“Guatemala está en el radar de muchas empresas españolas que desean invertir en varios sectores”, afirma funcionaria del país ibérico

Guatemala recibió esta semana a una misión de empresarios españoles y abre el espacio para las rondas presenciales de negocios luego de haber quedado suspendidas por la pandemia.

Publicado el
María Peña Mateos consejera delegado de ICEX de España estuvo en Guatemala con una misión de 20 empresarios. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos) .
María Peña Mateos consejera delegado de ICEX de España estuvo en Guatemala con una misión de 20 empresarios. (Foto Prensa Libre: María Reneé Barrientos) .

Escuche la entrevista

Guatemala está dentro del radar de empresas españolas para concretar negocios en Centroamérica, explicó María Peña Mateos, consejera delegada del ICEX, que es la oficina pública encargada de promover la internacionalización de las compañías de ese país.

Peña acompañó a unos 20 empresarios que estuvieron en el país esta semana, entre los que hubo representantes de los sectores infraestructura civil y de salud, energía, agua y saneamiento y transporte. Esta fue la primera visita que el ICEX organiza hacia la región, luego de una pausa de dos años a raíz de la pandemia.

La consejera conversó con Prensa Libre sobre el potencial de negocios en el país, el pulso global ante los nuevos retos que dejó el covid-19, la certeza jurídica y hacia dónde apuntan los nuevos negocios.

¿Cuál es el objetivo de esta misión?

Estamos retomando las misiones presenciales después de la pausa y Guatemala estaba en el foco de nuestra atención desde 2020. Ahora estamos con muchas ganas de hacer cosas.

Después de la pandemia, ¿cuál es el ánimo del empresariado español?

El ICEX ha mostrado una fuertísima resiliencia a la ruptura de los mercados internacionales y, en el peor momento de la pandemia, cayeron los volúmenes de exportaciones y los servicios como el turismo, pero se ha tenido movimiento.

Pese a que cayeron los volúmenes de negocios y los contactos con los clientes, se ha mantenido el crecimiento de las exportaciones regulares. Ahora que la demanda se ha recuperado, esperamos un incremento. A mediados del 2021 se recuperaron los niveles del 2020 y se superaron los de 2019.

¿Qué nos muestra esto? Que las empresas españolas había “hecho sus deberes” con la crisis del 2008, 2009 y 2010 que golpeó mucho al sector exterior y muchas cerraron, pero otras se consolidaron en el mercado internacional. Esa estrategia permitió que, pese a la ruptura de los mercados y la crisis logística, se han tenido tasas de crecimiento muy positivas.

El ánimo es positivo y España siempre le apuesta a la internacionalización, lo cual implica que cada vez es más importante el peso de los negocios, aparte de aportar al desarrollo del país de destino, que es el principal factor que marca la inversión española y la visión hacia América Latina.

Lea también: Un grupo de empresarios extranjeros visita Guatemala esta semana ¿A qué viene?

¿Por qué el interés en Guatemala?

Porque tiene ventajas competitivas muy importantes; un peso muy importante en la región; liderazgo en determinados ámbitos de integración; apertura de mercados, defensa de la iniciativa privada; y clima de negocios. Estos elementos evidencian estabilidad macro y microeconómica, que es lo que busca el empresario para hacer negocios.

La inversión española siempre tiene una visión de mediano y largo plazos en el mercado y si juntamos lo que ya se indicó, su estratégica posición geográfica y un sector privado que es socio es una base que permite definir claramente que en Guatemala debemos prestarle atención para invertir infraestructura, energía, agua y saneamiento.

Hay margen de recorrido y muchos sectores en los que se puede aportar traslado de conocimientos como el energético, agua, sanidad e infraestructura.

Pensando en un mediano y largo plazo, ¿qué le interesa al empresariado español?

Se ha hablado de muchas cosas: en el sector energético, Guatemala es clara y a favor de una matriz renovable y hay tecnología que se ha desarrollado en este sector. El agua es importante para el desarrollo sostenible del país y en España hay empresas pioneras en esa tecnología. Además, aquí se necesita dar un salto importante en infraestructura, que es clave para el desarrollo de otros sectores como el turismo y la logística.

El interés siempre se basa en el conocimiento, pero no se hacen los negocios en un día y “nunca he visto un pelotazo” en que se llegue un día, se hagan cosas extraordinarias y se vayan, sino que se requiere tiempo, aproximación y confianza.

Mi percepción es que la inversión en Guatemala es alentada, bien recibida y cuidada; y es muy importante porque nos da un clima de confianza mutua, que es en donde podemos construir hacia futuro.

¿Qué significa la palabra “confianza” para los inversionistas?

Previsibilidad. Cuando un empresario tiene que hacer negocios, quiere conocer la relación y las reglas con transparencia. Lo que menos quiere es llegar a un determinado país y que de pronto le cambien la relación o las reglas.

¿Guatemala reúne esas condiciones?

De lo que podemos percibir, lo que nos dicen nuestros asesores y las empresas españolas que siguen invirtiendo aquí, es un gran prescriptor. Lo que quiere decir que se cumplen esas condiciones. Guatemala tiene la visión de convertir al inversionista extranjero en un socio relevante para el desarrollo sostenible.

Ante la ruptura de las cadenas de valor a escala global ¿qué potencial tiene Guatemala para atraer capitales españoles?

En el 2020 se evidenció que somos vulnerables y dentro de la ecuación de los negocios, se deben incluir determinados beneficios, costos y conceptos como la resiliencia a la ruptura de los mercados, como ha pasado.

Le puede interesar: De dónde viene la inversión extranjera directa y en cuáles sectores productivos se enfoca

Eso significa que las cadenas de valor que habían llegado a su máximo de eficiencia necesitan acortarse o diversificarse. Y ese es el proceso en que se está ahora el orden económico mundial: acortar las cadenas de valor, acercarlas y diversificar.

Puede haber cadenas de valor muy largas, pero se necesitan otras más cortas en el mercado, más cerca del proveedor, suministrador, etc., y ahí, Guatemala puede jugar un papel fundamental.

Este país tiene una posición geográfica extraordinaria, con acceso a dos océanos, visión de comercio internacional (le apuesta a tratados comerciales); y si acompañamos esto con un marco normativo transparente y claro, se le puede considerar. Hoy, el consumidor, el regulador y el proveedor piden mucho y Guatemala está en condiciones de ofrecerlo.

US$29.5 millones

Es el monto de inversión extranjera directa reportada a septiembre del 2021

US$266 millones

Fue el monto de las exportaciones hacia España en 2021.

US$351 millones

Fue el monto de las importaciones desde España en 2021.