¿Se recupera la liquidez? Persisten convenios de pago de impuestos en primeros cinco meses de 2021

Los contribuyentes siguen suscribiendo convenios de pago de impuestos con la SAT para liberar recursos en la caja mientras se alcanza la recuperación de actividades.

Publicado el
Los contribuyentes han solicitado convenios para el pago de impuestos a la Intendencia de Recaudación en 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Los contribuyentes han solicitado convenios para el pago de impuestos a la Intendencia de Recaudación en 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Como era de esperarse, luego de que los tributantes reportaran la liquidación anual del impuesto sobre la renta (ISR) del 2020 el pasado 31 de marzo, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) registró un aumento de solicitudes de convenios de pago, medida que permite hacer pagos hasta por 18 meses.

La medida es interpretada por expertos fiscales como que los contribuyentes buscan la manera de liberar caja o recursos, mientras logran alcanzar los niveles de movimiento económico previo a la pandemia, acudiendo a suscribir estos acuerdos.

El impuesto sobre la renta (ISR), solidaridad (ISO) y al valor agregado (IVA) son los principales convenidos que los contribuyentes han solicitado y el mayor porcentaje lo hace entre 6 y 10 cuotas.

Registros 2021

Hasta el pasado 15 de mayo de 2021, la Intendencia de Recaudación llevaba mil 746 solicitudes de convenios de pago, de las cuales se han autorizado mil 551.

Lea también: Tensiones ciudadanas y propuestas que se quedan en el papel: La visión de analistas de cara al Presupuesto 2022

El intendente Fernando Suriano Buezo informó que el monto solicitado es de Q245 millones -acumulado de enero al 15 de mayo- y el monto autorizado asciende a Q227 millones.

Eso significa que el 93% de lo solicitado ha sido autorizado, y aún están en proceso de análisis el resto de los expedientes.

“El ritmo es muy fuerte en este año en los convenios de pago de impuestos”, enfatizó el funcionario.

Recuento

Los efectos de la pandemia en la economía en 2020 provocaron que más convenios de pagos de impuestos se suscribieran en los últimos cinco años, según el recuento de la intendencia.

El pasado ejercicio se cerró con cuatro mil 438 convenios, y superó los tres mil 458 reportados en 2017, precisamente cuando se emitió un decreto que brindaba mejores condiciones de pago en los impuestos que comúnmente se conoce como “amnistía” a los contribuyentes sobre todo de multas e intereses que aumentó el número de convenios.

Por monto, en 2020 alcanzaron Q504 millones, y en 2017, los Q627 millones, que son las cifras más altas.

En 2019, fueron Q176 millones; 2018, Q249 millones; 2016, Q295 millones y 2015 alcanzaron Q188 millones. Eso quiere decir que con lo autorizado en lo que va a mayo, se alcanza el 45% del total del 2020.

El 41% en 2020 de los contratos fueron de uno 10 cuotas, 20% de uno a cinco cuotas, 16% de 11 a 15 cuotas y 23% fueron contribuyentes que suscribieron acuerdos de 16 a 18 cuotas.

“Fue una forma de suavizar el impacto de la pandemia liberando flujos a los contribuyentes que brindan certeza de cobranza”, aseveró el funcionario y agregó que es una herramienta que el contribuyente ya la percibió como una ventaja financieramente el diferimiento y lo pueden ejecutar dentro de la ley.

La falta de liquidez aún golpea a algunas actividades productivas y negocios a pesar de la fase de recuperación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Resistir la tormenta

El Código Tributario establece los convenios de pago con aprobación de SAT hasta 18 meses, debido a la pandemia y el impacto en la reducción de actividades económicas de los contribuyentes derivó en la falta de liquides, esto obligó a celebrar convenios de pago con el propósito de resistir a la crisis, explicó el consultor fiscal Juan Carlos Paredes.

Precisó que los contribuyentes hacen su mejor esfuerzo en el pago de sus convenios para no hacer frente a un riesgo de demanda en un proceso de lo económico-coactivo que representa en medidas precautorias embargos de bienes o intervención de las empresas.

Fernando Estrada Domínguez, director de la firma Desarrollos Palo Blanco, remarcó que los contribuyentes individuales y jurídicos, deben utilizar todas las herramientas disponibles legales, y justo el año pasado se dieron la oportunidad de celebrar convenios de pago, y dependiendo de las empresas o sectores tuvieron que utilizar ese instrumento para tener liquidez y no desembolsar recursos para el pago de impuestos cuando no necesariamente estaban teniendo las ventas o utilidades esperadas.

Le puede interesar: Panorama de commodities: Precios globales podrían corregirse en 2022

“Este año a pesar de que se percibe que varios sectores ya se están reactivando hay varias actividades que continúan golpeadas como turismo, restaurantes, eventos o entrenamiento, y seguro hay industrias que no se han reactivado. Es bueno que se utilice estas herramientas legales y las empresas buscaran como aprovechar esta herramienta”, puntualizó.

Paredes recordó que el ISR y el ISO son impuestos directos complementarios a las utilidades que se obtienen en los periodos trimestrales y la liquidación anual que terminó al 31 de diciembre 2020, debido a que muchas empresas tuvieron pérdidas en estos periodos de pandemia, son los impuestos en donde se marca la necesidad de los convenios, subrayó Paredes al aclarar del porque estos impuestos son los solicitados.

En el caso del IVA la insolvencia de las empresas para pagar este impuesto fue el efecto dominó el afectó a los clientes que no pudieron pagar a tiempo las cuentas por pagar, estos casos motivaron a solicitar convenios que aunque la SAT no acostumbraba autorizar, se pudo abrir esa posibilidad ante la crisis de los contribuyentes.

¿Exoneración de multas?

Paredes expuso que los montos por recuperar en lo que resta del año serán un tema importante para mejorar y cumplir con la meta de recaudación de SAT, debido a que son convenios que en términos contractuales representan un compromiso de pago que el contribuyente debe cumplir.

Aunque se trata de otro tema el Estado a través del organismo Legislativo y Ejecutivo podrían aprobar un decreto de exoneración del 100% de multas y recargos para que las empresas puedan liquidar expedientes que se discuten a nivel administrativo y judicial, cualquier recaudación adicional por medio de una exoneración de impuestos es positiva para mejorar la recaudación, manifestó.

Suriano Buezo reconoció que los efectos de la pandemia y para facilitar la operación a los contribuyentes, todas las solicitudes de convenios de pagos se realicen ahora en línea él envió de documento, y en los próximos meses tendrá un módulo automático interno y la implementación de la firma electrónica en 2022.

“Ahora el trámite dura cinco días si viene todo completo, pero antes el expediente duraba entre 15 días a un mes. Ahora los contribuyentes ya no hacen colas para las solicitudes”, afirmó el intendente.