Las condiciones socioeconómicas en el norte de Centroamérica pueden mejorar, si se atiende esta iniciativa del FEM

El objetivo de la nueva iniciativa ESG, del Foro Económico Mundial (FEM) es trabajar con líderes en Guatemala, Honduras y El Salvador en métricas ambientales, sociales y de gobernanza.

Publicado el
Iniciativa llamado a la accion
Kamala Harris, vicepresidenta de los Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Foro Económico Mundial (FEM) anunció una nueva iniciativa en Guatemala, El Salvador y Honduras que apoyará al sector privado para aplicar las métricas del capitalismo de partes interesadas y mejores informes ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) para mejorar las condiciones socioeconómicas locales y la resiliencia ambiental.

El anuncio se realizó en eventos convocados por el Foro con CentraRSE en Guatemala, COHEP en Honduras y Fundemas en El Salvador. A estos asistieron líderes de los sectores público y privado, la sociedad civil y organizaciones internacionales que discutieron los beneficios y oportunidades de implementar métricas, prácticas y tendencias corporativas globales de informes ESG estructurados. También se mostraron los esfuerzos nacionales, regionales y las mejores prácticas.

La iniciativa Measuring Stakeholder Capitalism (Capitalismo de Partes Interesadas) identificó un conjunto de 21 métricas y divulgaciones universales básicas y 34 ampliadas extraídas de los estándares existentes, que buscan mejorar la forma como las empresas miden y demuestran su desempeño frente a los indicadores ambientales, sociales y de gobernanza y realizan un seguimiento constante de sus contribuciones positivas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

El fortalecimiento de las credenciales de sostenibilidad y el fomento de la capacidad para comunicar esta información representarán una ventaja significativa para las empresas y la economía en su conjunto, en particular para atraer inversión extranjera e integrarse en las cadenas de valor regionales y mundiales.

“En medio de un contexto cada vez más desafiante frente a crisis globales superpuestas, la colaboración público-privada y la acción decisiva del liderazgo local son aún más necesarias para mejorar las condiciones económicas, sociales, ambientales y de gobernanza. Todos los sectores deben trabajar juntos para construir un ecosistema próspero y resiliente, ofreciendo esperanza y oportunidades reales para que las personas de la región desarrollen su potencial en casa”, dijo Marisol Argueta, directora de América Latina en el FEM.

US$3,200 millones iniciales

La iniciativa es una respuesta al Llamado a la Acción de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, que pide a las empresas y empresas sociales que promuevan oportunidades económicas para las personas en la región como parte de una estrategia integral para abordar las causas fundamentales de la migración.

Harris ha anunciado un total de US$3 mil 200 millones en nuevos compromisos con la región, en coordinación con la Alianza para Centroamérica (APC) desde que se lanzó el esfuerzo en mayo de 2022.

Le recomendamos leer: Cinco congresistas de Estados Unidos llegan a Guatemala para promover la cooperación e impulsar la inversión del sector privado de ese país

“A medida que buscamos enfoques multisectoriales para resolver los desafíos sociales que enfrentan nuestras comunidades a nivel mundial, el marco ESG del FEM proporciona una estructura para que las empresas impulsen un mayor desarrollo económico. Trabajando con socios del sector público y privado, esto puede traducirse en empleos de calidad, protecciones ambientales y mejores vidas para las familias”, dijo Jonathan Fantini-Porter, director ejecutivo de la APC.

Mientras que Harris declaró en mayo pasado: “creo que las empresas, en particular, nuestro sector empresarial privado, tienen un papel muy importante que desempeñar, como todos sabemos, en la creación de empleos, en la promoción de oportunidades económicas y en el desarrollo a largo plazo”, dijo Harris.

E hizo hincapié en la sólida cooperación público-privada como clave para lograr resultados significativos, reconociendo al Foro como un líder mundial en esta área.

Áreas prioritarias

Los sectores productivos prioritarios para apoyar el desarrollo a largo plazo de la región son la inclusión digital y financiera, la seguridad alimentaria y la agricultura climáticamente inteligente; adaptación al clima y energía limpia; educación y desarrollo de la fuerza de trabajo; y el acceso a la salud pública.

Las métricas ESG planificadas y las actividades de informes corporativos también tienen como objetivo motivar a los líderes locales a tomar medidas verificables sobre sus contribuciones para mejorar las condiciones socioeconómicas y la resiliencia ambiental en la región.

Basado en los estándares existentes, este marco proporciona un conjunto de métricas que pueden ser reportadas por todas las empresas, independientemente de la industria o la región, aparte de que ofrecen comparabilidad, lo que es particularmente importante para crear un conjunto sistémico y globalmente aceptado de estándares comunes para informar sobre el desempeño de la sostenibilidad corporativa.

Como parte de las actividades realizadas en Centroamérica, la empresa guatemalteca Grupo Mariposa anunció la adopción del marco de métricas globales promovido por el FEM y declaró su compromiso de incluirlas en futuros ciclos de reporte. Grupo Mariposa es la primera empresa en Centroamérica en incorporar las métricas en sus reportes.

Otras 11 empresas y organizaciones se comprometieron a apoyar el desarrollo económico inclusivo en el Triángulo Norte, entre ellas Acción, Bancolombia, Chobani, Davivienda, Duolingo, , la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, Mastercard, Microsoft, Nespresso, Pro Mujer y Tent Partnership for Refugees.

Qué es el Capitalismo de Partes Interesadas

Es una forma de capitalismo en la que las empresas no solo optimizan los beneficios a corto plazo para los accionistas, sino que buscan la creación de valor a largo plazo, teniendo en cuenta las necesidades de todos sus grupos de interés y de la sociedad en general.

Este enfoque era común en las décadas de posguerra en Occidente, cuando quedó claro que una persona o entidad solo podía hacerlo bien, si toda la comunidad y la economía funcionaban. Existe un fuerte vínculo entre las empresas y su comunidad.

La característica más importante del modelo de partes interesadas hoy en día es que lo que está en juego en nuestro sistema es ahora más claramente global. Las economías, las sociedades y el medio ambiente están más estrechamente vinculados entre sí ahora, que hace 50 años. Por lo tanto, el modelo es fundamentalmente de naturaleza global.

Con información de Alem Tedeneke, Foro Económico Mundial (FEM)