Por coronavirus también se acelera el comercio ilícito alrededor del mundo, según especialistas

Entre las razones está el aumento de los precios debido a la escasez de materias primas y las complicaciones derivadas de la interrupción del abastecimiento y el comercio, de acuerdo con Euromonitor.

Las industrias afectadas incluyen productos farmacéuticos, tabaco, bebidas alcohólicas, productos de higiene personal y para el hogar, artículos de lujo, productos de belleza y cuidado personal (Foto: CDC)
Las industrias afectadas incluyen productos farmacéuticos, tabaco, bebidas alcohólicas, productos de higiene personal y para el hogar, artículos de lujo, productos de belleza y cuidado personal (Foto: CDC)

La pandemia del Covid-19 ha venido a acelerar muchas dinámicas en distintas industrias como la adopción del comercio electrónico, así como de tecnologías más avanzadas para atender la demanda de una manera más eficaz. Sin embargo, al mismo tiempo que incrementa la demanda de diversos productos también lo hace el comercio ilegal.

Existen tres principales razones por las cuales el comercio ilícito está siendo impulsado por el coronavirus, de acuerdo con un reporte publicado recientemente por la consultora Euromonitor International:

El acceso limitado a la financiación significa que las empresas deben cubrir los costos y el inventario; el aumento de los precios de los bienes vendidos por las empresas como resultado del aumento de los impuestos especiales asumidos por el gobierno; y el aumento de los precios legales debido a la escasez de materias primas y las complicaciones derivadas de la interrupción del abastecimiento y el comercio.

“Las industrias afectadas incluyen productos farmacéuticos, tabaco, bebidas alcohólicas, productos de higiene personal y para el hogar, artículos de lujo, productos de belleza y cuidado personal. También se han impulsado otros flujos de comercio ilícito, como el tráfico de personas y el tráfico de drogas ilícitas”, señala el documento El comercio ilícito en tiempos de coronavirus.

Debido a que los gobiernos están controlando el suministro y venta de ciertos bienes para administrar estratégicamente el volumen y distribución de artículos esenciales, por ejemplo, equipo de protección personal (EPP) o reducir operaciones asociadas con artículos innecesarios, como bebidas alcohólicas y tabaco, los consumidores buscan otras vías para obtenerlos.

“En total, la pandemia y las medidas adoptadas para prevenirla han perturbado gravemente las cadenas de suministro y la actividad económica mundial. Si bien algunos efectos de Covid-19 son similares en el comercio legal e ilícito, por ejemplo, las interrupciones de la cadena de suministro, otros están promoviendo el crecimiento del comercio ilícito en la economía global en general, lo que hace que los gobiernos y las empresas pierdan miles de millones en ingresos”, agrega el reporte.

La investigación hace énfasis en como el Covid-19 ha provocado un aumento en la demanda de medicamentos y de insumos farmacéuticos basados ​​en internet, ya que los consumidores se abastecen de medicamentos que se rumorea que combaten y previenen el COVID-19, o productos falsificado.

“Las redes de farmacias ilícitas en internet administradas por delincuentes han capitalizado la venta de medicamentos falsificados y de contrabando, así como el phishing de la información personal de los consumidores. En mayo de 2020, Interpol incautó más de cuatro millones de unidades de equipo médico ilícito y cerró más de 2 mil 500 farmacias en línea en Estados Unidos”, señala la consultora.

El comercio ilícito de comercio electrónico se realiza principalmente a través de vendedores externos dentro de los mayores mercados en línea accesibles para todos.

Además, las plataformas de redes sociales, como Facebook, Instagram y aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram, han sido utilizadas por jugadores ilícitos para llegar a los consumidores y vender productos fuera de los marcos legales y la regulación.

Por ejemplo, el 29 de junio la empresa estadounidense 3M, que desarrolla, manufactura y comercializa los respiradores N95, denunció algunas páginas de internet así como perfiles de redes sociales en Facebook en México que se hacían pasar por la compañía o como representantes de la compañía, para ofrecer la venta de productos fraudulentos.

“A través de sitios web o perfiles de redes sociales, estas personas proporcionan al consumidor información falsa y engañosa sobre nuestros productos, su origen y características; ofrecen también de forma engañosa productos que ostentan ser de la marca 3M a precios elevados y abusivos e incluso en ocasiones ofrecen productos marca 3M que no existen, situación completamente ilegal que queda al descubierto una vez que el consumidor ha pagado por los supuestos productos y que nunca le son entregados”, señala la empresa en el documento.

La Cámara de Comercio Internacional predice que el comercio mundial de falsificaciones alcanzará los 4,000 millones de dólares en 2022, impulsado principalmente por el comercio electrónico.

Para inhibir el gasto de los consumidores en bienes ilícitos, los gobiernos y el sector privado deben garantizar que los precios sigan siendo asequibles, que no se interrumpa el suministro legal de bienes y que los consumidores sean conscientes de las amenazas que representan los bienes ilícitos, señala el reporte.

El crimen organizado como el “buen samaritano”

En ciertas industrias, las redes del crimen organizado transnacional se están aprovechando de marcos regulatorios ineficaces, escasez de suministro, cambios preferencias de los consumidores y brechas de precios para expandir su huella ilícita.

“El acceso limitado o la falta de capital es principalmente un problema del lado de la oferta que ocurre cuando el financiamiento para los costos de las empresas no está disponible por medios legales, ya sea a través del gobierno o del sector privado. Esto hace que los dueños de negocios sean vulnerables a jugadores ilícitos, como mafias del crimen organizado, pandillas u organizaciones terroristas”, señala Euromonitor.

Estos jugadores pueden ofrecer su capital para respaldar negocios a cambio de un escenario para vender bienes ilícitos, un acuerdo para lavar dinero o un lugar para coordinar y cometer actividades delictivas.

El efecto que tiene COVID-19 sobre el acceso a la financiación se puede ver al rastrear el efecto que tiene el crimen organizado en países que el Banco Mundial ha identificado como de bajo acceso a préstamos13 para empresas. COVID-19 tienesolo exacerbó este déficit de financiación que se produce en muchos países del mundo.

México es uno de los países con menor puntuación en facilidad de acceso a préstamos, los carteles de la droga están aprovechando la oportunidad para lavar su dinero con pequeñas empresas necesitadas que no tienen capital y están al borde de la insolvencia económica.

Esta crisis de liquidez solo empeorará a medida que continúe la crisis económica causada por COVID-19, lo que obligará a más negocios legítimos a caer en el mercado ilícito.

* En alianza con Forbes México, artículo de Sheila Sánchez.