Baja cantidad de pruebas de covid-19 mantiene a municipios en amarillo

En los 29 municipios que están en alerta amarilla para los próximos 15 días se hicieron pocas pruebas, lo que no permite saber si hay más casos de covid-19 en el territorio.

Publicado el
Los municipios que aparecen en alerta amarilla tienen escasas pruebas que permiten detectar el virus del covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los municipios que aparecen en alerta amarilla tienen escasas pruebas que permiten detectar el virus del covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La alerta roja por el incremento de casos positivos de coronavirus abarca a tres de cada cuatro municipios en el país, de acuerdo con el Tablero de alertas covid-19 publicado hace seis días y que rige las restricciones sanitarias para las próximas dos semanas.

Solo 29 municipios se encuentran en amarillo, el nivel de alarma más bajo. Nada alentador, y más aún cuando el color en que aparecen estos territorios lo determina la cantidad de casos que se detecten a través del tamizaje hecho a la población.

Al hacer una revisión de los datos divulgados por el Ministerio de Salud, la constante entre los municipios que están en amarillo es la baja cantidad de pruebas de laboratorio realizadas, lo que lleva al registro de menos casos positivos de covid-19, y a que el nivel de alarma sea menor en el tablero.

Por ejemplo, en Huehuetenango, en el municipio de San Juan Atitán, con una población de 14 mil 442 personas, en los últimos 15 días únicamente se realizaron ocho pruebas de las cuales una resultó positiva.

En San Mateo Ixtatán fue similar, con 28 mil 905 habitantes se corrieron 14 pruebas, dos de ellas dieron positivo a covid-19. Mientras que en Santa Bárbara viven 22 mil 762 personas, y sólo se hicieron 11 test, todos negativos.

Más al centro del país, en Baja Verapaz, en Cubulco que tiene más de 29 mil habitantes se realizaron 45 pruebas y cuatro dieron positivo.

En la lista de los municipios en amarillo en algunos se corrió únicamente una prueba en dos semanas, como Concepción, Sololá. En el caso de Patzité, en Quiché, no se hizo ninguna.

La implementación del semáforo del coronavirus se puso en marcha para establecer las restricciones que regirían durante un lapso de dos semanas en cada uno de los 340 municipios del país y así contener la pandemia, de acuerdo con el grado de alerta en que se encuentren: rojo, anaranjado, amarillo y verde.

Lea también: “Las noticias falsas se transmiten 70% más rápido”: Jaime García, Incae

Una de las variables que determinan dicho nivel es la cantidad de pruebas que se corren en cada territorio y los casos detectados. Los que figuran en amarillo son quienes reportan menos contagios, pero en el contexto actual los municipios que aparecen en ese color están a ese nivel porque no superan la tasa de 0.4 de tests realizados por cada mil habitantes, y por ende se identificaron menos casos positivos.

De acuerdo con el epidemiólogo José Ortiz, director del Observatorio de Sars Cov-2, desde el inicio de la pandemia el número de pruebas que se ha hecho en el país son insuficiente. Era necesario, agrega, realizar unos 18 mil tests, pero no se consigue.

Por lo tanto, el semáforo epidemiológico no refleja el alcance del virus en el ámbito nacional, y mientras no se hagan las pruebas suficientes en cada municipio, la eficacia de la herramienta se pone en duda para establecer qué territorios están más afectados que otros, refiere.

El médico José Carlos Monzón Fuentes, director del Instituto de Investigación y Estudios Superiores en Ciencias de la Salud (IECIS) de la Universidad Rafael Landívar, coincide con Ortiz, y pone como ejemplo que cada prueba es como un instante de luz dentro de un cuarto en tinieblas, mientras más pruebas se hagan el lugar se iluminará. “Sin pruebas estamos en un cuarto oscuro”, dice.

Pues “no hay manera de conocer como está la transmisión del virus en el lugar, ni saber a quién aislar tempranamente para cortar la cadena de transmisión y evitar propagación del virus”, agrega.

¿Amarillos a costa de menos pruebas covid?

