Cómo ser un emprendedor alfa, o qué camino seguir

Repasando el mundo del emprendimiento podemos encontrar ciertas características únicas en cada emprendedor exitoso, que los ha llevado a destacar en un mundo altamente competitivo.

La toma de decisiones es un punto muy importante para ser un emprendedor alfa. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
La toma de decisiones es un punto muy importante para ser un emprendedor alfa. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Emprender no es una tarea fácil, existen muchos factores que complican el desarrollo del negocio, cualquier persona puede tener una idea millonaria, pero en el universo emprendedor exitoso encontramos ciertas características que tienen los CEO o fundadores de grandes compañías.

Para encontrar los puntos clave o cualidades que debe tener un emprendedor alfa analicé principalmente las grandes ideas o empresas del continente americano. Los comportamientos y toma de decisiones únicas que llevaron a la cima del éxito.

Dentro de las características que constantemente se repetían era la diplomacia y cabildeo, desde mi perspectiva son puntos de vital importancia, ya que el poder de negociación influye e influirá en el futuro que te plantees.

Ser diplomático te traerá ventajas; evitará que las puertas se te cierren, recuerda que la vida es una rueda de la fortuna y no sabes cuándo podrás necesitar de alguien.

Proyectar la mejor versión

La imagen que proyectas interna y externamente debe ser impecable, debes convertirte en inspiración de propios y extraños.

Llevar a tu equipo por el mismo camino; que te vean como ejemplo y modelo a seguir. Inspirar confianza y un liderazgo motivante, siempre ser responsable y coherente con tus acciones.

Desde mi perspectiva, la toma de decisiones es un punto muy importante para ser un emprendedor alfa, debes ser versátil y ágil ante cualquier escenario con la finalidad de destacar y cumplir tus objetivos oportunamente.

Una ventaja que tienes ante los grandes corporativos es la fácil operación y realizar cambios sin tener que pasar por un trámite burocrático, utiliza de manera correcta esta habilidad y explótala al máximo.

Por dónde empezar:

  • La creatividad es fundamental en un mundo lleno de oportunidades y competencia, piensa fuera de la caja para darle la vuelta a los problemas que va teniendo tu negocio, escucha a tus empleados, probablemente te darán otra perspectiva y tu mente encontrará la solución adecuada a un problema. Nunca olvides ser coherente con lo que haces y dices.
  • La información es poder, mientras más datos poseas y más contexto tengas de la situación; podrás tomar una decisión acertada. Debes ser un experto en el tema, convertirte en una voz autorizada y que tus opiniones influyan de manera positiva en el mercado.
  • El arte negociar es un don adquirido y con el tiempo se va perfeccionando. Ser convincente y lograr permear a tu contraparte con tus ideas es una habilidad necesaria de los emprendedores alfa que están cambiando el mundo con disrupción.
  • Planear tus acciones, tener el control y no tomar decisiones precipitadas son cualidades que debes considerar si quieres pertenecer a este grupo selecto de personas. Realizar proyecciones en los posibles escenarios te dará ventaja ante tu competencia.
  • Generar sinergia dentro de tu grupo de colaboradores es una labor loable, si quieres destacar debes aprender a delegar, confiar en el equipo que conformaste, sus habilidades podrán complementarse y sacar adelante cualquier inconveniente que se les presente.
  • Ser ambicioso y creer al máximo en tus ideales te llevará en el camino del emprendedor alfa, comunica con la suficiente convicción, trabaja arduamente para convencer a propios y extraños y jamás dudes de tu proyecto; evoluciona cualquier industria y cambia el mundo. Piensa en grande, imagina un universo donde tu producto sea indispensable. La autonomía e independencia son puntos importantes que debes recordar conforme avance la vida de tu proyecto.

La mejor elección

Como futuro líder; debes de discernir entre proyectos o estrategias que valen la pena; evita las pérdidas económicas y sobre todo de tiempo. Se selectivo y aprovecha cualquier oportunidad.

Observé que para ser un emprendedor alfa no basta con las ganas, tiene que nacer esta inquietud e ir adquiriendo ciertas características que te conviertan en un candidato potencial. No es un camino fácil, sin embargo, todo está en la actitud que tengas ante cualquier eventualidad y un pensamiento disruptor capaz de aprovechar una situación.

Solo hay que emplear el conocimiento adecuado, sacarle jugo al nicho que quieres abarcar y nunca olvidar que para destacar tienes que cubrir una necesidad innata del ser humano.

* Artículo de Jordi Greenham, fundador y CEO de Homie.mx, en alianza con Forbes México y Centroamérica

0