Ingresos fiscales en aduanas no repuntan

A un año de que se descubrió una red que defraudó al fisco en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), conocida como la “La Línea” el cobro de impuestos en el servicio aduanero continúa deprimido y no refleja señales de una recuperación.

La empresa Portuaria Quetzal en Escuintla, fue la que más movimiento de cargar reportó en 2015.
La empresa Portuaria Quetzal en Escuintla, fue la que más movimiento de cargar reportó en 2015.

Las cifras de cierre del 2015, señalan que el cobro de impuestos por la internación de las mercancías registró una caída del 2.1% con respecto al 2014.

En 2015 la cobranza alcanzó los Q15 mil 787 millones, menor en Q351 millones contabilizados en el 2014, cuando fue de Q16 mil 138 millones.

En el 2015, el 32% de la recaudación total la aportó los impuestos al comercio exterior.

Para este año la programación es de Q 15 mil 842.7 millones, la cual se mantiene en el escenario conservador derivado de los bajos precios de algunas materias primas en el mercado internacional.

En los últimos 12 meses, según Julio Héctor Estrada, ministro de Finanzas se observó una variación a la baja de los precios del barril de petróleo y del tipo de cambio lo que incidió en un menor ritmo de cobro al observado en otros ejercicios.

Las cifras de la SAT detallan que del 2004 al primer trimestre del 2016, el sistema aduanero ha aportado al fisco Q167 mil 252 millones.

En las aduanas se cobran el IVA importación y derechos arancelarios a la importación (DAI), según la legislación.

El volumen de importaciones y exportaciones subió en 2015, pero se redujo el ingreso de divisas por comercio exterior.

¿Qué sucedió?

Las investigaciones dadas a conocer por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público, detallan que una red ilegal, conformada por exfuncionarios de Gobierno y de la SAT con personas externas, realizaban tareas para la internación de las mercancías.

El dinero no ingresaba a las cuentas de la intendencia de la SAT lo que a su vez que no se transfería al gasto público.

Esa red desempeñaba funciones paralelo al servicio aduanero, al cobrar un porcentaje por cada contenedor que se internaba.

El resultado de las investigaciones da cuenta de un monto preliminar de Q28 millones por el desfalco.

Situación actual

Francisco Solórzano Foppa, jefe de la SAT no ha proporcionado los resultados de los hallazgos encontrados en el servicio aduanero y el seguimiento al caso “La Línea” de las cuales él participó como investigador cuando laboró en el Ministerio Público.


Se ha generado un ambiente de expectativas a su llevada y por la información que podría aportar en este y otros casos que impactan en las aduanas.

El pasado jueves en una reunión con empresarios, el funcionario informó que existe falta de personal técnico en las aduanas para hacer inspecciones en los contenedores y la discrecionalidad para la revisión.