Rompeolas: Sectores piden a la EPQ un concurso abierto, técnico y transparente

Transparencia fue la posición de diversos sectores luego de conocer que la junta directiva de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) rechazó lo actuado por la junta calificadora del proyecto del mantenimiento del rompeolas, el pasado jueves 18 de marzo.

Publicado el
Empresa Portuaria Quetzal
Muelle comercial de Empresa Portuaria Quetzal en Escuintla. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El proceso no ha concluido en definitiva y la próxima semana se conocerá si se suspende la adjudicación en definitiva con el informe que debe elevar los integrantes de la junta calificadora.

Es decir, el proceso aún se encuentra en fase administrativa, pero todo apunta a que podría quedar suspendido, luego de que la Contraloría General de Cuentas (CGC) notificara el hallazgo de varias inconsistencias.

El pasado 3 de marzo, la junta calificadora adjudicó a la empresa constructora Supervisión, Construcción y Mantenimiento, S.A., el proyecto “Mejoramiento Infraestructura Portuaria Rompeolas Este y Oeste”, por un monto de Q477.9 millones el pasado 3 de marzo. Sin embargo, la Contraloría detectó hallazgos que sugerían una suspensión temporal del concurso que luego se tornó definitiva.

El expediente fue conocido el pasado 18 de marzo por los integrantes de la junta directiva de la Portuaria.

Revisión de planes

Jean Paul Brichaux, vicepresidente del Consejo de Usuarios del Transporte Internacional de Guatemala (Cutrigua), reiteró la posición del sector de que el concurso sea transparente y que cumpla con los marcos jurídicos que establece la Ley de Compras y Adquisiciones.

Desde el punto de vista técnico, indicó que las empresas que participen en un posible nuevo evento del proyecto del rompeolas, sean firmas que cuenten con la experiencia, y la solvencia técnica para hacer obras de esta envergadura.

“No solo deben cumplir con la base legal, sino que técnicamente sean capaces. Como usuarios pedimos que se garanticen esos dos aspectos”, remarcó Brichaux.

Recordó que hace tres años se conoció un estudio sobre las condiciones del rompeolas, que es el corazón del puerto, pero que hay que darle el mantenimiento respectivo, porque en el caso de fallas estructurales hay que brindarle las reparaciones necesarias.

Añadió que, como usuarios del puerto, nunca conocieron la convocatoria y licitación del evento –que rechazó la directiva–, e hizo un llamado a las autoridades de la Portuaria a informar sobre las condiciones de la infraestructura, de cómo hacer el proyecto y de los resultados que se esperan con el tiempo.

Recalcó que la infraestructura es valiosa para el comercio exterior de Guatemala por el Pacífico.

“Queremos conocer cuál es el plan portuario de desarrollo o plan maestro que le están dando prioridad al rompeolas y como se llevará a cabo”, puntualizó.

El rompeolas protege el muelle comercial de la Portuaria Quetzal en Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Enrique Paredes)

Proceso a la carrera

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana (AC), comentó que la junta directiva afortunadamente tomó en cuenta las recomendaciones de la Contraloría, y ahora hay que esperar que el próximo proceso que se levante en Guatecompras sea competitivo, técnico y transparente.

“Si algo que dejó este proceso fue la competitividad. Había firmas de Holanda, Bélgica y Portugal que querían participar, pero no se los permitió. Esperemos que en un nuevo evento la necesidad de ese dragado de la dársena sea competitivo, abierto y transparente”, subrayó.

Otra lección es que hacer procesos de licitación “a la carrera” no es bueno, y aunque la necesidad técnica exista, deben hacerse licitaciones claras, abiertas y transparentes para mejorar la competitividad de los puertos, que son activos estratégicos, dijo Flores.

Javier Reyes Navarrete, del sindicato de trabajadores organizados de EPQ, declaró que “fue sano de devolver el expediente a la junta de calificación por la directiva, que es la máxima autoridad”.

Nuevo proceso

Al consultar a Walfred González Tórtola, jefe de la Dirección de Auditoría para atención de denuncias de la Contraloría, resaltó que aún no tienen conocimiento oficial de la posición de la directiva de la Portuaria de lo conocido el pasado jueves, y dejó claro que, como institución, no están afectando los procesos de licitación, pero la obligación es velar que exista una transparente ejecución de los fondos públicos.

Indicó que cuando se hacen las advertencias primarias es para corregir el evento, sin embargo, los funcionarios públicos se molestan por los requerimientos que se hacen y tienen la vía de corregir en tiempos los errores o tendrán una responsabilidad.

“Nuestra intención no es que no se hagan los proyectos, sino que se hagan bien, y por eso viene la recomendación de una suspensión definitiva y que se levante un nuevo proceso de licitación”, agregó.

Cronología

  • El 28 de diciembre del 2020 el presidente Alejandro Giammattei, realiza una visita a la EPQ a la inauguración del sistema no intrusivo (rayos X) y anuncia el proyecto del rompeolas.
  • El evento fue publicado el 31 de diciembre del 2020, y como fecha límite para la recepción de ofertas el 17 de febrero de 2021 por la EPQ.
  • La EPQ recibe tres oferentes. La firma Tecuntrac, S.A., ofertó Q461.5 millones; Supervisión, Construcción y Mantenimiento, S.A, Q477.9 millones y Construcciones Integrales Avanzadas, S.A, Q479.8 millones.
  • El expediente registra 10 inconformidades planteadas por Tecuntrac, S.A., Constructora Ortiz y la firma Rega.
  • El 3 de marzo la junta calificadora comunica que el proyecto fue adjudicado a la empresa Supervisión, Construcción y Mantenimiento, S.A, Q477.9 millones.
  • El 8 de marzo la Contraloría General informa que se enviaron notificaciones a la portuaria para suspender temporalmente el evento por hallazgos.
  • El 11 de marzo la Contraloría General envía una notificación en la cual pide suspender en definitiva el proyecto e iniciar un nuevo evento.
  • 15 de marzo la junta directiva de la Portuaria aún no entra a conocer el contrato.
  • 18 de marzo la junta directiva de la Portuaria rechaza lo actuado por la junta de calificación del evento.