Aprender de los golpes de la vida para ser solidario

El boxeo es su pasión, pero también lo es ayudar a los demás. Esta es la historia de Fhabian Aguilar, un joven boxeador que trabaja dando clases particulares de ese deporte y ayuda a familias de escasos recursos.

Fabhian utliza el dinero que gana dando clases de boxeo para ayudar a otras personas. (Foto Prensa Libre: Jorge Ovalle)
Fabhian utliza el dinero que gana dando clases de boxeo para ayudar a otras personas. (Foto Prensa Libre: Jorge Ovalle)

Aguilar siempre ha tenido el deseo de ayudar al prójimo, pero este creció cuando un golpe lo obligó a someterse a una operación para reparar el desprendimiento de la retina.

Sus compañeros de la Federación de Boxeo y su novia se unieron para poder sufragar los gastos y, ahora, en agradecimiento, él ayuda a los demás.

Desde hace varios meses, Fhabian utiliza parte del dinero que gana dando clases de boxeo para ayudar con víveres y otros productos a una señora llamada Aura Palma, que vive en la Terminal, zona 4 de la Ciudad de Guatemala. Se trata de una anciana que vive con su esposo y algunos nietos.

La situación de doña Aura es difícil, ya que su esposo perdió las piernas a causa de una enfermedad y por ello se debe movilizar en silla de ruedas. Eso hace que sea difícil conseguir un trabajo y ganar dinero para los gastos básicos.

Fabhian entrega la ayuda a doña Aura. (Foto Prensa Libre: Jorge Ovalle)

“Somos personas de pocos recursos y lo necesitábamos”, explica doña Aura, emocionada por el regalo y agregó que “Dios lo bendiga por tener buen corazón para ayudarnos con estas cositas”.

Fhabian asegura que seguirá ayudando de la manera que pueda a quienes lo necesiten, ya que está en su corazón retribuir un poco de lo mucho que él considera le ha dado la vida.