¿Está la plaga de langosta centroamericana bajo control en Guatemala? (y cuáles son los riesgos futuros)

Mantener controlados los brotes de langosta saltadora en Guatemala es el objetivo de las autoridades para evitar que se salga de control, y que pueda convertirse en una plaga voraz advirtió el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).

Publicado el
Los pastizales para la crianza de ganado en Petén están siendo afectadas por la plaga de langosta y técnicos del Maga están interviniendo para controlar los brotes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los pastizales para la crianza de ganado en Petén están siendo afectadas por la plaga de langosta y técnicos del Maga están interviniendo para controlar los brotes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Los brotes se han ubicado en plantaciones de México (Yucatán), Guatemala, Belice y El Salvador, pero están en una fase de “joven adulto”, que se le conoce como saltón, que, aunque hace daño, todavía es controlable de manera oportuna; pero el peligro es que pasen a adultos, formen mangas, migren y venga una segunda generación, que es la alerta que lanzó ese organismo regional.

Las condiciones climáticas generadas por las tormentas Amanda y Cristóbal y luego el incremento de las temperaturas en mayo y junio últimos, fueron las condiciones adecuadas para facilitar el desarrollo de esta plaga, se expuso.

Hace 75 años se detectó una plaga severa que afectó Centroamérica y que tuvo sus inicios en esas zonas y que dio origen más adelante a la creación de Oirsa.

En Guatemala se detectó en junio la presencia del saltón en cultivos en Petén, simultáneamente en El Salvador, pero en abril se había detectado un brote en México que fue controlado.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), publicó este viernes 27 el acuerdo ministerial 127-2020, que declara el estado de emergencia fitosanitaria por el incremento significativo de la langosta voladora, y crea una comisión específica para atender esa situación.

Evitar migración

Efraín Medina, director ejecutivo de Oirsa –con sede en El Salvador– confirmó a Prensa Libre, que el saltón es un insecto que no vuela, pero en agosto, cuando se vuelvan adultos, vuelan y ahí es más difícil su control, colocan huevecillos en agosto y septiembre y puede haber una segunda generación que puede ser más perjudicial.

“Cuando forman grandes mangas emigran y arrasan con lo que encuentran a su paso. En buena medida está controlado en este momento en Guatemala y en los otros países bajo la debida vigilancia”, declaró, y recordó que históricamente las mismas zonas fueron atacadas por una plaga de langosta en 1945.

En Guatemala, explicó, los focos están en varios municipios de Petén, que afectan pastizales y maíz, y en el cerro de las víboras, Atescatempa, Jutiapa; y en El Salvador en los cultivos de San Vicente, San Miguel y Zacatecoluca, áreas que están sujetos a controles, con los productos adecuados.

El objetivo es controlar los brotes iniciales para que no se convierta en una amenaza mayor.

“La plaga hay que controlar ahora; ya que, en la siguiente generación, entonces, ahí, si pudiera ser severo, y no queremos compararla con los años de 1940 que barrio con toda la región, cuando esas mangas aéreas se mueven, y se desplazan hasta por 150 kilómetros diarios, pero creo que no suceder, y se están tomando las medidas y la seriedad”, aseveró Medina.

Los registros de Oirsa señalan que la plaga de langosta voladora no está presenten en Costa Rica y Panamá, y en Nicaragua fue afectada hace unos años, pero fue controlada.

Las condiciones climáticas generadas por las tormentas Amanda y Cristóbal y el incremento de las temperaturas en mayo y junio, fueron las condiciones adecuadas para facilitar el desarrollo de langosta en Petén y Jutiapa, según Oirsa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Mantener vigilancia

Medina argumentó que en la actualidad las condiciones son apropiadas para que surja la langosta, y desde principio de mes se mantiene una alerta en Centroamérica desde el pasado 2 de julio.

“Si no hay control y vuelan, el insecto consume lo que encuentra a su paso, y destruye hasta 400 tipos de cultivo  y empiezan a ser saltones, consumiendo milpa y pastizales porque emergen del suelo”, precisó.

Pero una vez que vuela el insecto, pasa a frutales, hortalizas, bosques y la caña de azúcar, y es una plaga “voraz” sino se controla, afirmó el director de Oirsa.

Medina dijo que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Banco Mundial (BM) y otros organismos internacionales han ofrecido apoyo, pero “no se ha querido actuar con otras ayudas, porque los países en este momento les están brindando la atención necesaria y puede controlarse”.

Añadió que el sector empresarial muestra preocupación y la próxima semana se llevará a cabo una reunión con directivos de la Federación Centroamericana de Cámaras Agropecuarias y Agroindustriales, porque en esta fase, el saltón ataca los cultivos agroindustriales como la caña de azúcar, y en México se detectó un brote en esos cultivos.

Funciones de la comisión específica del Maga:

  • Definir lineamientos generales de operación para atender el estado de emergencia fitosanitaria.
  • Elaborar las medidas de emergencia y el plan de contingencia fitosanitaria, con el apoyo de grupos técnicos especializados en la materia.

La comisión específica estará integrada:

  • Viceministro de Sanidad Agropecuaria (quien la preside)
  • Viceministro encargado de asuntos de Petén
  • Director de Sanidad Vegetal
  • Jefe Departamento de Vigilancia Epidemiológica
  • Jefe del Departamento de Desarrollo Agrícola de Petén
  • Administrador financiero
  • Directos de proyectos, cooperación y fideicomisos.

Evaluación

Gustavo Rivas, directivo de la Asociación Nacional de Granos Básicos, y Leonel Castañeda, presidente de la Federación de Ganaderos de Guatemala, detallaron que los agremiados están realizando las evaluaciones de los impactos económicos por la langosta voladora, que se concentra en pastizales y maíz por el momento.

Confirmaron que los sectores donde está el insecto son Petén, Izabal y Jutiapa -Atescatempa, fronterizo con El Salvador-, y la intervención de los técnicos del Maga.

“Los productores están aplicando insecticidas para el control, pero se sale del ámbito normal de plagas y son demasiados los insectos y el Maga está actuando con aplicaciones aéreas en Petén para control”, resaltó Rivas.

Castañeda dijo que los pastizales en las Cruces, Petén, el cultivo se regenera en un periodo de un mes, y los finqueros en Izabal, combate la plaza sin intervención del Maga, pero ya tienen los acercamientos y activando.

“Los finqueros grandes tienen que cambiar de lugar el ganado, pero afecta más a los que cuentan con potreros pequeños para el traslado de los animales y arrendar otras fincas”, puntualizó Castañeda.