Campesinos bloquean rutas

Cientos de campesinos bloquearon ayer rutas durante horas, en Quiché, Quetzaltenango y Huehuetenango, para exigir el acceso a tierras, rechazar la explotación minera y la construcción de hidroeléctricas, en el Día de la Tierra.

Publicado el

En Quiché, representantes del Consejo de Pueblos K’iche’s y el Comité de Unidad Campesina (CUC) impidieron el paso de vehículos en la ruta oriente entre Santa Cruz del Quiché y Chichicastenango, que comunica con siete municipios, y la que une Pachalum con la capital.

Desde las 8 horas, los manifestantes colocaron barricadas, piedras y tablas con clavos para detener el tránsito.

Por ello, decenas de usuarios del transporte público tuvieron que caminar y buscar otro tipo de vehículos, y los manifestantes también impidieron el paso de peatones. En el Xatinap Quinto no permitieron el de médicos de una comitiva internacional que se dirigía a Chichicastenango, donde iban a ofrecer una jornada de salud.

Demandas

Aura Lolita Chávez, del Consejo de Pueblos K’iche’s, exigió que las autoridades cancelen las 33 licencias de exploración y explotación minera y que no se autorice la construcción de 17 hidroeléctricas en ese departamento.

Acusó al gobierno del presidente Álvaro Colom de ofrecer las facilidades a los empresarios para que lleguen a los territorios indígenas y saqueen los bienes naturales.

Los campesinos entregaron un memorial con sus demandas al gobernador Dalio Berreondo Zavala, para que las remita al Ejecutivo.

En Coatepeque

En el kilómetro 216 de la ruta al Pacífico, Coatepeque, Quetzaltenango, el movimiento campesino también bloqueó el camino, en rechazo a la destrucción de los recursos naturales, crímenes en contra de sus líderes, además de que se oponen a la empresa distribuidora de energía eléctrica Unión Fenosa, a la que acusan de hacer cobros exagerados por el servicio.

Además, pidieron al Estado que investigue a los dueños de fincas que desvían los ríos para beneficiar sus siembras y dejan a la población sin agua.

En Huehuetenango hubo bloqueos en Chiantla, Colotenango y la cabecera. Los campesinos están alarmados por el deterioro ambiental del planeta, debido a la tala inmoderada, los incendios forestales, la sequía y la contaminación. También protestaron porque el Gobierno no reconoce las consultas comunitarias que rechazan la minería y las hidroeléctricas.