrollo de software, por lo que competitividad nos sobra”, enfatizó.

Innovación, eje central

Según Diamandis, en el mundo, desde 1800 hasta la actualidad, la innovación tecnológica ha sido la aliada para lograr avances en la humanidad y ejemplificó que entre 1820 y 2015, se redujo de 90% a 10% el número de personas que viven en pobreza extrema; o cómo entre 1800 y 2019, se bajó de 80% a 15% la población analfabeta.

A su juicio, los avances tecnológicos permiten a muchas empresas desarrollar investigaciones, proyectos, productos y servicios que soluciona problemas de las sociedades o que facilitan la vida. Entre los avances tecnológicos destacó el aprovechamiento de la energía solar, el desarrollo de alimentos en laboratorios y la crianza de animales.

También mencionó las transformaciones en los modelos de comunicación y transporte, la conectividad satelital de internet, la fabricación de vehículos autónomos, autos de aterrizaje vertical, drones de carga para conectar zonas rurales con urbanas para el transporte de mercadería.

Refirió el dominio de la inteligencia artificial en los próximos años y su integración en la productividad. El avance de la robótica y de la tecnología de la salud, importante para brindar salud y corregir enfermedades congénitas.

“La producción de órganos en laboratorios podría darse en los próximos 10 años y la tecnología para revertir el envejecimiento podría producirse en unos 30 años”, vaticinó.

¿Cómo será el 2023 para la economía de Guatemala? Regístrese sin costo al webinar Perspectivas Económicas 2023: Rutas posibles para Guatemala, organizado por Prensa Libre.