Comunidad de Chuarrancho recibe título de propiedad

Entre lágrimas, música de marimba y discursos de rechazo a la actividad minera e instalación de hidroeléctricas, el Consejo de Ancianos de Chuarrancho recibió el título de propiedad, así como el fallo de la Corte de Constitucionalidad  (CC) que les restituye el derecho a la propiedad comunal.

El Consejo de Ancianos de Chuarrancho recibe públicamente el título de propiedad. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El Consejo de Ancianos de Chuarrancho recibe públicamente el título de propiedad. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

CIUDAD DE GUATEMALA- Unas 300 personas se aglutinaron en el parque central de Chuarrancho para celebrar la victoria en una batalla legal.

El 24 de junio último,  la CC emitió una sentencia en que restituye la propiedad de tierras a la Comunidad Indígena Vecinos de la Aldea Chuarrancho, la cual les había sido despojada en forma  irregular el 25 de junio del 2001 por el Registro General de la Propiedad a solicitud del entonces alcalde Santos Punay —ya fallecido—.

Por tal razón,  Bartolomé Chocoj, de la oenegé Coordinadora de Organizaciones Maya Kaqchikel de Desarrollo Equitativo y Sostenible (Comkades), entregó ayer al representante legal de la comunidad, Santos Estuardo Alvarado González, en una caja de madera, los documentos del título de propiedad  de la finca inscrita en el Registro General de la Propiedad con el número 339, folio 1 del libro 49, y  el fallo de la CC.

A su vez, Alvarado González entregó al coordinador del Consejo de Ancianos de Chuarrancho, Juan Ajcuc Xuyá, los documentos referidos.
“Ahora estamos felices porque el territorio regresó a nuestras manos. Ganamos la lucha de varios años y esto es un ejemplo para que las autoridades nos respeten”, afirmó Ajcuc Xuyá.

Mientras tanto, Chocoj refirió que fue hace siete años cuando descubrieron que la comunidad había sufrido un despojo por parte de las autoridades municipales, por lo que presentaron un amparo que conoció la Sala Tercera Civil, que el 17 de mayo del 2012 los amparó  provisionalmente. En octubre de ese año   confirmó que las 81 caballerías les pertenecen. Ese fallo fue apelado en el máximo tribunal, que ratificó esa decisión.

Alvarado González y el alcalde Roberto Tocay coincidieron en que se tiene que dialogar para alcanzar acuerdos sobre las concesiones que se hicieron en el 2001 a la Empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones y a Motagua Resources, Sociedad Anónima, anotaciones que fueron anuladas con la sentencia de la CC.

TERCER CASO

Juan Castro, del equipo de litigios estratégicos  de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), señaló que este sería el tercer caso en Latinoamérica en que el Estado reconoce la propiedad comunal de los pueblos indígenas.

“Es única en Guatemala e incluso se puede decir en Latinoamérica, porque fallos como este solo tienen Nicaragua y Paraguay, quienes han tenido que ir a cortes externas para lograr lo que aquí se logró”, dijo Castro.

La Oacnudh registra al menos nueve casos en los que las comunidades tienen procesos legales en que buscan que sean reconocidos sus territorios.