Por qué cientos de cerdos son sacrificados en Reino Unido y cómo podría afectar las celebraciones navideñas

Los procesadores británicos de carne temen que, si las autoridades no toman medidas, para Navidad podría haber escasez de pavos y jamones.

Publicado el
Los productores de carne en Reino Unido se enfrentan a una escasez de personal cuando se acerca una de las épocas de más exigencia.  (Foto Prensa Libre: Unsplash)
Los productores de carne en Reino Unido se enfrentan a una escasez de personal cuando se acerca una de las épocas de más exigencia. (Foto Prensa Libre: Unsplash)

Un granjero del condado inglés de Yorkshire ha sacrificado cientos de crías de cerdo al no poder llevar a los ejemplares maduros a los mataderos locales debido a la falta de personal en esas instalaciones, informa este viernes la BBC.

Por la escasez de carniceros y otros profesionales cualificados en el Reino Unido, debido a la pandemia y al Brexit, los mataderos no pueden hacer frente a la demanda, lo que hace que los granjeros tengan más animales de los que pueden gestionar.

Ante la falta de espacio en sus fincas y el engorde excesivo de los cerdos, algunos están empezando a matar a crías, más baratas y fáciles de sacrificar, indica la BBC.

El granjero en cuestión, que se mantuvo en el anonimato, dijo estar “destrozado” por haber tenido que matar “cerditos perfectamente sanos y viables”.

También en declaraciones a la cadena pública, el presidente de la Asociación nacional del cerdo, Rob Mutimer, ha dicho que la falta de personal en mataderos y procesadoras se ha agudizado “en las últimas tres semanas” y, dado que los productores no tienen suficiente sitio para mantener el exceso de ejemplares, no se descarta “un sacrificio masivo de animales” en las próximas semanas.

Según datos de la Asociación británica de procesadores de carne (BMPA, en inglés), antes de la pandemia y la salida británica de la Unión Europea (UE) un 80 % de la plantilla en dos grandes plantas procesadoras de carne en Hull, norte de Inglaterra, procedía de Europa del Este.

La asociación advierte que, si el Gobierno conservador no concede visados temporales a trabajadores extranjeros para paliar la escasez de mano de obra -como ha hecho con los transportistas-, podría no haber suficiente oferta de productos típicos de la Navidad como pavos y jamones.

Nick Allen, de la BMPA, dijo que los mataderos tienen un 15 % menos de personal de lo que sería normal cara al periodo navideño, cuando de todos modos las plantillas se aumentan entre un 10 y un 15 %.

“La principal barrera es la mano de obra, con el cambio en la política de inmigración. Nos cuesta particularmente encontrar carniceros, y eso limita la rapidez con la que se puede operar en una planta”, afirmó.

Allen explicó que se están “ofreciendo sueldos más altos pero, tal como está el mercado laboral, no ha funcionado”. “Necesitamos tener acceso a mano de obra de fuera del Reino Unido”, dijo a la BBC.

Un portavoz del ministerio de Medioambiente, Alimentos y Asuntos Rurales ha declarado que “el Gobierno reconoce la importancia del trabajo temporero y conoce los problemas que ha afrontado el sector porcino por la pandemia y la escasez de personal”.

Este portavoz aseguró que el Gobierno “ha estado trabajando con el sector porcino y de procesamiento” en los últimos meses para confrontar esta situación.

“Hacemos un seguimiento del mercado y continuamos trabajando estrechamente con el sector a fin de explorar alternativas para afrontar las presiones que la industria sufre”, añadió.

Según ha publicado hoy “The Times”, el Gobierno se plantea conceder unos 1.000 visados de emergencia a carniceros extranjeros para paliar la escasez de profesionales a fin de que no se produzca un dañino desabastecimiento de cara al periodo navideño.

El periódico señala que, aunque parte del Ejecutivo quiere satisfacer las demandas del sector cárnico, se opone a la medida la ministra del Interior, Priti Patel, que, según el “Times”, teme que sea una táctica a más largo plazo para reintroducir la libertad de movimiento de trabajadores de la que el Reino Unido se desligó al salir de la Unión Europea (UE).

Un portavoz de Interior afirmó que lo que se quiere es que “los empleadores hagan inversiones a largo plazo en la fuerza laboral interna del Reino Unido en lugar de depender de trabajadores extranjeros”.