¿Puede el Gobierno alcanzar la meta fiscal de 2021, pese al impacto del coronavirus?

Tanques de pensamiento llaman a proyectar escenarios sobre un escenario realista y creíble, tras efectos de la pandemia del covid-19.

Los efectos de coronavirus en la economía tendrán impacto en la recaudación tributaria y para 2021 se proyecta Q61 mil 426 millones, se conoció en la primera sesión de Presupuesto Abierto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los efectos de coronavirus en la economía tendrán impacto en la recaudación tributaria y para 2021 se proyecta Q61 mil 426 millones, se conoció en la primera sesión de Presupuesto Abierto. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El Ministerio de Finanzas (Minfin) comenzó este lunes con las jornadas de Presupuesto Abierto para definir el plan de gasto 2021 en medio de la pandemia del coronavirus definiendo los primeros escenarios, mientras analistas consideran que prevalece la incertidumbre sobre las cifras de recaudación por una sobrestimación de ingresos.

En un contexto fuera de serie por la crisis sanitaria en Guatemala, el Minfin llevó a cabo el primero de seis talleres de Presupuesto Abierto, con los escenarios macroeconómicos y fiscales que dieron a conocer autoridades del Banco de Guatemala (Banguat) y Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

La primera llamada de atención por la construcción de esos escenarios procedió de los analistas del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien) e Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), quienes destacaron los posibles escenarios de recaudación previstos para 2021 que financiaran el plan de gasto.

En la estimación, el superintendente Marco Livio Reyes Díaz proyectó un recaudo de Q61 mil 426 millones de ingresos fiscales para el siguiente ejercicio, utilizando el escenario bajo de crecimiento económico del 2% que dio a conocer el Banguat.

“Estamos buscando en este ejercicio que el presupuesto que se presentará el 2 de septiembre al Congreso esté reorientado a una reactivación económica, y sabemos que la economía está cerrada en muchos aspectos”, declaró el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci.

Incertidumbre demanda ajuste

Para Jorge Lavarreda, analista del Cien, en el contexto de la crisis persisten condiciones de incertidumbre y de constantemente cambios macroeconómicos que sugieren llevar a cabo ajustar las cifras, inclusive hasta cuando lo entre a conocer el Congreso en septiembre.

“Es fundamental incluir análisis de sensibilidad, y en la presentación se informó que se hicieron cambios hace una semana por las estimaciones del FMI, y esto seguirá cambiando y brindará un efecto de incertidumbre”, recalcó el analista.

Mencionó que, en este contexto de crisis, no se puede hacer un presupuesto como tradicionalmente se ha realizado en años anteriores, y se tiene que presentar análisis de sensibilidad para presentar información en el Congreso que pueda ajustarse “y no volver a llevar discusiones de qué pasaría si estuviéramos en otras condiciones, sino que, de una vez, los diputados cuenten con la información de cuales serían esos escenarios atando lo macroeconómico con la recaudación”.

Lavarreda es de la idea de presentar los datos más certeros posible de cuanto se puede contar en la recaudación para poder establecer cuál será el techo de presupuesto más conveniente y hacer un proyecto presupuestario razonable y creíble para 2021.

La reflexión del analista del Cien es que con las circunstancias actuales de crisis no se puede discutir un plan de gasto como era antes, que la información debe ser más dinámica, y aconsejan a las autoridades que se presenten los modelos de las estimaciones de los impuestos.

Añadió que, de aquí a septiembre se pueden presentar otros datos observados, pero que se puede ir alimentando información, para el momento de su debate en el Congreso se pueda hacer una revisión y ajustes con mayor fundamento técnico.

Abelardo Medina, analista del Icefi, afirmó que las cifras de recaudación para 2021 parecen estar sobreestimadas, y no se están incluyendo las medidas administrativas para mejorar la cobranza.

Para 2020 se proyecta una caída del 8% en la recaudación tributaria por el impacto del covid-19, pero para 2021 se estima una recuperación de esta, según las autoridades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Parámetros 2021

José Alfredo Blanco, vicepresidente del Banguat, presentó los indicadores macroeconómicos y el superintendente las estimaciones fiscales para el próximo año.

Blanco afirmó que de acuerdo con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que fueron presentadas el 24 de junio último, la economía mundial tendría una recuperación del 5.4%, pero para este año habría una caída.

Explicó que todas las proyecciones para el 2021 se basan en el cierre de este ejercicio, en el cual habrá una caída de la economía en -2.5%, las exportaciones, las importaciones y una inflación del 2% y con esos datos se hace el ejercicio.

Para el segundo semestre se tendría información más afinada de la economía mundial.

Para 2021 se estima una recuperación de la economía guatemalteca en 3% (crecimiento del PIB), con un escenario más/menos 1% -2% escenario bajo y 4% escenario alto- en positivo.

Recaudación

Díaz expuso que se tomó como referencia para la cobranza de impuesto el crecimiento económico del 2%, el crecimiento de las importaciones 8%, las exportaciones 8.5% y una tasa de inflación del 4% para hacer las estimaciones.

La recaudación tributaria y otros impuestos no administrados sería de Q61 mil 426 millones para 2021.

Para este año se proyecta una caída del -8% de la recaudación, con una brecha de Q6 mil 900 millones -impuestos programados, pero no recaudados-, con una cobranza de Q57 mil 107 millones; pero para el siguiente año habría una recuperación de 7.4%.

La carga tributaria para 2020 cerraría en 9.8%, pero para 2021 en 10.1%.

Para 2022 se proyecta un recaudo de Q65 mil 528 millones y una carga tributaria de 10.2%; 2023, Q69 mil 998 millones y 10.4%; 2024, Q74 mil 626 millones, 10.5% y para el ejercicio 2025 una recaudación por Q79 mil 642 millones y 10.7% según los escenarios brindados por la SAT.

Planes a corto plazo

Aunque no brindó detalles a profundidad, el superintendente anunció que se implementarán nuevos programas de fiscalización para los contribuyentes, mayores controles para combatir la defraudación aduanera y el contrabando, medidas administrativas y mantener el cumplimiento voluntario de los contribuyentes.

Además de la implementación de un nuevo sistema para la devolución del crédito fiscal, para agilizar esa devolución.

En el diseñó de este plan participó el FMI.

“En este año habrá un nuevo plan de fiscalización y hay esfuerzos contundentes para combatir la evasión tributaria y el contrabando aduanero”, aseveró.

Perfil de cifras

Con el escenario bajo se construyó las estimaciones de recaudación 2021 que financiaran el plan de gasto 2021:

  • PIB real:                             Q510 mil 532 millones
  • PIB nominal:                     Q614 mil 477 millones
  • Importaciones:                US$17 mil 642 millones
  • Exportaciones:                 US$9 mil 740 millones
  • Inflación:                          4.5%