Inversión extranjera caerá un 10% en Guatemala este año, según Cepal

Guatemala experimentará una drástica caída en el flujo de inversión extranjera directa (IED) al igual que otros países de la región a causa de los efectos del covid-19.

El flujo de inversión extranjera directa en Guatemala se contraerá 10% en 2020 por los efectos del coronavirus, según Cepal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El flujo de inversión extranjera directa en Guatemala se contraerá 10% en 2020 por los efectos del coronavirus, según Cepal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2020”, confirma que Guatemala será uno de los afectados en la atracción de capitales extranjeros.

Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), afirmó que se pronostica una caída del 10% de IED este año con respecto al 2019.

Eso significará que el país estaría recibiendo unos US$898 millones de capital extranjero, meno en US$100 millones a los del 2019, cuando las divisas alcanzaron US$998 millones.

“En 2019 la IED de Guatemala se incrementó en 0.4% y alcanzó US$998 millones, con sectores más importantes como manufactura y comercio y hoteles, y lógicamente después de la pandemia las cosas han cambiado considerablemente”, declaró la diplomática.

Las cifras presentadas por Cepal coinciden con la revisión a la economía realizada en octubre pasado en cual se proyecta una reducción por las autoridades monetarias.

Primer semestre

Bárcena Ibarra reconoció que, en el primer semestre del año, el flujo neto de IED del país fue de US$504 millones y significó 4.8% superior al mismo periodo del 2019, o sea aumentó la inversión en los primeros meses del año.

“El incremento tuvo una causa, de los préstamos a corto plazo de las casas matrices y sus filiales, que mandaron préstamos a Guatemala, y se contabilizada como flujos extranjeros. Pero se espera que los flujos para 2020 sean menores a los 2019”, recalcó la funcionaria de la Cepal.

Por región

El informe detalla que la caída de la inversión para Centroamérica será de 47%.

El promedio para la región será en el rango de 45% a 55%.

Por ejemplo, para Brasil, se proyecta una caída de 45%, Perú, 72%, Colombia, 50% Argentina, 32%, Chile, 33% y el Caribe 27%.

“La caída para el 2020 va a ser entre 45 y 55%. En el contexto de que la IED mundial va a caer un 40%, estamos cayendo más que el mundo, es lo que importa. La caída es muy grande e importante y no solo por la pandemia, que juega un rol, sino también porque están cambiando las estrategias empresariales”, remarcó Bárcena Ibarra.

Recordó que Latinoamérica y el Caribe recibieron US$160.7 millones de IED en 2019, y significó 7.8% menos con respecto a 2018, una tendencia negativa que se agudiza en 2020, principalmente como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus.

Reiteró que la caída de los flujos de inversión es generalizada para la región.

Priva la incertidumbre

Óscar Erasmo Velásquez, exviceministro de Economía, destacó que la caída de la IED tiene una causa económica de orden sanitaria, y hasta que no se resuelva con una vacuna para poder enfrentar el covid-19, el mensaje será siendo negativo para los tomadores de decisiones y mientras no exista un control se esperaría nuevos rebrotes y el posible cierre de actividades de producción y distribución tal como se está observando en países europeos.

“Hay una incertidumbre en un posible cierre total de la actividad económica si no hay control y ojalá eso no ocurra. Esa situación genera incertidumbre a los inversionistas”, detalló Velásquez.

En todo, caso el flujo de capitales que Guatemala atrajo o atraerá en este ejercicio será reinversión con capital propio de las empresas o a través del financiamiento del sistema bancario nacional o internacional.

Proceso de reconstrucción

Por aparte, Bárcena Ibarra brindó detalles sobre el proceso de evaluación de daños y pérdidas ocasionadas por la tormenta Eta e Iota en Centroamérica en noviembre último.

Explicó que el pasado lunes sostuvieron una reunión a nivel ejecutivo, y en el caso de Guatemala el presidente Alejandro Giammattei, informó que había una destrucción importante en 108 carreteras, 37 puentes nacionales y 50 puentes municipales.

La secretaria ejecutiva de Cepal declaró que hay una oportunidad importante para la reconstrucción en infraestructura dañada junto con Honduras, que fueron los países más afectados por los huracanes en esta temporada.

“Centroamérica es una de las regiones más vulnerables al cambio climático y hay que apostarles a estrategias de adaptación y la IED tiene que ayudar a la recuperación, luego del paso de los huracanes”, afirmó.

Precisó que la Cepal está realizando la evaluación de los daños y perdidas en Guatemala y Honduras, para evaluar cuáles son aquellos sectores que deben ser reconstruidos y que esa evaluación sirva a los Gobiernos para presentar a la comunidad internacional, sino también a los fondos verdes del clima la reconstrucción.

Reiteró que estas inversiones deben estar orientadas a la creación de fuentes de empleo, que son importantes, ya que una de las causas principales de la migración es la falta de trabajo en los países.

“Hay que hacer llegar inversiones en aquellas áreas novedosas que puedan mover la productividad como energías limpias y conectividad, pero también en la bioeconomía, ya que Guatemala es un país que cuenta con agroecología importante que puede potenciar mucho los productos locales”, enfatizó Bárcena Ibarra.

El informe de evaluación podría conocerse a mediados de diciembre.