Presupuesto 2020: Estos son los 4 puntos que negocia el gobierno electo con los diputados

El tiempo se acorta para aprobación del proyecto del presupuesto 2020 y las nuevas autoridades designadas que asumirán en enero trabajan en un pliego de modificaciones que serán presentadas al pleno.

Publicado el
Entre las modificaciones en el proyecto del presupuesto 2020, el nuevo Gobierno propone un incremento al techo presupuestario para el CIV para inversión en infraestructura, expuso el ministro de Finanzas designado, Álvaro González Ricci. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Entre las modificaciones en el proyecto del presupuesto 2020, el nuevo Gobierno propone un incremento al techo presupuestario para el CIV para inversión en infraestructura, expuso el ministro de Finanzas designado, Álvaro González Ricci. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Aunque por el momento no hay un pliego oficial de las enmiendas, Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas designado por el presidente electo Alejandro Giammattei Falla, informó que están planteando una serie de readecuaciones que vayan en la línea de trabajo en el primer año de Gobierno.

La aprobación del proyecto del presupuesto está 50% que sí y 50% que no, según González Ricci, quien confirmó que ha sostenido reuniones con varios bloques legislativos.

Lea también: Las dos visiones sobre el tipo de cambio que se contraponen dentro del círculo de Giammattei

Consultados algunos diputados, informaron que no conocen las enmiendas y que el avance de la aprobación del plan de gasto dependerá de los cambios propuestos.

El pasado 18 de noviembre la Comisión de Finanzas del Congreso, elevó a Q90 mil millones 92 millones, monto mayor a los Q89 mil 773 millones que dictaminó la referida comisión.

De hecho, González Ricci dijo que el monto podría variar, pero va a depender de las readecuaciones que se están trabajando con diputados y la Dirección Técnica del Presupuesto del Ministerio de Finanzas.

“El techo no va a sobrepasar lo que presentó originalmente Finanzas Q91 mil 900 millones, pero debería de ser muy similar a lo que anunció la Comisión de Finanzas la semana pasada”, aseguró al ser consultado.

Por ley, el Congreso tiene hasta el próximo sábado 30 de noviembre para aprobar el proyecto del presupuesto para el siguiente año, ahora con nuevas autoridades de Gobierno que asumirán el 14 de enero próximo.

Ejes de readecuaciones

González Ricci habló en términos generales sobre cuatro ejes en los que están trabajando, que son cambios y que están enfocados en sugerencias, porque al final del día los van a votar será esta legislatura, enfatizó.

En ese sentido, dijo que la primera trata sobre la fiscalización de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), que recibirán fondos públicos, y determinar cuáles se quedan y cuáles se van.

Esto incluye no solo de las organizaciones que incluyó la Comisión de Finanzas en el dictamen, si no de la propuesta que presentó el Minfin y evaluar si son genuinas o no.

Aclaró que habrá una norma presupuestaria para poder fortalecer y fiscalizar el uso de los recursos a través de las ONG´s.

El otro tema, explicó González Ricci, es la cartera de préstamos original que el Minfin presentó en el proyecto y que, a su paso por la Comisión de Finanzas, fueron retirados algunos y la idea es tratar de que se reinstalen, ya que ahí surgen problemas de asignaciones a diferentes ministerios que tiene como fuente financiamiento vía préstamos.

“Son préstamos que se habían trabajado desde hacía años con los organismos financieros para poderlos utilizar y la Comisión de Finanzas solo dejo dos préstamos y esa situación debilita financieramente a los ministerios”, explicó.

Recordó que esos préstamos ya cuentan con la opinión favorable de la Junta Monetaria, están listos para que se puedan ejecutar, tienen asignación para asuntos específicos que es una garantía de que hay transparencia para el uso de los recursos.

En el dictamen solo se aprobó un préstamo por US$200 millones que solo se utilizará cuando se declare Estado de Emergencia por impacto de eventos naturales, y otro por US$250 millones para apoyo presupuestario.

En las enmiendas, dijo, también se trabaja en hacer una readecuación con los recursos disponibles que se tienen para responder a lo que está pidiendo la población.

En esa readecuación se incluye aumentar el techo al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), ya que para el siguiente año presenta una disminución con respecto al vigente.

En la sesión de jefes de bloque no se agendó conocer en su tercera lectura la aprobación del proyecto de presupuesto 2020. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Pulso político

Carlos Fión Morales, jefe de la bancada Compromiso Renovación y Orden (Creo), aseguró que como bloque están en contra de la manera en que se planteó y dijo que desconocen las enmiendas.

“Si las modificaciones significan un cambio sustancial en el concepto y aplicación del presupuesto en las diferentes áreas, así como en la disminución de algunos bolsones que evidentemente anuncian corrupción y en aquellas áreas se hace presente la justicia social estaríamos a favor”, declaró.

Dijo que el apoyo al proyecto del presupuesto dependerá de esas enmiendas.

Mencionó que se deben de incrementar los rubros de gasto para salud, asistencia social, educación y seguridad.

El diputado Luis Fernando Montenegro declaró que, a título personal, no estará apoyando el proyecto del presupuesto, ya que a su entender se encuentra desfinanciado por la proyección de recaudación tributaria planteada, la cual considera sobreestimada.

“Hay recorte en el área de salud y educación, así como la inclusión de nuevas ONG´s en detrimento de otras que cuentan con trayectoria”, aseveró.

González Ricci declaró que hay buena voluntad de los diputados de hacer estas readecuaciones y enmiendas y no existe negativa para hacer algo.

“Con los diputados que hemos conversado y con el ministro de Finanzas hay una buena recepción de modificar el plan de gasto de lo que salió de la Comisión de Finanzas –de manera que– lo que apruebe en el Congreso no obedezca a intereses personales, sino para el bien del país”, destacó.

Negociación política

Para el analista David Casasola, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), la aprobación del presupuesto se encuentra “como una moneda en el aire”, ya que salió de la discusión técnica y entra a una fase de negociación política.

Le puede interesar: Precio del cilindro de gas de 25 libras sube Q10 en el mercado local

“La discusión y los argumentos técnicos se debilitan y la aprobación ya dependen de los acuerdos políticos”, afirmó el analista.

Recordó que los principales desafíos están en la recaudación y en cómo mejorar los ingresos tributarios, así como el cumplimiento de los pactos colectivos que se deberán cumplir y que van a generar presión.

Contenido relacionado

> Alcaldes piden Q650 millones más en el presupuesto 2020 para terminar obras de este año 

> Congreso dictamina proyecto de presupuesto y lo deja en Q89 mil 773 millones

> Congreso se queda sin sesionar sobre el presupuesto 2020 debido a manifestaciones