Compras directas dominan

Más de dos mil compras directas efectuaron en noviembre los 14 ministerios y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), lo cual evidencia una “carrera” por aumentar la erogación presupuestaria, pues figuran 91 adquisiciones de computadoras, electrodomésticos y equipo de oficina, que no son parte de enseres de emergencia.

Nora Segura, contralora general de Cuentas.
Nora Segura, contralora general de Cuentas.

Según el registro del Sistema de Contrataciones y Adquisiciones del Estado, entre los ministerios, el de Salud es el que más ha utilizado esa figura, con mil 62 compras directas.

En esa cartera figura un gasto de Q202 mil 223 en tres compras directas de computadoras, otros equipos e impresoras. También el pago de Q65 mil 720 por cuatro lavadoras, nueve refrigeradoras de 12 pies y dos puertas, y cuatro secadoras de ropa con capacidad para 42 libras.

El Ministerio de Desarrollo Social utilizó la compra directa para adquirir artículos de línea blanca que destinará al Fondo de Desarrollo Social, entre ellas, una estufa, tres microondas y cuatro trituradoras de papel.

También usan esa figura para la compra de resmas de papel, tinta, lapiceros, engrapadoras, vales para combustible y contrataciones de asesoría.

Entre el equipo de computación sobresalen las adquisiciones del IGSS, con 49 de 71 compras. En la lista hay al menos 54 computadoras de escritorio, computadoras personales y tabletas.

Aumento

La contralora general de Cuentas, Nora Segura, indicó: “Cuando una institución no ejecuta su presupuesto, este se reduce o no le dan las asignaciones; entonces, lo que hacen es pretender —en los últimos meses— agotar el presupuesto y asignaciones, para no ser mal vistos porque no fueron buenos ejecutores”.

Agregó: “Si un insumo no lo compraron en todo el año y lo compran al final es porque no lo necesitaron, y solo quieren elevar el porcentaje de ejecución”.

Según Segura, utilizar esa figura “puede conllevar a fraccionar las compras, y eso provocaría una violación de la Ley —de Contrataciones—, además de que se puede comprar sin causa justificable”.

falta planificar

La mala planificación es otro factor que contribuye a que las compras directas se incrementen en los últimos meses del año.

Según Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, “ante la escasa capacidad de planificación presupuestaria, lo que tradicionalmente ocurre a final de año es que los ministerios tratan de ejecutar de la forma más rápida sus presupuestos, y no hay ningún reglamento que impida hacer uso de la compra directa”.

Según el experto, en la Ley de Contrataciones del Estado no hay procedimientos para regular ese uso, y entonces “el presupuesto termina siendo una piñata al final de año”, pues los ministerios no quieren enviar al fondo común los recursos que no han podido erogar.

Esa práctica, afirmó Flores, afecta la calidad del gasto, pues no siempre se compra lo que se necesita o falta para satisfacer las necesidades sociales del país.

Supervisión

Para evitar esa práctica, Segura dijo que las auditorías internas de las instituciones deben supervisar de manera constante, para “no comprar a la carrera a fin de año”.

La contralora explicó que ya se comenzó la auditoría al Presupuesto del 2013, y que el informe se va a rendir al Congreso a finales de mayo del 2014.

“Los auditores tienen que evaluar todas esas compras directas que están haciendo, si es un volumen grande, y revisar si se llenaron las necesidades, si hay calidad del gasto y transparencia. Ellos son los que determinan el tipo de sanción, dependiendo del volumen, cantidad de dinero y otros aspectos técnicos de la compra”, manifestó.

justifican

Gustavo Barillas, vocero del Ministerio de Salud, aseguró que “la única razón por la que las unidades de Salud deberían efectuar una compra directa es porque deben estar abastecidos en diciembre y enero, y el presupuesto es asignado hasta febrero”.

Agregó que la compra de computadoras es para reponer equipo que arruinó la lluvia en Huehuetenango, y que en las refrigeradoras guardarán medicamentos y vacunas.

