Estos guatemaltecos ayudan a las empresas a ser más rentables con inteligencia artificial

Con Inteligencia Artificial, esta empresa guatemalteca mejoró la experiencia de los clientes de empresas como Claro, Banco Ficohsa y Adidas.

 Juan Manuel Larios, Felipe Oliva y Jorge Castillo (fuera de la foto) arrancaron el proyecto en Guatemala invirtiendo US$100,000 para el desarrollo y la validación del prototipo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Juan Manuel Larios, Felipe Oliva y Jorge Castillo (fuera de la foto) arrancaron el proyecto en Guatemala invirtiendo US$100,000 para el desarrollo y la validación del prototipo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

A través de la tecnología de autoservicio, GRUPO INNOXUS busca ayudar a las empresas a captar nuevos clientes. Con sus soluciones ha logrado reducir 40% el tiempo de espera para adquirir un servicio.

La startup utiliza Inteligencia Artificial similar a un chatbot para Facebook, pero aplicada a una pantalla táctil.

En palabras sencillas, la empresa da asesoría para mejorar procesos de cara al cliente y convertirlo en autoservicio sin necesidad de tener una persona. Mediante una pantalla de tacto con una aplicación a la medida, la empresa puede acortar el proceso de venta o la experiencia del cliente.

Actualmente facturan alrededor de 60,000 dólares al año, y entre sus clientes se encuentran Claro Corporaciones, Banco Ficohsa, Colgate, Adidas y Casa de Dios, entre otros.

Por ejemplo, para General Nutrition Centers (GNC) creó una solución en la que el consumidor ingresaba información como edad, género y tipo de resultado que buscaba en su organismo, y al final el sistema recomendaba un producto.

Un mundo de combinaciones

Todo comenzó en 2012, cuando Juan Manuel Larios, Jorge Castillo y Felipe Oliva arrancaron el proyecto en Guatemala invirtiendo US$100,000 para el desarrollo y la validación del prototipo, incluyendo la investigación de mercado para entender si en Centroamérica las personas estaban dispuestas y preparadas para invertir en este tipo de herramientas.

Después de dos años iniciaron operaciones formalmente. La aplicación tenía alrededor de 380 combinaciones posibles y recomendaba 75 combos de productos.

Casa de Dios es uno de los clientes de la aplicación que ha compilado la experiencia del usuario a través de una pantalla táctil. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

 

Con la información captada, y un análisis del comportamiento de las personas, elaboraron un informe con hallazgos para mejorar la estrategia de venta y la toma de decisiones.

Para Casa de Dios desarrollaron una solución que agilizó la asignación a los eventos de la asociación religiosa. La inscripción, que se realizaba manualmente, hoy es llevada a cabo por los mismos asistentes a través de una pantalla táctil, lo que permite reducir 99% el tiempo de asignación.

Asimismo, disminuyeron 75% el tiempo para iniciar sesión en la red social de la agrupación usando un código QR.

Educando al mercado

Larios comenta que los retos iniciales de Grupo Innoxus fueron atraer al usuario final, que en Guatemala no está acostumbrado a usar servicios donde se autoatienda, y abordar a los clientes que los veían únicamente como una compañía de pantallas. “Lo más costoso es adquirir clientes, lo menos costoso es retenerlos” relata.

Entonces cambiaron el enfoque y comenzaron a analizar las necesidades de cada cliente para ofrecer una propuesta que les hiciera ver el valor agregado que genera implementar tecnología de este tipo.

El guatemalteco añade que muchas veces el dolor de cabeza de las empresas es que a nivel de ejecución de proyectos de software, el cumplimiento de los tiempos de entrega no siempre es el mejor.

“Supimos muy bien cómo ajustar nuestros procesos para entregar en tiempo. En el país no hay nadie que sepa asesorar tan bien y llevar la ejecución como nosotros” indica.

Aunque han trabajado en proyectos en El Salvador, no tienen pensado expandirse a corto plazo, ya que consideran que en Guatemala aún hay mucho por atender.

“Es un mercado en crecimiento que no está ni cerca de una fase de madurez, ya que las marcas todavía le ven valor a la publicidad tradicional y necesitamos cambiar eso para darles una mejor experiencia a las personas a través de la tecnología”, dice Larios.

“El truco es tener costos extremadamente bajos”, concluye.

Claves del éxito

  1. Uso de metodologías de trabajo ágiles que permiten dar un servicio en tiempo y calidad.
  2. Establecer una relación personal con cada uno de los clientes para entender sus necesidades, lo que es clave para maximizar la generación de valor.
  3. Ofrecer un servicio innovador que solucione un problema del día a día.
  4. Contar con procesos de mejora continua, desde el aprendizaje hasta el desarrollo de productos.
  5. Saber adaptarse a la etapa actual en la que se encuentra el mercado, con el propósito de colaborar en su desarrollo, sin sacrificar rentabilidad.

* En alianza con Forbes México y Centroamérica

Contenido relacionado:

> El millonario negocio que nació de la furia de los clientes
> Emprendedor convierte aperitivos caseros en una empresa de alimentos congelados
> Este guatemalteco convirtió una amarga experiencia en una aplicación para viajar por el país

0