Los dos proyectos de infraestructura cruciales cuyo progreso depende del Legislativo

Guatemala debe avanzar en la aplicación de los instrumentos de alianzas público-privada (APP) para la atracción de capitales y así brindar las oportunidades de la generación de empleo.

Publicado el
El Congreso deberá de conocer el contrato de la primera APP en Guatemala que es la autopista de Escuintla a Puerto Quetzal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El Congreso deberá de conocer el contrato de la primera APP en Guatemala que es la autopista de Escuintla a Puerto Quetzal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Este fue el mensaje que expuso en un foro empresarial el embajador de EE. UU. en Guatemala, William W. Popp.

El diplomático manifestó que Guatemala tiene oportunidades para generar empleo digno por medio de atraer mayor inversión y aportar al desarrollo económico, durante el foro: “Infraestructura oportunidades de inversión”, que organizó la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham), en conjunto con la Agencia Nacional de Alianzas de Desarrollo de Infraestructura Económica (Anadie) y la sección comercial de la Embajada de EE.UU., en el país.

Remarcó que tanto el sector público como el privado son actores clave para promover las condiciones necesarias de velar y proteger la inversión extranjera que actualmente se encuentra en el país. También para atraer nuevos capitales.

Declaró que la falta de infraestructura pública es un requerimiento muy grande para cualquier país, y las inversiones extranjeras que no pueden entrar por esa carencia, impiden también la creación de empleos y desarrollo económico.

Por esas razones, dijo que Estados Unidos está comprometido en trabajar con el sector privado y el gobierno para fortalecer la inversión en infraestructura para trabajar en aumentar la inversión.

“Los beneficios son grandes, las herramientas ya existen y se encuentran a la disposición y vale mucho examinar de cerca la ley de APP que existe en Guatemala para tomar acciones y capitalizar este potencial ahora”, enfatizó el embajador Popp.

Añadió que, sumando esfuerzos del sector público, privado y socios internacionales, es posible maximizar los mecanismos que ya existen, con algunas modificaciones, pero no hay duda sobre los beneficios que se pueden alcanzar para una Guatemala más próspera y más competitiva, reiteró el diplomático en el evento.

Recordó que Guatemala cuenta con una cartera de siete proyectos identificados que pueden atraer capitales estimados por US$1 mil 500 millones, y “hoy se tiene la oportunidad de examinar las posibilidades y potencial de las APP que han mostrado ser muy exitosas en muchos países donde han sido adoptados”.

“Hoy ningún gobierno puede contar con los recursos suficientes y en el Siglo XXI es clave utilizar los mecanismos innovadores para conseguir la inversión en la infraestructura necesaria, sobre todo en los proyectos de mayor escala”, agregó.

Reiteró que las APP ofrecen un camino muy importante para reunir la cantidad de capital necesaria para canalizar la inversión en la infraestructura, y aclaró que no se trata de privatizaciones.

Pliego de modificaciones

Érick Uribio, director de la agencia, resaltó que se presentó una propuesta de modificaciones a la Ley de Anadie al Congreso para enmendar algunos aspectos.

Además, que está pendiente de que ese organismo conozca la iniciativa de la autopista de Escuintla a Puerto Quetzal, luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) emitiera una sentencia por el contrato de la primera APP, por un amparo interpuesto por el Consorcio Autopistas de Guatemala (Convía).

Por ley, el contrato debe ser conocido y aprobado por el pleno del Congreso, según lo establece la Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica.

El embajador Willian W. Popp participó en el foro Infraestructura oportunidades de inversión en Guatemala y expuso sobre la APPs. (Foto Prensa Libre: Cortesía AmCham)

Habrá que conocerlos

Consultado el diputado Rodolfo Neutze, presidente de la Comisión de Economía del Congreso, confirmó que son dos aspectos separados: la presentación de las modificaciones a la ley de Anadie y el contrato de la autopista, que deberá conocer el pleno.

Explicó que el modelo de la APP ha funcionado en otros países, y justificó que los gobiernos no cuentan con los suficientes fondos para generar infraestructura y servicios.

En el caso de Guatemala, mencionó que existen las reglas y hay que ponerlas claras, para que los inversionistas privados puedan invertir. Señaló que sería fundamental que en 2021 puedan promoverse otros proyectos de infraestructura, ya que hay oportunidades para que puedan instalarse nuevas inversiones desde Asia y despachar a EE. UU., pero no se cuenta con las carreteras.

Con respecto al contrato, consideró la no aprobación como una falla de la anterior legislatura, y por orden de la CC se tiene que conocer, pero no hay voluntad política para tratar el tema, que sería la primera APP en Guatemala, y poner en los ojos de los inversionistas.

“Considero que se enviaría una pésima señal a los mercados internacionales de que aquí no se respetan los contratos”, puntualizó.

Durante el foro, John Wingle, director de Milleniun Challenge Corporation, explicó que para que Guatemala recupere la confianza a los inversionistas en APP, debe establecer un mecanismo de compromiso con credibilidad para que los inversionistas confíen en las reglas de licitación y gestión de contratos, y aprobar y firmar el proyecto de la autopista.

Enfatizó que la Anadie tiene la capacidad de hacer APPs, pero que se necesita trabajar en recuperar la confianza de los capitalistas internacionales. Por otro lado, se necesita de políticas públicas consistentes en la aplicación de peajes a usuarios.

Agenda económica

Para Francisco Quezada, analista del Centro de Investigación Económicas Nacionales (Cien), explicó que las iniciativas que están dentro de la agenda económica son neutras, en el sentido de que, si se logran concretar, coloca al Congreso en imagen como un país que cuenta con una legislación para atraer inversión.

La idea es colocar al país en el radar de los inversionistas con este tipo de iniciativas, y las agendas de reactivación económica debe ponerle atención en esta fase de recuperación.

En el caso del contrato de la autopista, indicó que las agendas económicas legislativas tienen que ser muy dinámicas, si se requiere necesitar ajustes, o hacer modificaciones de una manera rápida, ya que en otros países van con más velocidad.

“La ley de la APP no logró despegar y se necesita ser más eficiente”, apuntó el analista.