Cementerio General está en alto riesgo

El Cementerio General, en la zona 3 capitalina, se sigue derrumbando y no hay posibilidad de detener el daño, que ya afecta el 85 por ciento del terreno, debido a que el relleno sanitario, que se encuentra en la parte trasera, no permite que haya estabilidad en la zona.

Unos 30 mausoleos podrían caer al vacío, debido a que el terreno en que se encuentran es inestable, por la lluvia, las vibraciones y la falta de un muro.
Unos 30 mausoleos podrían caer al vacío, debido a que el terreno en que se encuentran es inestable, por la lluvia, las vibraciones y la falta de un muro.

Según el Ministerio de Salud, hay unos 30 mausoleos en riesgo de caer al vacío, de más 300 metros de profundidad.

Liliana de Reyes, vocera de la Coordinadora Local para la Reducción de Desastres (Colred) de la zona 3, explicó que el problema se debe a que no hay muro perimetral en los alrededores del Cementerio y que las vibraciones de las máquinas que trabajan en el relleno sanitario y la saturación de agua en la tierra hacen más inestable el lugar.

Lesbia Rizzo, administradora general del Cementerio, indicó que el deslave ocurre porque hay una corriente de agua pluvial que causa erosión en el terreno.

Seguirá el problema

Según la vocera de la Colred, los deslaves han afectado entre el 80 y 85 por ciento del perímetro del camposanto y cada vez se reduce más el terreno porque se producen más derrumbes.

“No podemos hacer ningún tipo de arreglo, por el terreno en el que estamos, es arenoso y abajo hay una especie de pantano, por los desechos de la basura”, explicó.

Rizzo aseguró que un estudio efectuado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres estableció que no se puede construir un muro de contención ni apuntalamiento, debido al riesgo en el terreno.

Peligro

Para evitar más peligro a las personas que visitan el Cementerio se ha colocado señalización, pero los familiares de personas sepultadas en esos puntos no obedecen la advertencia.

“Hemos tenido hasta a —delegados de— los derechos humanos aquí, porque las personas dicen que les vedamos el derecho de ver a sus familiares, pero nosotros solo les advertimos del peligro”, afirmó De Reyes.

La administración del Cementerio envía telegramas a los familiares de quienes están sepultados en lugares de peligro, para que se acerquen a verificar la situación de los terrenos.

“Afortunadamente no se han perdido restos humanos y en los mausoleos que están en peligro, tengo entendido, tampoco hay restos”, aclaró Rizzo.

La administración del Cementerio señala que no se hace responsable de la pérdida de espacios, ya que no es una venta efectuada por ellos. “Se trata de una compraventa de los antiguos propietarios”, dijo la administradora.

Aseguró que, como los espacios se reducen y la cantidad de defunciones se incrementa, exhuman los cadáveres que tienen 14 años, para pasarlos a osarios y utilizar los nichos que quedan libres.

Puntos en Peligro

Así están distribuidos los lugares que están en riesgo.

Dos mausoleos ubicados  en el cuadro 14.

Cuatro estructuras están en peligro en el área 15.

Seis mausoleos en el cuadro 16.

Nueve construcciones se ubican en el sector 23 A.

Nueve mausoleos que se encuentran en el cuadro 23 B.

En el 2011 hubo daños en  11 terrenos y se perdieron 24 mausoleos.

En julio del 2013 se hundieron dos terrenos con dos mausoleos, y en septiembre del 2013 se perdieron otros dos.