Empresa británica será administrador del transporte en Panamá

La semana pasada el Gobierno panameño anunció la compra del cien por cien de las acciones de la subsidiaría de la empresa colombiana Mi Bus, a cargo del servicio de Metrobus, por US$49.7 millones, tras casi un año de conversaciones y en medio del creciente descontento de los usuarios.

Gobierno panameño asumió el pago de US$16 millones de las prestaciones e indemnizaciones (Foto Prensa Libre:Cooperativa.cl)
Gobierno panameño asumió el pago de US$16 millones de las prestaciones e indemnizaciones (Foto Prensa Libre:Cooperativa.cl)

La Presidencia detalló que el Estado “pagará a los vendedores US$49.7 millones” por el cien por cien accionarial de Transporte Masivo de Panamá S.A. (TMPSA). El Ejecutivo anunció que, a un coste anual de US$3 millones, la empresa británica First Group será el nuevo administrador del servicio de transporte Metrobús, operativo desde 2011 en la capital panameña en medio de la polémica debido al pésimo servicio ofrecido, según los usuarios.

Explicó que al 30 de junio pasado TMPSA “mantenía financiamientos bancarios para la adquisición de la flota de buses con un saldo de aproximadamente 195 millones de balboas (dólares) pagadera en hasta siete años, los cuales se anticipa se pagarán con el flujo operativo de la empresa”.

El Gobierno también asumió el pago de unos US$16 millones de las prestaciones e indemnizaciones, más horas extras, que la colombiana Mi Bus les adeuda a los 4 mil trabajadores.

La cúpula empresarial panameña advirtió el pasado domingo al gobierno “no crear falsas expectativas” con la compra de la concesión, porque mejorar el servicio “no se dará de la noche a la mañana”. “Luego de conocer el plan de acción anunciado para la adquisición del sistema de transporte Metrobús, tenemos la esperanza que las autoridades junto a la nueva empresa administradora puedan mejorar integralmente el servicio, sin crear falsas expectativas entre la población”, indicó la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP).

Los empresarios se declararon “convencidos de que es imprescindible resolver las condiciones que afectaron el servicio que brindaba la empresa Mi Bus: falta de carriles exclusivos, coordinación de rutas con el Metro, nuevas rutas, mayor frecuencia, entre otros”.