Con excepción de dos, en el resto de los muncipios que se mantienen en alerta amarilla no sobrepasan las 100 pruebas de covid en las últimas dos semanas. La vacunación completa se mantiene por debajo del 3%

MunicipioDepartamentoTotal de tamizajesCasos positivos
SAN JOSÉ CHACAYÁSOLOLÁ 10
SANTA MARÍA VISITACIÓNSOLOLÁ 10
SANTA CLARA LA LAGUNASOLOLÁ 71
CONCEPCIÓNSOLOLÁ 10
SANTA CATARINA PALOPÓSOLOLÁ 50
SAN ANDRÉS XECULTOTONICAPAN354
SANTA MARÍA CHIQUIMULATOTONICAPAN570
SANTA LUCÍA LA REFORMATOTONICAPAN30212
SAN MIGUEL SIGÜILÁQUETZALTENANGO 70
ZUNILQUETZALTENANGO 191
PUEBLO NUEVO SUCHITEPÉQUEZSUCHITEPEQUEZ291
SAN JOSÉ LA MAQUINASUCHITEPEQUEZ302
SANTA CRUZ MULÚARETALHULEU 902
SANTA BÁRBARAHUEHUETENANGO 110
SAN RAFAEL LA INDEPENDENCIAHUEHUETENANGO 80
TODOS SANTOS CUCHUMATÁNHUEHUETENANGO 131
SAN JUAN ATITÁNHUEHUETENANGO 81
SAN MATEO IXTATÁNHUEHUETENANGO 142
COLOTENANGOHUEHUETENANGO 221
TECTITÁNHUEHUETENANGO 110
SAN RAFAEL PETZALHUEHUETENANGO 151
PATZITÉQUICHE 00
SAN ANTONIO ILOTENANGOQUICHE 281
SACAPULASQUICHE 485
CUBULCOBAJA VERAPAZ 454
CAHABÓNALTA VERAPAZ 294
JOCOTÁNCHIQUIMULA 632
CAMOTÁNCHIQUIMULA 1087
OLOPACHIQUIMULA 472

Discurso a medias

El presidente Alejandro Giammattei dijo el martes en conferencia de prensa que “hay pruebas suficientes repartidas en todo el país” para el diagnóstico de covid-19, pero la realidad es otra.

Durante los más de 500 días que el covid-19 lleva instalado en el país, persiste la falta de pruebas. La población debe madrugar para conseguir un turno y someterse al testeo, pues son contadas las existencias que se distribuyen a cada puesto habilitado por Ministerio de Salud.

En las últimas semanas el reporte oficial indica que el número de pruebas realizadas incrementó -promedio de 11 mil 162 diarias-, pero resultan escasas para la cantidad de personas que diariamente acuden a los puestos públicos por síntomas de la infección. Las autoridades de Salud han reconocido que por este incremento de contagios se necesita aumentar a 5 mil tests por día.

“El discurso del presiente y la ministra siempre es el mismo, pero en realidad no son suficientes las pruebas para poder hacer un diagnóstico adecuado”, dice Ortiz.

No deje de leer: Por qué la generación de la pandemia desarrollará menos la socialización

Hasta ahora el abastecimiento y la realización de pruebas se concentra en el departamento de Guatemala, en la provincia hacen falta. Aún así, son test de antígeno que tiene un margen de error de hasta el 30 por ciento, que puede ser mayor en pacientes asintomáticos, según referencias médicas. ¿Qué tantos contagios de covid-19 hay? Con las condiciones en que se encuentra el país, es difícil saberlo.

Vacunas también insuficientes

Los municipios que están en alerta amarilla no solo enfrentan la falta de pruebas para detectar más contagios dentro de su territorio, la cobertura en vacunación contra el covid-19 también es baja.

 

La vacunación contra el covid-19 se ha concentrado en la metrópoli y en las áreas urbanas, en las zonas rurales la población que se ha vacunado es muy poca. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

 

San José Chacayá y Santa María Visitación son los únicos que tienen a más del 10 por ciento de su población con la primera dosis anticovid en los cinco meses que lleva abierto el proceso en el país, y a duras penas el 2 por ciento tiene el esquema completo. Los demás municipios están por debajo de esos niveles.

Es un reflejo de que las zonas rurales continúan en abandono dentro del Plan Nacional de Vacunación, a criterio de Ortiz, y quedan en desventaja ante la propagación del virus.