El Departamento de Comunicación Social del IGSS señaló que la manera en que efectúan las compras es responsabilidad de las 191 unidades ejecutoras.

“Cada una es independiente en su presupuesto y funcionalidad, por lo que las compras son de acuerdo con las necesidades de cada unidad”, agregó.

“Por ejemplo, este mes Zacapa necesitó cinco computadoras; Policlínica, una; Baja Verapaz, tres; San Marcos, dos; Quetzaltenango, dos; y Masagua, Escuintla, tres. Es de recordar que el equipo se deteriora por el constante uso, y es necesaria su renovación oportuna para la continuidad de los servicios”, añadió la oficina.

Registros en Guatecompras

Las compras directas o por excepción se registran en la mayoría de ministerios a partir de comienzos de noviembre.

Salud Pública. Pagó Q89 mil 543 por una compra directa para equipo de cómputo, y Q89 mil 985, también en compra directa, para camillas hospitalarias.

Desarrollo Social. Evalúa las ofertas para la compra directa de tres refrigeradoras, tres frigobares, tres microondas industriales y ocho ventiladores de piso, para el Fondo de Desarrollo Social.

Educación. Tenía en evaluación   seis compras directas por materiales de construcción, como piedrín, blocks, láminas,          cemento y arena.

Agricultura. Evalúa la compra directa de 104 blusas, igual número de faldas, 114 camisas tipo polo y 114 pantalones de lona, se señala, para el personal de mantenimiento de ese ministerio.  

Comunicaciones. Analiza la compra directa de 10 computadoras de escritorio para la Dirección General de Caminos. Además, reporta el  pago de Q81 mil 539.42 en repuestos para ordenadores. 

Cultura y Deportes. Pagó Q1 millón en la compra directa de cupones canjeables por gasolina, y  desea adquirir, también  de manera directa, dos televisores de pantalla led. 

Finanzas Públicas.  Busca comprar de manera directa materiales de telefonía, 15 UPS, azulejos, pisos y artefactos para baños, además de útiles para oficina.

Gobernación. Publicó su intención de adquirir de manera directa un horno microondas de 1.5 pies, una quemadora de discos y  400 tazas  negras con logo.

Energía y Minas. Adjudicó, luego de dos compras directas  entre octubre y noviembre, Q500 mil para la adquisición de cupones canjeables por combustible.

Economía. Efectuó  en octubre cuatro compras por excepción, con  valor de Q1 millón 845 mil 438 en servicios de creatividad y diseño, montaje y decoración.

Trabajo. Pagó en octubre Q300 mil en compra directa para combustible, y en noviembre, Q230 mil por excepción para la reparación del techo de un rancho en un centro recreativo.

Ambiente. Busca comprar por excepción cupones de Q50 y Q100   canjeables por combustible para los vehículos del ministerio.

Relaciones Exteriores. Gastó en septiembre Q500 mil en una compra directa para cupones canjeables por combustible para carros y maquinaria de la cartera.

Defensa. No tiene registrada ninguna compra en el Sistema de Contrataciones y Adquisiciones del Estado. Este año solo le aparecen dos concursos para adquirir diésel, aunque ambos fueron declarados desiertos.

Datos

2,197 compras directas se efectuaron en noviembre.

1,062 compras directas son del Ministerio de Salud.

No llenan expectativa

“A fin de año no se han llenado las expectativas de ejecución; entonces, las instituciones empiezan a comprar por pocos los productos”, explicó Nora Segura,  contralora general de Cuentas.

Ley lo permite

“Si las adquisiciones  no sobrepasan los Q90 mil, se puede realizar por  compra directa, según la Ley de Contrataciones del Estado”, dice Comunicación Social del IGSS.

La orden es licitar

“La orden es que se hagan licitaciones y cotizaciones. Por compras directas solo se puede llamar la atención”, indicó Gustavo Barillas, vocero del Ministerio de  Salud.