“Que no sea el manjar apetecido por todos”: Las fuertes demandas a Giammattei para elegir jerarca del IGSS

Una designación transparente y técnica para la presidencia del IGSS fue la principal petición que realizaron empleadores y trabajadores aglutinados en el Foro Guatemala a pocos días para que se realice el cambio, que deberá de realizar el Ejecutivo.

Publicado el
En junio habrá cambio en la presidencia de la junta directiva del IGSS. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
En junio habrá cambio en la presidencia de la junta directiva del IGSS. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El cambio en la presidencia de la junta directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) deberá realizarse en los primeros días de junio, pero delegados del sector patronal y sindicatos que participan en esa instancia resaltaron la importancia y las cualidades que debe contar la persona que sea nombrada por el Ejecutivo para cubrir un periodo de seis años.

La designación, por ley, recae en el presidente Alejandro Giammattei, y el anuncio deberá realizarse semanas antes, pero hasta el momento no se conoce cómo se llevará a cabo el proceso de selección y criterios.

El sindicalista Adolfo Lacs Palomo aseguró que próximamente presentarán un listado de personas como recomendación al mandatario para designar al futuro presidente del Seguro Social, dada la importancia que representa esa institución, tanto desde el punto de vista de salud por los efectos del covid-19, así como financiera.

Precisó que el cambio solo es del director-presidente del IGSS, y no de la junta directiva, por lo que se suma al trabajo que viene ejecutando el órgano colegiado.

En junio concluye el mandato de Carlos Contreras, y Giammattei deberá nombrar al sustituto.

Visión institucional

José González-Campo, representante del sector empleador, expuso en el foro “La próxima presidencia del IGSS”, que organizó el Foro Guatemala, que la persona que sea designada debe contar con una visión institucional, y reconocer que hay cosas buenas que se deben mantener y “la pretensión de que alguien llegue con ideas nuevas, pero deseche los avances institucionales que se han tenido a través de los últimos años, sería un peligro”.

Reconoció que el Seguro Social se ha fortalecido, y las reservas técnicas son relevantes, lo que ha sido un esfuerzo de muchas administraciones que hay que mantener.

“Lo primero es que alguien que llegue con la idea de institucionalizar el IGSS y seguir ese camino, que es fundamental”, recalcó González-Campo.

Sobre el perfil, el delegado del sector empleador aseguró que la persona que sea designada debe contar con experiencia en gestión pública ya que “no es una institución pequeña, si no que cuenta con muchísimos empleados, muchísimos retos y un papel social muy importante”, por lo que debe contar con la experiencia en manejar el tema público.

También debe demostrar capacidad financiera para manejar un presupuesto con las características del Seguro Social, y sobre todo, el papel de las reservas técnicas en la macroeconomía.

Además, que sea una persona con credibilidad, trayectoria honesta, transparente y entender que tenga una visión institucional en su gestión, porque “al final del día, va a llegar a un ambiente que no deja ser político y tendrá que manejar esos retos”.

González-Campo insistió en que en la visión institucional del Seguro Social es un tema que comparten con el sector trabajador.

La persona que sea designada a la presidencia del IGSS tendrá el reto de enfrentar la crisis sanitaria, se expuso en la actividad del Foro Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Stein: “Apetecido manjar”

Eduardo Stein Barillas, vicepresidente de la Asociación de Investigación de Estudios Sociales (Asíes), recordó que en años atrás la designación del presidente del Seguro Social, y su suplencia, no necesariamente ha respondido a la búsqueda de características de integridad, idoneidad, capacidades, sino de buscar un aliado político.

El peso de la institución y su importancia, no solo se debe al mandato que tiene, sino a los servicios que presta, sino también al peso financiero que representa por los fondos que maneja.

Mencionó que las reservas que se cuentan para las pensiones alcanzan Q41 mil millones, y que no es una cuestión menor, y se ha observado “como es apetecido el manjar del IGSS para poder asegurarse el control de los mecanismos de adquisiciones de medicinas y equipos quirúrgicos por vías por donde se ha podido colar procedimientos indebidos”.

Sobre el perfil, Stein afirmó que siempre se han buscado a abogados o médicos para la presidencia del Seguro Social, pero lo que se necesita hoy y bajo está situación tan diversa, velozmente cambiante, y demandante por la crisis de la pandemia, lo que se necesita es alguien que en efecto conozca sobre la administración del manejo financiero, brindarles el seguimiento correcto a las adquisiciones, y “ojalá tuviese la experiencia de la gestión pública”.

“Se necesita una persona con las destrezas que le permitan el manejo de esta gigantesca red de servicios a nivel nacional para fortalecer sus capacidades de estos y su atención en Seguridad Social, y esperamos que el señor presidente -Giammattei- tenga en cuenta estas condiciones y desafíos enormes para que su decisión sea en línea para fortalecer la institución y sus capacidades en la prestación de servicios”, enfatizó Stein Barillas.

Lacs Palomo manifestó que se necesita un perfil de honestidad, transparencia, credibilidad y una visión institucional que los elementos fundamentales.

“El próximo presidente del IGSS no debe pensar que llega como emperador como ha ocurrido en el pasado. La persona que llega como presidente solo es un director más, ya que el órgano es la junta directiva”, añadió el sindicalista.

Principales retos

Sobre los principales retos, González-Campo afirmó que se debe ampliar la cobertura, y citó como ejemplo incluir personas auto asalariadas, y llevar la Seguridad Social a la mayor parte de la población posible en el acceso a medicamentos, servicios y mejor calidad.

Explicó que, a título personal, el aporte que ha realizado la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) a ese esfuerzo es importante, y uno de los logros fue la reducción de la compra de medicinas por 42% y que representó al Instituto un ahorro de unos Q2 mil millones es importantes.

“Es importante que ese esfuerzo se esté dando, en un país donde se ha cuestionado la actitud de las instituciones de ciertos temas por ejemplo de adquisiciones, creo que ahí es un hecho relevante que hay que reconocer de cómo ha sido el manejo en la adquisición de productos y la infraestructura donde los ahorros son relevantes”, concluyó González-Campo.