Con el 83% de municipios en alerta amarilla se flexibilizan restricciones, pero riesgos de contagio son altos, dice infectóloga

Con la última actualización del Semáforo de Covid-19, el 83% de los municipios está en alerta amarilla y sumado a las celebraciones de fin de año, los riesgos de contagio, incluso con nuevas variantes, son altos, señala experta.

Publicado el
Los casos de coronavirus van a la baja en Guatemala, donde el proceso de vacunación avanza con lentitud. (Foto Prensa Libre: AFP)
Los casos de coronavirus van a la baja en Guatemala, donde el proceso de vacunación avanza con lentitud. (Foto Prensa Libre: AFP)

El fin de semana recién pasado, el Semáforo Covid-19, que rige los aforos y las medidas de bioseguridad en el país, cambió el color de alerta de varios municipios para las próximas dos semanas, que coinciden con las fiestas de Navidad y Año Nuevo, lo que a criterio de la infectóloga Iris Cazali, representa un riesgo alto de contagio, incluso con la nueva variante Ómicrom que se encuentra en México.

El Semáforo Covid-19 del ministerio de Salud Pública y Asistencia Social reportó el sábado 11 de diciembre 20 municipios en alerta roja, 35 en naranja y 285 en amarilla, es decir, el 83% del territorio podrá tener más movilidad en los próximos días.

“El virus no ha desaparecido y muestra de eso es que EE. UU., Canadá y Europa están teniendo de nuevo hospitalizaciones elevadas, pese a que esos países tienen porcentajes de vacunación superiores a los de Guatemala”, señaló Cazali, quien agregó que el riesgo de la llegada de la variante Ómicom es alto, dado que ya están en México.

Agregó que la llegada al país de esa variante es inevitable, puesto que se expandirá a todo el mundo por lo contagioso que es, “pero el problema no es que llegue a Guatemala, sino el impacto que tendrá en nosotros”, por lo que su principal preocupación son las personas vulnerables que se vacunaron hace más de seis meses y que ya deben de tener una tercera dosis, ya que su inmunidad ha disminuido.

Cazali también ve con preocupación las celebraciones de fin de año, ya que estas conllevan encuentros sociales en los que se descuidan las medidas d prevención, como el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

Por lo anterior hace un llamado a la población a pensar dos veces antes de asistir a reuniones porque “hay que ir solo si es verdaderamente necesario”; además, hace un llamado a la población a que sea responsable y se comprometa a luchar contra la pandemia.

También dijo que se explica porque el impacto de la pandemia ha bajado en Guatemala, pero asegura que cuando eso ha ocurrido en ocasiones anteriores se ha dado incremento de hospitalización y muertes. Recuerda que cuando en EE. UU., Canadá y Europa hay repuntes de la enfermedad, al mes y medio o dos meses Guatemala empieza a padecer de lo mismo.

Dijo que, si es muy necesario asistir a los eventos por el fin de año, se debe tomar en cuenta la vacunación, uso de mascarilla, distanciamiento social y asegurarse que el lugar sea ventilado.

Restricciones

En el transporte urbano, turístico y extraurbano la alerta roja -máxima- y naranja -alta- solo se permite circular con el 50% del aforo, mientras que en amarilla -moderada- se permite el 75% de ocupación.

En mercados cantonales y municipales en alerta roja, naranja y amarilla se recomienda tener una distancia de 1.5 metros entre vendedor y comprador; además, se recomienda a las personas mayores de 60 años no asistir por el alto riesgo a contagios o tener horarios especiales.

En centros comerciales en alerta roja los estacionamientos estarán al 40%, el aforo será de 10 metros cuadrados por persona, mientras que áreas comunes como juegos estarán cerrados y no se permite más de 10 personas. En naranja el aforo en parqueos es del 50% mientras que el aforo será de 6 metros cuadrados por personas, las áreas comunes de recreación estarán cerradas, y en amarillo el aforo en estacionamientos es del 75%, en los locales será de 4 metros cuadrados por perrona y aglomeraciones de más de 15 personas no están permitidas, acá se permite abrir áreas de recreación.

En restaurantes, en rojo se prioriza entrega a domicilio y para llevar, el aforo en locales será de 10 metros cuadrados por persona en áreas internas, ventilación natural sin aire acondicionado y solo se permiten grupos máximos de 10 personas. En Naranja se recomienda una distancia de 6 metros cuadrados por persona, mientras que en amarillo se recomienda aforo de 4 metros por personas.

En bares y centros de diversión nocturna la distancia es igual que en restaurantes, pero en alerta roja y naranja está permitido un máximo de 5 personas por mesa, mientras que en amarillo 10 personas por mesa.

Mientras que en eventos, ferias y conciertos está permitido un máximo de 100 personas en alerta roja, en naranja un máximo de 250 y en amarillo un máximo de 500, pero se señala que en esos colores son eventos que pueden ocurrir desde el vehículo.

Y aunque ahora se tiene más movilidad en 285 municipios, especialistas de salud han advertido a la población para que se mantengan las medidas de precaución, puesto que la pandemia aún no está bajo control; además, que se están realizando pocas pruebas en todo el país, algo que no da un resultado fiable en el tablero de alertas.